Compartir
Publicidad

El PAL-V ONE se maneja como un coche, inclina como una moto y vuela como un girocóptero

El PAL-V ONE se maneja como un coche, inclina como una moto y vuela como un girocóptero
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace más de una década (que se dice pronto) en Motorpasión ya os hablamos de la idea de Pal-V, aunque en realidad es un proyecto nacido en 1999. Lo que por entonces no era más que un boceto con una idea muy loca para un vehículo volador hoy está muy cerca de convertirse en una realidad. Un vehículo que a ratos es un coche y otros una aeronave con la que no tendrás que soportar un solo atasco más.

Bajo el nombre de PAL-V ONE, una compañía holandesa bien gestionada y repleta de personas con talento está consiguiendo sobrevivir pese a que aún no han vendido una sola unidad y llevan desde 2012 haciendo pruebas con su vehículo experimental. Y sí, ya han hecho unos cuantos vuelos tal reales y como podemos ver en el siguiente vídeo.

Ríete de los atascos desde las alturas

Como coche, se compone de una estructura multitubular con tres ruedas capaz de inclinarse en las curvas de la misma manera que lo haría una motocicleta. Como aeronave guarda en el techo un sistema de hélices plegables (una en el techo para la sustentación y otra en la zaga del habitáculo para el impulso) que al desplegarse le convierten en un girocóptero.

Puede acoger a dos personas en su interior con una capacidad de carga de 250 kg (pesa 665 kg en vacío) y según prometen en la web de PAL-V sus prestaciones son bastante razonables para tratarse de un vehículo de estas características. Su motor de 200 CV le permite rodar en carretera durante 1.200 km con un consumo de 8,33 litros a los 100 km y una velocidad punta de 170 km/h.

Pal V Liberty 2

Una vez en el aire, la velocidad máxima sube hasta 180 km/h pudiendo mantenerse en vuelo hasta un mínimo de 50 km/h y con una autonomía que baja hasta los 350 o 400 km.

Gracias a sus dos hélices el PAL-V ONE es capaz de ponerse en el aire a velocidades relativamente lentas, poco por encima de 80 km/h. Con esta capacidad de despegue y aterrizaje es capaz de lanzarse al vuelo en pequeños aeródromos o, incluso, un tramo de carretera, ya que sólo necesita 165 metros para despegar y 30 para aterrizar.

Markus Hess, jefe de márketing y ventas de PAL-V, ha asegurado que han empezado a hablar con potenciales clientes hace poco, pero que hay un elevado interés por el One. Las primeras entregas se realizarán a partir de comienzos de 2018 a los clientes europeos. También habrá un PAL-V Limited Edition que seguro hará las delicias de los más adinerados magnates del petróleo, por ejemplo.

Cuando salga a la venta lo hará bajo doble homologación para poder rodar por carretera de manera legal como para salir volando, nunca mejor dicho. Su puesta a disposición de los clientes es inminente, pero con sólo 90 unidades estimadas de producción, un precio aproximado de 500.000 euros y muchos clientes interesados lo vas a tener complicado para hacerte con una de ellas.

Pal V Liberty 1

Por su parte Robert Dingenmanse, CEO de PAL-V, ha justificado todo estos años de trabajo en silencio debido a que no querían hacer público un proyecto que no fuese completamente funcional y seguro. Y que más allá de una pequeña producción inicial, confían en que las ventas de los primeros ONE les facilite terminar produciendo estos innovadores vehículos en masa y adaptados a todas las normativas vigentes en los diferentes países donde se comercialicen.

Quizá no sea el primer coche volador, pero tiene pinta de que este planteamiento va a acabar mejor que el del AeroMobil.

Más información | PAL-V
En Motorpasión Moto | Lilium Jet, la solución a medio camino entre avión y dron para evitar los atascos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos