Sigue a Motorpasión

Audi SQ5

Con ocasión de Las 24 Horas de Le Mans, que se celebran este fin de semana, Audi presenta y expone en el mítico circuito de La Sarthe el Audi SQ5, primer modelo S de la marca alemana que incorpora un motor turbodiésel y primer modelo S de la gama SUV del fabricante.

Siguiendo la estela de BMW, que presentaba a principios de año el M550d xDrive, primer modelo M con motor diésel, Audi se lanza también a la aventura incluyendo, por primera vez, un motor turbodiésel en uno de sus modelos de la línea deportiva S.

El nuevo Audi SQ5 esconde bajo el capó un 3.0 TDI V6 biturbo que desarrolla 313 CV y 650 Nm de par motor máximo entre las 1.450 y las 2.800 RPM. Se posiciona, por tanto, como la versión más prestacional de la gama Q5, por encima de los modelos de gasolina más potentes y también de la versión híbrida.

Audi SQ5

Gracias a este enérgico V6 turbodiésel en combinación con la tracción Quattro y un cambio automático tiptronic de ocho velocidades, el SQ5 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima. El consumo medio homologado es de 7,2 litros gracias al trabajo en la gestión térmica o al sistema de arranque y parada de motor que equipa el modelo. El sistema Audi Drive Select, que permite elegir el modo de conducción, es opcional.

Estética S

El nuevo tope de gama de la familia Q5 salta a la vista por su parrilla single frame dominada por el aluminio, paragolpes específicos, spoiler de techo, retrovisores plateados y las llantas de 20 pulgadas en diseño de cinco radios dobles con gomas 255/45 R20.

La apariencia del modelo también queda definida por una postura más rebajada con respecto al resto de hermanos de gama, ya que la suspensión deportiva reduce la altura de la carrocería en 30 milímetros. En cuanto a colores se refiere, Audi ofrece el azul “Estoril” de las imágenes y un negro denominado “Pantera”.

Audi SQ5

En el interior también se respira un ambiente típico de los modelos S, deportivo y elegante. Los asientos deportivos son de serie y lucen una tapicería de cuero nappa y alcántara con bordados SQ5. De forma opcional se ofrecen tapicerías de cuero en cuatro colores diferentes.

Al igual que en el exterior, donde predominan los detalles en aluminio, las inserciones del habitáculo son de aluminio pulido, aunque se puede optar por inserciones de carbono, negro brillante (Piano) o unas que combinan aluminio y madera. La pedalera y las levas del cambio también son de aluminio.

El panel de instrumentos luce relojes con fondo gris y agujas blancas, el cuentavueltas incorpora una chapita con efecto tridimensional donde se lee SQ5 y repartidos por el habitáculo hay distintivos S en los paneles de las puertas, el volante, el pomo del cambio o incluso en la pantalla de bienvenida del sistema multimedia.

Audi SQ5

Audi destaca también la capacidad de carga del SQ5, que puede ofrecer un volumen de maletero de 1.560 litros y además es capaz, gracias al motor turbodiésel, de remolcar hasta 2,4 toneladas de peso.

El Audi SQ5 llegará al mercado a principios del próximo año 2013 y su precio, al menos para Alemania, estará muy cerca de los 60.000 euros.

Ver galería completa » Audi SQ5 (29 fotos)

En Motorpasión | Audi A1 Amplified, la estética deportiva por niveles

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios