Sigue a Motorpasión

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Con ocasión del Volkswagen Race Tour que la marca alemana celebra anualmente y que esta semana ameriza en el madrileño Circuito del Jarama, en Motorpasión hemos tenido la oportunidad de conocer a fondo las últimas novedades de la marca de Wolfsburgo y también de dar algunas vueltas en pista con modelos de lo más actuales.

Si el año pasado nuestro compañero Hatzive se enfrentaba al trazado madrileño con el por entonces nuevo Volkswagen Beetle y con el Volkswagen Golf GTI 35 Aniversario, esta vez las estrellas son el Volkswagen Golf VII (presentación en Cerdeña parte 1 y 2) y el Volkswagen GTI Cabrio.

No obstante, no todo es rodar en pista en el Volkswagen Race Tour, ya que tenemos además ocasión de conocer de primera mano cómo funcionan las diferentes novedades tecnológicas de, por ejemplo, el nuevo Volkswagen Golf o el pequeño Volkswagen Up!. ¿Te subes con nosotros?

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Race Tour 2012

La cita anual del Volkswagen Race Tour, en su novena edición ya, llega al Circuito del Jarama tras haber pasado la última semana en Cataluña, más concretamente en el ParcMotor de Castellolí. El evento, enfocado principalmente a clientes, estará en el circuito madrileño hasta el próximo día 30 de noviembre.

Gracias a tres tipos de actividades diferentes (en pista, en paddock y off-road) el Race Tour nos permite conocer en profundidad muchos de los modelos de la gama, así como las modernas e interesantes tecnologías que van incorporando las nuevas generaciones de vehículos.

El protagonista principal de este Race Tour es el nuevo Volkswagen Golf, en su séptima generación, aunque comporte protagonismo con otros modelos como el Volkswagen Golf GTI Cabrio o el Volkswagen Beetle. Más adelante veremos detalladamente qué otros modelos están disponibles para las diferentes pruebas.

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Día gris en el Jarama

Llegamos al circuito madrileño del Jarama y nos recibe un cielo gris y una lluvia mañanera que nos hace temer lo peor. ¿Estará muy mal la pista? Resulta que este fin de semana ha pasado por allí el Rally de Madrid y, bueno, no sólo han pasado, han dejado también mucha goma a su paso.

Antes de comenzar las diferentes pruebas que Volkswagen nos tiene preparadas llega el momento de que Miguel Ángel de Castro nos comente algunas instrucciones en nombre de DriveX, el equipo de competición que además de competir organiza cursos de conducción y eventos de este tipo y que, precisamente, organiza esta actividad y aporta su experiencia y también sus instructores.

Tras una breve explicación de la jornada nos dividimos en grupos y resulta que lo primero que nos toca es rodar en pista. Bajo la lluvia nos esperan varias unidades del Beetle Sport TSI de 200 CV y otras tantas del GTI Cabrio, así como un Polo Blue GT (que no pudimos probar) aunque para empezar decidimos montarnos en el primero, por aquello de ir tanteando el húmedo terreno.

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Salimos a pista, primero con el instructor al volante, y descubrimos que las condiciones del asfalto son bastante precarias. Hay cantidades ingentes de goma acumulada en la zona de la trazada y encima el suelo está mojado. Aunque vamos despacio se nota que el coche desliza. El instructor sonríe mientras el coche intenta buscar tracción y adherencia, y nos comenta que “No se puede hacer más. Está delicada la cosa“.

Tras una vuelta de reconocimiento nos toca ponernos al volante. Salimos a pista acelerando con tiento y frenando mucho el coche, no sin un holgado margen de metros. Nos lo tomamos con calma y empezamos a rodar sin ninguna prisa. Ya en la primera curva notamos que el coche desliza y si abrimos gas antes de la cuenta se abre tanto en la salida que podemos acabar fuera de la pista.

El Beetle lo está pasando mal para encontrar adherencia. Subvira primero y sobrevira después. Eso sí, los controles electrónicos hacen su trabajo y nos mantienen en pista tras intervenir en más ocasiones de las que esperábamos, pero no podemos hacer nada, sólo intentar hilar fino y buscar la trazada de agua, donde no hay tanta goma.

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Pisamos a fondo el acelerador en línea recta y el testigo del control de tracción parpadea como un loco mientras el eje delantero se pelea con el asfalto. Las condiciones de la pista no son nada buenas así que nos resignamos a “hacer lo que se pueda” y disfrutamos del momento, que tampoco hemos venido a darnos un susto.

Una vez terminada la tanda nos subimos al esperado Volkswagen Golf GTI Cabrio de 210 CV de potencia. Con sólo tomar un par de curvas salta a la vista que éste se defiende mucho mejor que el Beetle. Desliza menos, es más estable, parece correr más y frena mejor. En definitiva, transmite más confianza y nos permite aumentar un poco el ritmo.

Al igual que en el escarabajo del siglo XXI, si pisamos a fondo el acelerador, el GTI Cabrio se las ve y se las desea para transmitir toda su potencia al suelo, aunque es cierto que lo hace con mayor facilidad que aquél y parece llevar mejor el hecho de que el asfalto esté mojado y hasta arriba de goma. También es verdad que ya sabemos por donde ir, evitando las zonas con más goma, y además ha dejado de llover, aunque sigue mojado.

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Mientras acabamos nuestra tanda con el GTI Cabrio comento con mi compañero que resulta raro que con unas gomas más anchas tengamos mejor adherencia en estas condiciones. Tras bajarnos del coche compruebo que, al contrario de lo que pensaba, las ruedas del Beetle son un pelín más anchas que las del GTI Cabrio (235/45 R18 frente a 225/40 R18). ¡Qué cosas!

Novedades tecnológicas

Una vez concluidas las vueltas en pista nos toca subirnos a un Volkswagen Golf VII para conocer algunos de sus sistemas, como el Pre-crash, que prepara el habitáculo para un impacto si detecta una frenada de emergencia o una pérdida de control del vehículo (pretensa cinturones, sube ventanillas, cierra el techo, etc…).

En pista comprobamos también cómo funciona el ACC o Adaptative Cruise Control, es decir, el control de crucero adaptativo que permite mantener automáticamente la distancia con el coche que nos precede y que nuestro vehículo adecúe su velocidad a la de éste. ¿Cómo lo comprobamos? Circulando en “trenecito” por el circuito, imitando a un coche guía que va acelerando y frenando para que descubramos que, efectivamente, el coche acelera, frena y mantiene la velocidad en función de lo que haga el de delante.

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Por último, antes de pasar a los 4×4, nos toca vivir en nuestra piel una frenada de emergencia del sistema City Emergency Brake del Volkswagen Up!. Éste sistema frena el coche si detecta un obstáculo en nuestro camino para, o bien detener el vehículo, o bien reducir el posible impacto, siempre y cuando circulemos entre 5 y 30 km/h. Afortunadamente los obstáculos eran VW Up! hinchanbles aunque, todo hay que decirlo, el sistema funcionó y en los dos intentos que realizamos (circulando a unos 20 km/h) nos detuvimos a unos 10 centímetros del “coche”.

Gama 4×4

Para terminar de redondear la jornada nos quedaba la actividad 4×4 en la que íbamos a probar tanto el Volkswagen Tiguan Country 2.0 TDI 4Motion como el Touareg Premium 3.0 V6 TDI BMT Terrain Tech o el Passat All Track.

La dificultad de las pruebas off-road dependía del modelo utilizado, siendo el Passat All Track el menos campero y el Touareg el más apto para un uso todoterreno. Éste último cuenta no sólo con tracción total, sino también con reductora y bloqueo del diferencial central, además de unos ángulos de ataque, salida y ventral más generosos que los de los otros dos modelos.

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama

Del Touareg nos esperamos un buen comportamiento fuera de la carretera, pero sin duda es el Tiguan el que más sorprende, porque, aunque está más pensado para un uso en asfalto, es capaz de afrontar retos (pendientes empinadas, barro, roderas, charcos…) cuyos propietarios ni se imaginan que su coche podría superar.

El Passat All Track, el mejor de todos para carretera y el menos alejado del suelo, es ideal para excursiones campestres y uso en pistas, y sobre todo para terrenos resbaladizos en los que un turismo convencional las pasaría canutas (barro, nieve…) y en las que se defiende perfectamente, y ya ni te digo si equipamos neumáticos especiales para ello. ¿Nos lo llevamos a esquiar?

Ver galería completa » Volkswagen Race Tour 2012 en el Circuito del Jarama (31 fotos)

Vídeo | Youtube
Fotografía | Javier Álvarez

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios