Sigue a Motorpasión

Toyota Sequoia

Dijimos que traeríamos las preparaciones más destacadas del SEMA Show, y esta destacar… destaca. Otra cosa es que nos guste más o menos, pero con la versión remasterizada del Totoya Sequoia es imposible pasar desapercibido. Todo viene por una inspiración del piloto de la NHRA Antron Brown, que se preguntó cómo podía compartir un rato de subidón de adrenalina con la familia a raíz del Toyota Racing Dream Build Challenge organizado por la firma nipona.

Bueno, con 650 caballitos nitrosos tirando del carro, algo de adrenalina sí que se le puede sacar, sobre todo si consideramos que de los 2.600 kg que pesa el original en vacío le han quitado como 726 kilitos que le sobraban. “No esenciales”, dicen que eran. En cualquier caso, quizá se hayan ahorrado la rueda de repuesto, porque con esos rodillos de 21,5 pulgadas… ¡de ancho! que calza detrás, cualquier clavo se asustaría. A 2,54 cm por pulgada, 54,61 centímetros de rodillo. ¿Lo habré leído bien?

Pero hablábamos de adrenalizar a la familia, así que este Toyota DragQuoia está preparado para llevar a los niños al cole. Tanto, que sus asientos llevan arneses para que no se escape ni uno. Además, para llegar justo a tiempo de que empiecen las clases sin perder ni un segundo por el camino, el modelo cuenta con jaula y con freno por paracaídas. Si lo queréis ver en vídeo, aquí lo tenéis:

En Motorpasión | La caballería Ford Mustang toma el SEMA Show

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios