Sigue a

SEAT al Sol

SEAT ha instalado en su fábrica de Martorell una imponente instalación de paneles solares fotovoltaicos para abastecer parte de su brutal consumo energético. En una primera fase, entran en funcionamiento 20.000 paneles solares, que ocupan una superficie de 135.000 metros cuadrados y generan 4 megawatios de electricidad.

Hay dos grandes bloques de paneles, uno en la fábrica y otro en la campa donde esperan los vehículos terminados. La función de las placas de la campa son dos, primero proteger los coches de las inclemencias del tiempo y la segunda generar electricidad. Ha costado 17 millones de euros (y lo rentabilizarán).

Aunque el comunicado de prensa no lo indica, el director de la fábrica dijo al Telediario de TVE 1 que todo esto cubre ¡el 5%! de sus necesidades de electricidad. Posteriores a esta primera fase, hay dos más que se completarán durante 2012 y 2013, respectivamente.

SEAT al Sol

El objetivo es tener seis plantas de fotovoltaica y generar un total de 10,6 MW en una superficie total de 320.000 m², más del doble de la potencia actual. Aún así, a duras penas cubrirán el 12% de su demanda, y obviamente solo en horario diurno. Es la mayor instalación de fotovoltaica en cubierta de España.

La instalación actual ahorra al año 2.800 toneladas de dióxido de carbono al año, equivalen a 1.000 hectáreas de bosque. Pero el objetivo es llegar a 6.200 toneladas de reducción, lo cual equivale al 15% de todo el carbono que absorbe el Parque Natural del Montseny en un año.

La idea no es nueva. Por ejemplo, la central de recambios de Toyota en Europa, situada en Bélgica, tiene 80.000 metros cuadrados de paneles solares y recoge energía para el 15-20% de sus necesidades energéticas. El coste fue de 7 millones de euros. Estas brutales inversiones se amortizan pero al cabo de años.

Toyota Prius pack eco-solar

Ahora alguno de vosotros se preguntará “¿por qué no utilizar paneles en los coches eléctricos o los híbridos?” En el mercado ya tenemos el ejemplo del SEAT Exeo o Toyota Prius, pero el panel solar que tienen solo consigue energía para la recirculación de aire con el coche aparcado, nada más.

A día de hoy, la propulsión a base de energía solar es una quimera, a menos que hablemos de coches en fase de prototipo, muy pequeños, ajenos a cualquier confort o carácter práctico. Con la tecnología actual, un coche aparcado con panel solar todo el día al Sol no consigue energía ni para recorrer 200 metros, y eso a un coste muy elevado.

Sería muy bonito soñar con coches que se propulsan gratis, sin ningún impuesto posible a ese concepto, una energía que sobra y que cualquiera puede utilizar de día. Pero volviendo al mundo real, las aplicaciones son más limitadas. La fotovoltaica empieza a interesar en instalaciones de ya cierto tamaño y coste.

En Motorpasión | Aplicaciones de la energía solar (archivo)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios