Compartir
Publicidad

Lo que anda preparando Polestar para Volvo tiene buena pinta, sobre todo si te gusta controlar el coche

Lo que anda preparando Polestar para Volvo tiene buena pinta, sobre todo si te gusta controlar el coche
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se presentará oficialmente durante la última semana de junio, y por lo que ha avanzado Polestar, las nuevas configuraciones para Volvo van a sacar el mayor partido a las nuevas motorizaciones Drive-E de la firma sueca. Las nuevas preparaciones comenzarán por los motores T6, T5, D5 y D4, y culminarán con un total de 140 variantes en los próximos meses.

Del asfalto del circuito, a la carretera, sigue siendo la filosofía que inspira estos nuevos trabajos de Polestar, que como vamos a ver se centran en que el coche responda de forma más ágil a las órdenes que le da el conductor. Marchas más ajustadas y un mayor control sobre la aceleración y la retención, que se plasman en cinco puntos básicos, según resume Polestar.

Los nuevos Volvo Polestar, en cinco claves

Volvo Polestar Drive-E

Respuesta del acelerador

Polestar ha mejorado la respuesta del acelerador, por ejemplo de cara a los adelantamientos o cuando acometemos una carretera revirada. El motor responde más rápido a las órdenes del conductor, con lo que se consigue un comportamiento más preciso.

Velocidad del cambio automático

Se ha aumentado la agilidad del cambio automático para obtener aceleraciones más veloces y con una reacción más directa a las órdenes del conductor, por ejemplo para reducir de forma ágil antes de realizar un adelantamiento.

Precisión y recalibrado del cambio automático

Las relaciones de cambio han sido recalculadas para dar un control más directo y preciso, así como unas aceleraciones más rápidas. Se ha utilizado como base el rango medio del motor para calibrar el cambio y obtener así un comportamiento más elástico. Además se implementa el bloqueo de cambio para evitar cambios de marcha involuntarios en mitad de un giro acusado, con un elevado grado de fuerzas transversales G, lo que podría llevar a un desequilibrio del vehículo por el cambio de pesos.

Volvo Polestar Drive-E

Respuesta en la desaceleración con cambio automático

La caja automática y el motor se han calibrado para dar una respuesta más ágil cuando el conductor suelta el acelerador por un instante, por ejemplo cuando se requiere una breve frenada antes de acometer una curva. Esto permite mantener el coche en su sitio durante el paso por curva y le da al conductor un control más predecible del vehículo.

Comportamiento del motor

Todas las preparaciones sobre motores Drive-E se han desarrollado para obtener más rendimiento en el rango medio del motor, que es donde se utiliza principalmente cuando el conductor realiza una conducción activa, por ejemplo en incorporaciones o adelantamientos. La idea es que el conductor tenga en el acelerador y la caja de cambios un control más efectivo sobre la dinámica del vehículo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos