Síguenos

audi-type-r-imperator.jpg

Audi Type R 19/100 CV “Imperator”

La historia que os cuento hoy es breve porque no hay mucha información de esta joya, el Audi Type R 19/100 CV “Imperator”. Un extraordinario y precioso modelo de la firma alemana de finales de la década de los 20.

Las circunstancias históricas que rodearon su lanzamiento hicieron que pasara a la posteridad sin hacer ruido. Nació con un concepto equivocado en un momento inadecuado. No obstante esta rara avis de Audi merece el recuerdo y la admiración de los buenos aficionados al automóvil.

El Audi Type R 19/100 CV “Imperator”, del que sólo queda un ejemplar —que se sepa— ha sido reconstruido con las pocas partes que sobrevivieron y los planos originales. Fue un Phaeton (vehículo de turismo descubierto), que no obtuvo éxito comercial y que sucumbió con la crisis financiera de 1929.

Características del Audi Type R 19 “Imperator”

El Audi Type R 19/100 CV “Imperator”, también denominado Type 819 en alusión al número de cilindros de su motor y los caballos fiscales, fue el primer modelo en incorporar un propulsor de 8 cilindros de la marca Audi.

audi-imperator-1927.jpg

Los 4.872 cc de sus 8 cilindros en línea le permitieron alcanzar la cifra mágica para su época de 100 CV a 3.300 rpm. Con esa potencia era capaz de lanzar sus dos toneladas de peso a la velocidad máxima de 120 km/h.

Respecto de las medidas del Audi Type R 19 “Imperator”, tenía una longitud de 5.200 mm, con un ancho de 1.800 mm y una altura de 2.000 mm. La distancia entre ejes era de 3.620 mm. De este modelo se fabricaron 145 unidades en total entre 1927 y 1929.

El Audi Type R 19 “Imperator” era más grande que su predecesor, el Type M, por lo que daba una impresión de mayor confort, mientras que sus costes de fabricación se habían reducido a la mitad gracias a un estudio concienzudo del procedimiento de fabricación y los materiales empleados.

audi-imperator-1927-bw.jpg

Una característica reseñable de este modelo era la elasticidad de su motor. El Type R 19 era de tracción trasera y montaba una caja de cambios de tres velocidades, la primera en la historia que empleó la marca Audi. El par máximo se alcanzaba a las 1.100 rpm.

El Audi Type R 19 “Imperator” era capaz de acelerar desde los 8 km/h hasta alcanzar su velocidad máxima sin la menor sacudida. Detalle impresionante, como lo era su consumo —impensable para nuestros días— de 25 litros a los 100 km.

Un momento para nacer y un momento para morir (Eclesiastés 3.2)

El diseño del “Imperator” fue responsabilidad de Heinrich Schuh, sucesor de Erich Horn como jefe de diseño de la fábrica de Zwickau. El modelo fue concebido para obtener una gran rentabilidad, aunque los motivos de su escasa difusión fueron externos al proyecto.

audi-type-r-imperator-expo.jpg

El “fracaso” del Imperator no fue sólo consecuencia de la situación financiera mundial. Antes de que ésta se produjera ya había problemas económicos y tensiones internas en la, por entonces, Audi Werke.

La crisis se resolvió entonces con la toma de poder de la compañía por parte del fundador de DKW, Jörgen Skate Rasmussen. El “cambio de mano” también supuso el cambio en los objetivos y política de la empresa.

Respecto del precio del “Imperator”, la cifra de venta facilitada por Audi es de 16.000 marcos alemanes, que para tener una referencia, era el coste de una vivienda de tipo medio en aquellos años. Precio que, trasladado a nuestros días, supondría una hipoteca a 30 años para adquirir el coche… Paris vaut bien une messe.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios