Sigue a

Peaje

En España hay dos tipos de autopistas de peaje. Por un lado tenemos las de uso coercitivo al estilo catalán, donde las alternativas son manifiestamente peores, más inseguras y con notable lentitud en el desplazamiento. Por el otro lado, las autopistas de peaje con una alternativa gratuita decente.

El modelo que soporta Cataluña, además, es especialmente lesivo con el bolsillo del conductor, dejando al margen el tema de que son concesiones casi siempre amortizadas y prolongadas en el tiempo exclusivamente por motivos políticos y por tránsito de maletines. Pero centrémonos en el otro modelo.

Ya tenemos varias autopistas de peaje en el cadalso: AP-36, AP-41, R-3, R-4, R-5, AP-7 (en Murcia) y M-12. Todas ellas cuentan con alternativas gratuitas. Si el conductor no las ve atractivas, habrá que buscar la forma de que lo sean, en vez de prolongar su agonía a costa del bolsillo del contribuyente.

Autopista de peaje

Pagar o #novullpagar, he aquí la cuestión

Hay motivos objetivos para pagar por usarlas, pero no siempre merecen la pena. De la misma forma, sabemos que un Exeo es mejor que un Ibiza, pero la diferencia de precio suele echar para atrás. Por lo tanto, estamos ante la diatriba del coste versus beneficio. El coste queda claro, el beneficio no.

¿Cómo hacer que las autopistas de peaje sean más atractivas? Hay una reivindicación lógica para ellas, y es eliminar los límites de velocidad o elevarlos considerablemente, algo que es factible en la mayoría de los kilómetros de su trazado. ¿Por qué?

Las autopistas de peaje, en vez de ser desdobles de carreteras más antiguas, suelen construirse con criterios técnicos por encima de los políticos (aunque hay excepciones). Me refiero a un trazado más limpio, a más calidad de infraestructura, curvas de radio más amplio, menos desnivel. A eso añadámosle un ingrediente fundamental: poco tráfico.

Alta velocidad

De siempre he sido contrario a los no-límites de velocidad por una cuestión de seguridad vial. Pero también me rindo a la evidencia de que mientras que un conductor que va a 258 km/h por la M-40 en horario laboral puede ser un potencial homicida… en ciertas autopistas de peaje prácticamente el riesgo es nulo para terceros.

Estoy seguro de que en España hay gente dispuesta a gastarse una cantidad razonable en un peaje si a cambio sabe que no hay radares fijos, ni coches camuflados escondidos tras una mediana o un puente, y que la posibilidad de accidente de tráfico es considerablemente inferior.

Por ejemplo, la R-5 nos puede llevar de la A-5 (kilómetro 38) hasta la M-45 en Leganés, y viceversa, por 4 euros en el peor caso. A velocidad legal, con tráfico medio, es razonable hacer ese recorrido a una media de 100 km/h. Por el peaje, a un trote te 150-160 km/h puede salir una media de 130-140 km/h.

Coste versus beneficio

Cierto, a alta velocidad las radiales se terminan en un suspiro, no son muy largas. ¿Qué tal un Leganés-Toledo? Cuesta 8,45 euros combinando la R-5 con la AP-41 y son 80 km de autopista. Por la A-42, con límites o por encima de ellos, el tráfico no deja ir más deprisa. Pero por la alternativa de pago se podría llegar en media hora, casi la mitad.

Pagar 8,45 por hacer más kilómetros que por la vía gratuita y a una velocidad similar no compensa. Hacerlo a una velocidad superior es un riesgo para la cartera y los puntos. El poder hacerlo legalmente bien puede justificar esa diferencia. Además, los usuarios de las vías gratuitas se verían beneficiados.

Se eliminarían del tráfico a los conductores que, en su afán por llegar antes que nadie a la inexistente bandera de cuadros, van poniendo a los demás en peligro. Por el peaje podrían ir a la velocidad que les diese la gana y sin poner en peligro a casi nadie salvo ellos mismos. Si alguno se mata, Darwin ganará. Todos saldríamos ganando.

Radial 4

Lo malo de mi propuesta es que más de un cagaprisas tendría que ir al psicólogo porque echaría de menos el hábito de pegarse al paragolpes de los demás, pero eso es otro tema. El Gobierno tiene los medios y las herramientas para hacer que una vía de peaje sea de una tontería a una alternativa muy razonable.

¿Por qué usa la gente la AP-6? Porque la alternativa es atravesar muchos pueblos, puertos y correr mayores riesgos a una velocidad menor. Si paralela a la AP-6 estuviese la A-6, pues no iría por la AP-6 ni el tato, menos aún si están de obras día sí y día también. Así que queda claro, se tiene que mejorar la relación coste/beneficio.

Ahora bien, hay que ofrecer más facilidades. Por ejemplo Via-T a precio de coste, para perder el mínimo tiempo posible, ya que en los propios peajes también se pierde tiempo. Ahora os pregunto a vosotros: ¿os merecería la pena pagar peajes teniendo la tranquilidad de que se puede circular legalmente deprisa y con mucha más seguridad?

Fotografía | pattoncito (II)
Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios