Sigue a Motorpasión

SEAT 124 Sport 1600

Corría el año 1970 cuando SEAT se atrevió a dar un gran paso hacia delante en su gama de modelos. Bajo licencia de Fiat, el fabricante español presentó en el Salón de Barcelona el SEAT 124 Sport 1600, uno de los pocos modelos de aspiraciones deportivas del mercado, ya que hasta entonces los coches populares habían sido la tónica de la industria patria.

Aunque venía a la cola del SEAT 850 Sport Coupé (y también del Spider), el 124 Sport era el primer coupé de SEAT en el segmento de los vehículos compactos y, a su vez, el primero de carácter especialmente deportivo, con un diseño atractivo, un interior bastante lujoso para lo que acostumbrábamos y un motor muy potente por entonces.

Junto a su motor, quizá sus líneas sean su mejor baza. Ya por entonces se hablaba de líneas clásicas y elegantes, y creo que podemos seguir utilizando los mismos términos para definirlo hoy en día. El frontal con doble faro a cada lado resulta especialmente atractivo, al igual que la zaga con sus pilotos rectangulares en posición horizontal.

SEAT 124 Sport 1600 SEAT 124 Sport Coupé 1600 de 1972

El SEAT 124 Sport 1600 (después llegaría el 1800) contaba con un motor sobresaliente para aquellos años: 1.608 centímetros cúbicos, doble árbol de levas en cabeza, alimentación por dos carburadores de doble cuerpo y una potencia máxima de 110 CV, una cifra muy alejada de las que se manejaban habitualmente en nuestro mercado.

Era un motor que subía muy rápido de vueltas y sorprendía al conductor español medio, que no estaba acostumbrado a tal vitalidad. Además, fue el primer modelo en equipar en España una caja de cambios de cinco velocidades que, según los expertos, era de fácil manejo, tenía un gran tacto y sus marchas estaban correctamente escalonadas.

La suspensión, y especialmente su eje trasero rígido, no recibieron tan buenas críticas. Al 124 Sport 1600 se le reprochaba su carácter subvirador, en parte por tener más peso en el eje delantero, y la incapacidad de su eje trasero de transmitir la potencia al asfalto y al mismo tiempo absorber los impactos de las irregularidades del asfalto.

SEAT 124 Sport 1600 SEAT 124 Sport Coupé 1600 de 1972

Un tiempo después, SEAT presentó el 124 Sport 1800, con un motor más grande y mucho más lineal, con el que era más fácil dosificar la potencia. A diferencia del 1600, de carácter más deportivo, el 1800 era un motor más burgués, apto para todos los públicos, y especialmente para esa parte de la población que podía permitirse el vehículo (cerca de 300.000 pesetas por entonces) y que no era precisamente joven.

Comenzaba así, entonces, la historia de los compactos de dos y tres puertas de SEAT. Compactos que se desprendían de las dos puertas traseras para todo aquel cliente que no las necesitara y quisiera un coche de carácter más deportivo y tremendamente más atractivo a nivel estético.

Compactos que no tuvieron tres puertas

Aunque el 124 Sport 1600/1800 abrió la puerta para los compactos en formato coupé, lo cierto es que SEAT no mantuvo esa tendencia. De hecho, varias generaciones de vehículos del segmento C vieron durante años la inexistencia de variantes de tres puertas.

SEAT Ronda 100 Crono SEAT Ronda 100 Crono

El SEAT Ritmo, sucesor del 124 y producido por el fabricante español también bajo licencia Fiat entre 1979 y 1982, vendió cerca de 120.00 unidades pero todas ellas en carrocería de cinco puertas e incluso en variante furgoneta. Aunque Fiat sí lo ofreció en carrocería Coupé, SEAT nunca lo produjo.

Si seguimos la evolución de los compactos de la compañía española, llegamos al SEAT Ronda, un derivado del SEAT Ritmo fabricado entre 1982 y 1986. Fue el primer SEAT que fue nombrado con el nombre de una ciudad española, lo que después se convertiría en tendencia durante años. De las casi 170.000 unidades vendidas en España, todas ellas correspondían a la carrocería cinco puertas. El tres puertas no llegó a existir nunca.

Muchos compactos fueron saliendo de las líneas de producción de SEAT, incluyendo el SEAT Toledo, hasta la llegada del SEAT León en 1999, pero ninguno de ellos contó entre sus filas con versiones que no fueran hatchback (cinco puertas) o familiar.

SEAT León SC

La vuelta al compacto tres puertas

Hasta 2013 hemos tenido que esperar para encontrar al sucesor espiritual del SEAT 124 Sport. Por fin el fabricante español tiene un vehículo compacto con carrocería de tres puertas, el SEAT León SC o Sport Coupé.

Como sabéis, estos días hemos hecho especial hincapié en analizar a fondo este tres puertas de SEAT, tanto repasando su historia dentro de la marca como la evolución hasta llegar al tres puertas, así como desgranando también a sus principales competidores en el mercado.

El SEAT León SC ofrecerá cinco motorizaciones TSI, de gasolina, y otras cuatro TDI, diésel, de entre 86 y 184 CV. Los dos acabados de la gama son el Reference y el Style, aunque también podremos optar por la variante más deportiva, FR.

SEAT León SC

No me enrollo más. Si queréis saber absolutamente todo sobre el nuevo SEAT León tres puertas, además de ver la galería completa de fotos y el vídeo, no tenéis más que consultar el siguiente enlace: SEAT León SC.

Ver galería completa » SEAT y los compactos de tres puertas (14 fotos)

En Motorpasión | SEAT León Sport Coupe, el León de tres puertas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios