Sigue a

Bentley Flying Spur 2013

Ayer os mostramos las imágenes antes de su desvelo oficial acontecido hoy. El Bentley Flying Spur se deshace del apellido “Continental”. Es el sedán más rápido y prestacional nunca comercializado por Bentley, pero no por ello menos confortable. Lujo al más alto nivel con 625 caballos de potencia, como los Continental GT Speed.

Este sedán se ofrecerá en versiones de cuatro o cinco plazas, se verá por primera vez en el Salón de Ginebra. Reemplaza al Continental Flying Spur de 2005, que fue renovado en 2008. Ha mejorado la relación peso/potencia un 14%, porque es 50 kg más ligero y tiene mucha más fuerza bruta. ¿He dicho bruta? Perdonad mi tropelía.

Para hacer frente a las fuerzas aerodinámicas a alta velocidad, la suspensión continuamente controlada del Flying Spur no le permite salir volando, se rebaja a 195 km/h y a 240 km/h. Es capaz de alcanzar los 322 km/h, normal considerando que es un 6.0 W12 con doble turbocompresor.

Bentley Flying Spur 2013

Datos técnicos del Bentley Flying Spur

La caja de velocidades ZF de ocho velocidades puede cambiar de marcha en 200 milisegundos, y los 800 Nm de fuerza se reparten a las cuatro ruedas mediante un sistema de tracción total inteligente. Normalmente pasa el 60% del par atrás, pero puede llegar al 85%.

Se planta en 100 km/h en 4,6 segundos, y a 160 km/h en 9,5 segundos. Todo esto tiene un precio, un consumo salvaje de gasolina, 14,7 l/100 km homologados, que suben a 22,4 l/100 km en ciudad. El motor es Euro 5, no cumpliría la normativa de emisiones el año que viene, Euro 6. Gasta menos que le modelo anterior, ojo.

El consumo se debe entre otras cosas a su peso, casi tres toneladas en orden de marcha. Estos coches pesan mucho por la cantidad de aislamientos que tienen en múltiples sentidos, para lograr el máximo confort. Además, no se escatima nada en calidad de materiales. Solo en madera se usan 10 metros cuadrados por coche.

Bentley Flying Spur 2013

Lujo y ostentación a máxima velocidad

Según Bentley el coche es “combinación perfecta de potencia, confort, refinamiento y calidad artesanal”. Para que sea más cómodo, la suspensión es menos rígida que antes, pero se endurece cuando ha de hacerlo para no perder estabilidad. La suspensión es configurable al gusto del conductor (o el que le paga). 600 piezas son nuevas en el interior.

Los pasajeros del Bentley Spur viajarán en una burbuja de tranquilidad, que pueden perturbar en cualquier momento con el sistema de sonido “básico” de 800 vatios 7.1 Surruound, o el Naim® for Bentley de 1.100 vatios. En las plazas traseras hay sendas pantallas con conexiones HDMI y auriculares inalámbricos.

Doces colores están disponibles para los asientos de piel, de calidad máxima, con espumas más cómodas. Si tiene configuración de cuatro plazas, puede tener una nevera de nueve litros para guardar las botellas de Moët-Chandon. Así se puede llegar al picnic a la temperatura ideal, alejados del populacho.

Bentley Flying Spur 2013

Hablando de temperatura, es más eficiente en calefacción y refrigeración que el modelo previo. Sigamos hablando de confort, las llantas básicas son de 19 pulgadas siguiendo criterios de confort y estabilidad, aunque también puede calzar 20 y 21 pulgadas. Para disfrutar del cielo también puede tener un techo solar panorámico.

Aunque el motor tiene muchísima potencia, los silenciadores del escape se han agrandado para que no haga ruido atrás. Con todo el aislamiento que tiene, el mundo exterior permanecerá en silencio a menos que se bajen las ventanillas. Pero si queremos conectarnos con el mundo, la conexión WiFi nos ayudará.

El abanico de pinturas, colores de interior y tapizados es muy extenso, lo menos que se puede esperar en el mundo del superlujo. Su precio no está definido aún, pero como dice mi ex-compañero Daniel Seijo, si preguntas por él, es que no te lo puedes permitir. O sí, pidiendo una hipoteca a 30 añitos por lo menos.

Ver galería completa » Bentley Continental Flying Spur 2013 (filtración) (12 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios