Síguenos

Hoy ha salido a la luz un anuncio del videojuego de coches Need For Speed que nunca se emitirá en televisión. En él se ve al conocido jugador de fútbol David Villa a los mandos de un Porsche 911 Carrera S Cabrio con caja de cambios PDK. No es el nuevo 991, sino un precioso 997 de color negro.

Recorre las calles de una ciudad que simula ser Los Ángeles, aunque en realidad me pega más que es un pueblo costero español. Todo transcurre en calma hasta que Villa pega un violento frenazo. Lo hace porque ha visto aparcado un coche de policía. En el asiento del copiloto llevaba un balón de fútbol, así que se baja del coche y comienza a golpear el balón contra el coche patrulla.

Golpe de balón va, golpe de balón viene va destrozando el Chrysler Stratus. Termina su faena, recoge el balón y vuelve con él al Carrera Cabrio. Es entonces cuando los policías salen de la cafetería dónde estaban comiendo los donuts de rigor y gritan al ver el estado de su coche patrulla un “oh my god”. Villa les mira con mirada desafiante desde el espejo retrovisor interior del coche y pone en marcha el motor bóxer.

Todo ello forma parte de una campaña publicitaria que pretendía convertir a David Villa en la imagen del videojuego Need For Speed. Por motivos que se desconocen esta campaña ha sido anulada y nunca será emitida en televisión.

Parece ser que la violencia a la que incita el anuncio ha sido el motivo de que los representantes del jugador, y no el Fútbol Club Barcelona, hayan vetado su emisión. Pero yo me pregunto ¿habrá conseguido escapar David Villa de la persecución de película que le tocó después?

En Motorpasión | Need For Speed Madrid Edition

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios