Sigue a Motorpasión

Mercedes-Benz Clase B

La marca de la estrella ha confirmado que tendrá cinco modelos con su plataforma de tracción delantera (compactos). La nueva Clase B de Mercedes-Benz llega renovada por dentro y por fuera, con el mayor número de cambios en un solo modelo en toda la historia de la marca. Es el primero del quinteto que está por llegar.

Se ha abandonado la estructura de sandwich y han evolucionado hacia el Sports Tourer. Tienen muy poco que ver la primera generación y la segunda, ahora es un poco más deportivo, pero manteniendo una gran habitabilidad. En resumen, quieren llegar a más clientes que antes, aprendiendo de lo mejorable de la Clase B anterior.

Viene con un arsenal tecnológico bajo el brazo, y casi todo nuevo: motores, transmisión automática de doble embrague (para cualquier versión), medidas de seguridad activa y pasiva inéditas en el segmento, infoentretenimiento, sistema COMAND y un largo etcétera. Quien antes ni se lo plantearía, ahora al menos se comerá la cabeza.

Mercedes-Benz Clase B

Cambios por fuera

La generación actual mide 4.359 mm de largo (+89 mm) y 1.786 mm de ancho (+11 mm). Crece en esas cotas, pero tiene menor altura, 1.557 mm (-47 mm) y una batalla más corta, de 2.699 mm (-79 mm). Es más espacioso y con más maletero que antes (488 litros), y con una aerodinámica muy mejorada, un Cx de 0,26 en vez de 0,30.

La filosofía de diseño es bastante similar, un compacto camino de ser monovolumen, pero de aspecto más deportivo. Mantiene rasgos como los grupos ópticos traseros partidos en dos, pero incorpora otros como las luces LED diurnas. La estrella del frontal es totalmente lisa, cosas que pide la aerodinámica hoy día.

Se han mejorado detalles como la integración de los sensores de aparcamiento, que antes tenían relieve, y ahora están perfectamente integrados. Al tener el voladizo delantero más largo (por el sacrificio de la distancia entre ejes) la imagen deportiva es menos difícil de ver.

Mercedes-Benz Clase B

Requiere 11 metros de bordillo a bordillo. Las dimensiones de neumáticos para las versiones de menor potencia son 195/65 R15 y las potentes usan 205/55 R16. Evidentemente, se pueden montar llantas más grandes. Varias unidades de prueba montaban una exageradas 225/40 R18 con frenos de disco perforados (imagen superior).

En los laterales tiene esas líneas dinámicas que son la pesadilla de cualquier chapista, aunque no llega al nivel del Mazda5. Contribuyen a reforzar la sensación dinámica, la generación previa solo tenía una línea y era casi recta, con menores pretensiones deportivas.

En cualquier caso, solo hay un tubo de escape. Uno de los objetivos de diseño es que sea atractivo para clientes jóvenes, lo mismo ha pasado con el CLC y la Clase C Coupé. Con la generación previa no llegaron al corazón y los ojos de compradores que se decantaron por modelos de la competencia. A ver si esta vez lo consiguen.

Mercedes-Benz Clase B

La nueva arquitectura de la Clase B

La nueva plataforma sigue siendo de motores transversales, pero la novedad principal es la adopción de una suspensión trasera independiente, que pesa solo 36 kg (no supieron decirme si con frenos o sin ellos). Los amortiguadores son unos Sachs, por si alguien tiene curiosidad.

El centro de gravedad ha sido rebajado (el chasis va 50 mm más bajo que antes), va más cerca del suelo y tiene un comportamiento más dinámico y menos similar a un monovolumen. No llegué a conducir la anterior Clase B, pero sí la Clase A, y no tenía un comportamiento muy deportivo que digamos, pese a tener motores contundentes.

Los frenos delanteros son ventilados, los traseros macizos. En la cena que compartí con el responsable de motores, Torben Blank, pude saber todas las torturas que se hacen a los frenos antes de validarlos, y han hecho todo tipo de burradas. Cuando se nota el fading aún son capaces de detener el coche de forma efectiva —no lo he comprobado.

Mercedes-Benz Clase B

Se ha diseñado con previsión para futuros medios de propulsión. Esto es, hay espacio para unas posibles baterías electroquímicas, sistema híbrido o E-REV o pila de combustible bajo el piso, anticipándose a lo que vaya necesitando el mercado sin sacrificar espacio interior ni maletero. También sería compatible con tracción total, espacio hay.

Es decir, la plataforma podría albergar los componentes de un todocamino pequeño ¿el GLC?, algo que educadamente ni desmienten ni afirman, se limitan a decir “sí, es posible”. El que calla otorga en este caso. Por lo tanto, es un diseño muy flexible que sirve para varios propósitos y soluciones a la vez.

Existe una suspensión de confort y una más deportiva, reducida 20 mm y con mejor comportamiento. La dirección asistida es eléctrica en todos los casos, y en el caso del chasis deportivo, es un poco más directa y rápida. La reprogramación del ESP completa las mejoras a nivel dinámico en la Clase B.

Mercedes-Benz Clase B

Motorizaciones gasolina y diesel, todas con turbo

Este modelo estrena dos familias de motores, gasolina y diesel, que son 1.6 Turbo y 1.8 CDI respectivamente. Son versiones de menor cilindrada de motores existentes, y con casi todos los componentes nuevos. Siempre tienen la distribución accionada por cadena, los grupos auxiliares van con correas.

En todos los casos, los motores son BlueEFFICIENCY (BE para los amigos), aunque está por llegar un paquete aerodinámico que baja el Cx de 0,26 a 0,24, un valor impecable. Una buena aerodinámica ayuda a tener bajos consumos incluso cuando se circula por autovía por encima de 110-130 km/h.

En primer lugar, mencionar el B 180 BE. Este motor nos da 122 CV a 5.000 RPM, pero impresiona el par: 200 Nm desde solo 1.250 RPM hasta 4.000 RPM, ¡donde va a estar funcionando casi todo el rato! Homologa el mismo consumo que el de más potencia: 5,9 a 6,2 l/100 km, dependiendo de las ruedas y el cambio que use.

B 180 BEB 200 BEB 180 CDI BEB 200 CDI BE
Aceleleración (0-100 km/h)10,2-10,4 s8,4-8,6 s10,7-10,9 s9,3-9,5 s
Velocidad máxima190 km/h220 km/h190 km/h220 km/h
Consumo mixto5,9-6,2 l/100 km5,9-6,2 l/100 km4,4-4,7 l/100 km4,4-4,7 l/100 km
Par máximo200 Nm a 1.250-4.000 RPM250 Nm a 1.250-4.000 RPM250 Nm a 1.400-1.800 RPM300 Nm a 1.600-3.000 RPM

Por encima, el B 200 BE, con 156 CV. Habrá quien piense que es un motor poco apretado (algo menos de 100 CV/litro) pero el ingeniero del motor me admitió que se le podía sacar más potencia. En el lanzamiento lo prioritario era combinar consumos bajos, buenas prestaciones y rendimiento a la vez.

La oferta petrolera pone menos caballos sobre la mesa. Son motores de 1.796 cc, derivados de los 2.2 que usa la Clase C 2011. El escalón inferior es el B 180 CDI, con 109 CV, y el superior el B 200 CDI, con 136 CV. En prestaciones quedan ligeramente por detrás de los gasolina equivalentes, y gastan poco: 4,4 a 4,7 l/100 km.

La mayoría de los diesel están exentos del impuesto de matriculación, siempre y cuando se queden en 4,5 l/100 km o menos, el resto de las versiones de la Clase B paga un 4,75% de IM. En cualquier caso, tenemos ECO Start/Stop de serie, ya sean versiones automáticas o manuales (es desconectable si se desea).

Mercedes-Benz Clase B

Las cajas de cambio

Las cajas manuales son de seis velocidades, con desarrollos tirando a largos, pero no excesivamente largos. El recomendador de cambio de marcha nos tendrá muy ocupados si queremos conseguir la máxima eficiencia. Al final, las versiones automáticas acaban siendo muy recomendables para gastar poco sin estar todo el día tocando el cambio.

La novedad más gorda, el primer cambio de doble embrague para un Mercedes-Benz, con permiso del SLS AMG. Son siete velocidades, con bomba de aceite eléctrica (permite su funcionamiento con el motor parado), levas para cambiar y dos lógicas de funcionamiento: económica o deportiva.

En el modo “D” se buscará el consumo más bajo, aunque no se arranca en segunda como hacen modelos superiores. Si elegimos el “S”, los cambios se estiran más y disponemos de más retención. Por último, el modo “M” nos permite conducir de forma manual, hasta que detecta que nos hemos aburrido y pasa a automático solo.

Mercedes-Benz Clase B

Seguridad activa y pasiva

Por primera vez, un modelo compacto de Mercedes se beneficia de los adelantos en seguridad que han estrenado los más exclusivos de la gama. Por ejemplo, recibe el PRE-SAFE. Nada más arrancar, los cinturones de seguridad se ajustan a nuestro cuerpo, y cuando sean necesarios, estarán ceñidos de forma adecuada, sin molestar el resto del viaje.

Si se produce una frenada muy brusca o una centralita da la alarma, se suben las ventanillas, se cierra el techo solar, y se colocan los asientos delanteros eléctricos —de tenerlos— en la posición más favorable para colisionar (dentro de lo que cabe). Lo estrenó la Clase S allá por 2002.

La Clase B tiene de serie el COLLISION PREVENTION ASSIST, que vigila la posibilidad de accidente por alcance, advirtiendo con una señal luminosa. No frena por sí solo llegado el caso, pero cuando al conductor se le ocurra pisar el freno fuertemente, la máxima potencia estará disponible. Si no se evita el golpe, las consecuencias serán menores.

Mercedes-Benz Clase B

Tiene siete airbags de serie, incluyendo los de pelvis frontales, aunque son opcionales los traseros laterales. Excepto la plaza central trasera, todos los cinturones de seguridad tienen pretensores pirotécnicos y limitadores de esfuerzo, y también se pueden regular en altura para adecuarse a nuestra anatomía.

Todavía no ha sido probado por EuroNCAP, pero todo lo que baje de cuatro estrellas será visto como fracaso para Mercedes. Todos importan, los chivatos de cinturón están en todas las plazas. Parece un coche en el que se puede confiar con tranquilidad. Bien de serie u opcionalmente tiene muchas medidas de seguridad:

  • Asistente de luces de carretera (largas), evita deslumbramientos
  • Asistente de ángulo muerto: vigila los ángulos muertos de los retrovisores. Si intentamos girar con alguien en el punto ciego, oiremos un pitido, siempre y cuando pongamos el gran desconocido (intermitente).
  • ATTENTION ASSIST: monitoriza el patrón de conducción, si estima que estamos cansados, nos pedirá parar a descansar. No sirve de nada ante una distracción puntual.

Mercedes-Benz Clase B

  • Asistente de mantenimiento de carril: notaremos una vibración en el volante si nos salimos del carril sin usar el gran desconocido. No es capaz de meternos de nuevo en el carril por sí solo.
  • Limitador y regulador de velocidad
  • DISTRONIC PLUS: mide la distancia de seguridad respecto al coche precedente, muy útil para funcionar con el regulador de velocidad de forma segura. También nos permite ver si vamos muy pegados o ver si cumplimos con distancias mínimas que vengan en las señales
  • Reconocimiento de señalización (velocidad, adelantamientos, etc)
  • ABS, control de estabilidad y tracción, servofreno de emergencia, etcétera
  • Asistende de arranque en pendiente con función AUTO-HOLD para los automáticos

Mercedes-Benz Clase B

La mayoría de estos equipamientos los hemos probado (excepto los airbags) con el mayor cuidado posible. Muchas de estas asistencias deberían ser obligatorias, pueden evitar muchos accidentes tontos, salidas de vía, colisiones en paralelo, etc. No reemplazan a la conducción responsable y no pueden hacer milagros ni superar a la física.

Por ejemplo, si conducimos atentos y el coche lo considera así, si nos distraemos con las musarañas y nos frena el de delante súbitamente, el coche no va a frenar solo. Otra cosa será considerar que el asistente de carril funciona mucho y lo interpretará como que necesitamos una siesta, un café y dos bofetadas.

Otro ejemplo. Circulamos a 130 km/h, ponemos el control de crucero a esa velocidad y a trotar. Si aparece una señal de 80, nos avisará en la pantalla, pero nada más. Al menos sirve para recordar cuál es el límite de velocidad de la zona por si se nos ha despistado, y evitar así una receta.

Mercedes-Benz Clase B

Equipamiento

Como es un modelo Premium el equipamiento que puede tener es muy abundante. El climatizador automático es opcional, el de serie lo parece pero no lo es. Dependiendo de nuestro presupuesto, se ofrecen dos soluciones distintas de navegación, también hay diferentes equipos de sonido. El normal suena muy bien y el Harman Kardon de siete altavoces con subwoofer suena de p*** madre maravilla.

El navegador más avanzado incorpora el LINGUATRONIC (admite órdenes vocales en varios idiomas), puede conectarse a Internet y tiene conectividad con Google, etc. Se puede gobernar con la ruedecita giratoria que ocupa el sitio del freno de mano. Por cierto, este es eléctrico, algo habitual en la marca.

Nos ofrecen varios ambientes de interior (Chrome, Sports, Exclusive y Night Package), diferentes materiales para inserciones, tapicerías de asientos, cueros, etc. Hasta podemos pedir el salpicadero entero forrado en símil de cuero ARTICO, hecho a mano. Todo depende de cuánto dinero nos queramos gastar, pero poderse se puede.

Ver galería completa » Mercedes-Benz Clase B (104 fotos)

NOTA: La marca nos ha suministrado más de 200 imágenes, por lo que vemos una selección de las mejores, si no, eran demasiadas.

En Motorpasión | Mercedes-Benz Clase B, presentación y prueba en Austria (parte 2)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios