Sigue a Motorpasión

Honda Insight

La DGT, en colaboración con la Guardia Civil y las policías locales de 150 ayuntamientos españoles, realizó una campaña de control de conductores para comprobar si respetaban los semáforos en rojo. La benemérita ha pillado a 713 infractores de 89.727 vehículos controlados saltándose un semáforo en rojo.

Por su parte, los municipales han repartido más estopa, de 300.171 vehículos controlados, 2.720 denuncias han caído a sus conductores. Hablamos de multas más de puntos (-4) que recaudatorias, pues son 200 euros de multa. No llegan al 1% de los vehículos controlados, pero esta infracción provoca el 4% de los muertos en vías urbanas.

En algunos semáforos hay controles automáticos, en los que si un conductor se salta el semáforo, se le hace una foto más adelante y se le denuncia en el acto. Estos controles van señalizados. Saltarse semáforos no es una práctica desconocida, distingamos los siguientes modus operandi:

  • Si no miras, no pasa: el ámbar ha durado menos de lo esperado y se ha encendido el rojo justo antes de cruzar la línea de detención. Suele ser inofensivo.
  • El "prudente": llega al rojo despacito, comprueba que no hay nadie, y pasa, como si fuese un Ceda el paso. Es más frecuente verlo de noche y con poco tráfico
  • El temerario: el rojo lleva como dos o tres segundos encendido, y algunos conductores pasan igualmente. El riesgo es moderado pero no altísimo
  • El retrasado mental: como si el semáforo no existiese, pasa, y que el Sol se ponga por Antequera
  • El invidente: “¿Había un semáforo? ¿Dónde? No lo he visto”
  • El daltónico: a pesar de que el rojo siempre va arriba, hay quien no distingue el rojo. Los daltónicos pueden conducir legalmente, pero con limitaciones
  • El poleman: A falta de un segundo o dos para que el verde se abra, algunos conductores inician la marcha. Es frecuente verlo por Valencia (sin ganas de faltar)

Quizá la multa por saltarse un semáforo debería ser más coercitiva, como de 400 euros. En ocasiones puede ser una travesura, pero en otras, puede ser producto de un gran susto. Por ese motivo, siempre que nos ilumine la luz verde, no está de más comprobar si otros conductores han respetado su luz roja.

En Circula seguro | ¿Por qué no vas a respetar un semáforo?
En Motorpasión | Madrid tendrá once nuevos semáforos con control de paso de coches en fase roja (2011)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

42 comentarios