Síguenos

Volvo V40, presentación y prueba en Asturias

El segmento de los compactos premium recibe un nuevo contendiente que llega preparado para hacer frente a la competencia alemana. Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes-Benz Clase A van a encontrar en el Volvo V40 un duro y novedoso competidor.

Por diseño es una apuesta diferente al resto que está recibiendo una muy buena acogida por parte del público y por habitabilidad, calidades y acabados interiores, así como por su tecnología, es un digno rival para sus adversarios germanos. ¿Está lo escandinavo a la altura de los alemanes?

Ayer ya vimos a fondo qué ofrece este nuevo modelo de la marca sueca tanto por fuera como por dentro y hoy nos queda por delante hablar de la gama de motores, de los sistemas de seguridad que ofrece el vehículo (tanto de serie como de forma opcional), de precios y también de sus cualidades dinámicas.

Volvo V40, presentación y prueba en Asturias

La oferta de motorizaciones para el Volvo V40 es muy amplia, aunque a nuestor mercado llegarán unicamente tres motores turbodiésel y dos de gasolina, todos ellos con Start/Stop y sistema de recuperación de energía en la frenada, sin importar qué caja de cambios equipen.

Algunos rumores apuntan a que la división británica de Volvo ya está trabajando en una variante Polestar que podría presentarse en el Salón del Automóvil de París. En principio debería tener al menos un 10% más de potencia que el V40 T5, que monta un 2.5 litros de cinco cilindros y 254 CV, y es probable también que monte un sistema de tracción total.

Motorizaciones

El motor de acceso a la gama es un turbodiésel de 1.6 litros y 115 CV denominado D2 y de origen PSA-Ford. Se trata de un motor muy probado (lo han equipado muchos modelos de diferentes marcas) y que destaca por su nivel de consumo y emisiones. Homologa un consumo medio de 3,6 litros a los cien kilómetros y emite sólo 94 gramos de dióxido de carbono por kilómetro.

Volvo V40, presentación y prueba en Asturias

Con respecto a los motores diésel superiores (D3 y D4), que son Volvo, este D2 resulta algo ruidoso. Equipa una caja de cambios manual de seis velocidades de tacto blando pero agradable de utilizar. Por consumos es la opción más recomendable, aunque si queremos poder llevar una conducción ágil es probable que necesitemos dar el paso al siguiente escalón, ya que éste nos hace recurrir más de la cuenta al cambio de marchas. El D2 se defiende en casi cualquier situación pero no hace del Volvo V40 un coche especialmente rápido a pesar de sus 270 Nm de par máximo.

Por debajo de las 1.500 vueltas apenas tiene fuerza, aunque es cierto que a partir de este punto empuja sin interrupción hasta casi el final del cuentavueltas. Durante nuestra ruta de pruebas conseguimos un consumo de unos 5,5 litros a los cien kilómetros, combinando autovía y carreteras secundarias reviradas, a ritmo normal. Estoy seguro de que cuando lo probemos a fondo podremos obtener mejores cifras de consumo.

El siguiente paso es el denominado D3, un cinco cilindros en línea turboalimentado de 2 litros que desarrolla 150 CV. Nosotros no pudimos probar esta versión pero según homologación consume, de media, 4,3 litros a los cien kilómetros (o 5,2 litros en caso de equipar la caja automática de seis relaciones) y emite 134 gramos por kilómetro de CO₂.

Volvo V40, presentación y prueba en Asturias

El más potente de los diésel se denomina D4 y es el mismo bloque que el anterior (cinco cilindros turbo de 2 litros) pero con una potencia superior de 177 CV. A falta de probar el D3 y las versiones gasolina (todavía no estaban disponibles), ésta es la opción que más me ha gustado. Es suficientemente enérgico y mueve con soltura al V40, incluso en vías rápidas, donde no tiene problema en ganar velocidad con ímpetu.

Se trata de un motor que se siente más refinado que el D2, mucho más suave y menos ruidoso. Haciendo un recorrido muy similar al que hicimos con el motor pequeño, el consumo medio que arrojó el ordenador de a bordo fue de unos 6,5 litros (homologa 4,3 litros), lo que supone un litro de diferencia a pesar de los 62 CV de diferencia y de un peso mayor, en parte también por el equipamiento de la unidad de pruebas.

Si pasamos a la gama de gasolina encontramos dos opciones, aunque de momento sólo está disponible la de acceso. El denominado T4 es un 1.6 litros turbo GTDi de cuatro cilindros y 180 CV que consume con cambio manual 5,5 litros a los cien. A finales de año se ofrecerá también con una caja automática.

Volvo V40, presentación y prueba en Asturias

A final de año llegará también la versión más potente de la gama, el denominado motor T5 de gasolina, un 2,5 litros turboalimentado de cinco cilindros que desarrollará 254 CV y estará sólo disponible con una transmisión automática. Volvo podría ofrecer más adelanta una versión T5 AWD, de tracción total.

Sistemas de seguridad

Sin duda una de las principales señas de identidad de Volvo durante años ha sido el hecho de fabricar coches muy seguros. Desde que era pequeñín siempre he relacionado la palabra Volvo con seguridad, y apuesto a que no soy el único.

En estos tiempos en los que la tecnología se impone, Volvo sigue desarrollando infinidad de sistemas que velan por la seguridad del conductor y de los ocupantes del vehículo. Vamos a ver cuales son los más interesantes:

Volvo V40, presentación y prueba en Asturias

  • Airbag de peatones: Forma parte del equipamiento de serie y se trata de un airbag que se despliega por debajo del capó y cubriendo parte de la luna delantera del vehículo en caso de atropello. Funciona entre 20 y 50 km/h y es capaz de detectar impactos con un viandante mediante siete sensores repartidos por el paragolpes delantero.
  • City Safety: También de serie, es el sistema anticolisión que ahora funciona hasta 50 km/h (antes hasta 30km/h). Si el sensor láser detecta que el coche que nos precede frena, se para o circula más despacio que nosotros, nos avisa, y en caso de que no reaccionemos, es capaz de detener el vehículo por completo si el diferencial de velocidad entre el otro vehículo y el nuestro es inferior a 35 km/h.
  • Sistema de detección de peatones: Es parecido al anterior, pero con peatones. El sistema es capaz de frenar el coche si detecta un posible atropello y circulamos por debajo de 35 km/h.

Volvo V40, presentación y prueba en Asturias

  • Advertencia de cambio de carril: El sistema controla las líneas que delimitan el carril por el que circulamos y nos avisa de forma gráfica (en el panel de instrumentos) y mediante vibración en el volante si nos salimos de él sin darnos cuenta. En caso de que no corrijamos la trayectoria el coche es capaz de mantenerse en el carril mediante ajustes en la dirección, aunque por un tiempo limitado.
  • Alerta de tráfico cruzado: Sirve para avisarnos de la presencia de un vehículo cuando realizamos maniobras marcha atrás con visibilidad reducida. Por ejemplo, si estamos aparcados en batería y salimos de la plaza marcha atrás, el sistema nos avisa si un coche se va a cruzar en nuestro camino.

El resto de la oferta de seguridad incluye un asistente de aparcamiento que busca sitio y controla la dirección durante la maniobra de aparcamiento, asistente de ángulo muerto (BLIS), reconocimiento de señales, luces largas activas, control de crucero adaptativo o control de alerta del conductor.

Volvo V40, presentación y prueba en Asturias

Conduciendo el V40

Llegamos por fin a la parte más interesante, la de la dinámica. Los primeros kilómetros con el Volvo V40 han sido por autopista y rápidamente nos llama la atención el buen aislamiento del coche. Es muy silencioso en tramos con buen asfalto y aguanta el tipo incluso en alguna zona de asfalto muy rugoso en la que la rodadura es mucho más sonora.

No necesitamos mucho tiempo para darnos cuenta de que el V40 está bien plantado en la carretera. Se muestra muy estable incluso a velocidades altas y es de esos coches que transmite seguridad al volante. Para viajes y largos recorridos es un coche suficientemente cómodo y agradable de conducir. Tiene una dirección precisa, aunque quizá algo blanda. No obstante, podemos bucear en los menús del vehículo y variar su dureza.

Gracias a los tres modos de representación del cuadro de instrumentos podemos elegir el que más nos guste o el más útil en cada momento. Resulta especialmente interesante también que el sistema de reconocimiento de señales no sólo te indique la velocidad máxima de la vía, sino que además te marque en el velocímetro dicha velocidad con un punto rojo. Muy útil si estás despistado y más todavía en una autovía como la A8 (por donde condujimos) que está repleta de radares.

Volvo V40, presentación y prueba en Asturias

Si pasamos al ataque nos encontramos con un V40 cuya carrocería balancea poco y que se muestra ágil, aunque bien es cierto que le gustan más las curvas abiertas que las cerradas. Tiene cierta tendencia a descolocar ligeramente la zaga en frenadas fuertes y si afrontamos curvas lentas a una velocidad elevada. El cambio es suficientemente rápido como para llevar una conducción deportiva y el sistema de frenos hace bien su trabajo aunque lo cierto es que frenando con fuerza llegamos incluso a bloquear las ruedas.

En definitiva, es un coche cómodo, que permite una conducción ágil si la buscamos y que muestra un gran aplomo en carretera. Transmite confianza, pero sobre todo su mejor baza frente a los rivales germanos es el arsenal tecnológico al servicio de la seguridad que ofrece.

Precios de la gama

Los precios de las diferentes versiones con el IVA al 18%, cuyas primeras unidades llegan a los concesionarios a finales de mes, son los siguientes:

  • V40 D2 Básico Manual: 22.950 euros
  • V40 D2 Kinetic Manual: 24.400 euros
  • V40 D2 Momentum Manual: 26.099 euros
  • V40 D2 Summum Manual: 28.317 euros
  • V40 D3 Kinetic Manual: 25.950 euros
  • V40 D3 Momentum Manual: 27.649 euros
  • V40 D3 Summum Manual: 29.867 euros
  • V40 D3 Kinetic Auto: 27.975 euros
  • V40 D3 Momentum Auto: 29.742 euros
  • V40 D3 Summum Auto: 32.050 euros
  • V40 D4 Kinetic: 27.950 euros
  • V40 D4 Momentum: 29.649 euros
  • V40 D4 Summum: 31.867 euros
  • V40 D4 Kinetic Auto: 29.975 euros
  • V40 D4 Momentum Auto: 31.742 euros
  • V40 D4 Summum Auto: 34.050 euros
  • V40 T4 Kinetic: 27.850 euros
  • V40 T4 Momentum: 29.617 euros
  • V40 T4 Summum: 31.925 euros

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Volvo V40, presentación y prueba en Asturias (parte 1)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios