Síguenos

DriftINg tOma CENiTal supErior

Esta mañana era Javier Álvarez quien os contaba que se había sacado el permiso internacional de conducir para su periplo norteamericano con destino Detroit. A mi también me ha tocado hacer cola en la Jefatura Provincial de Tráfico estos días de vacaciones para sacar el mío, aunque mi destino es probablemente más cálido y donde voy los camellos tienen dos jorobas, no se dedican a comerciar con sustancias ilegales.

A primeros de enero me toca hacer el equipaje, coger mi pasaporte, mi permiso internacional de conducir y mi almohada de viaje rumbo al emirato de Dubái. No, no es la presentación de un superdeportivo, o de un todoterreno desertívoro, vamos a aprender a hacer drifting árabe. Bueno, drifting en la península arábica, que es casi lo mismo.

Afortunadamente no vamos a poder utilizar el circuito de Dubái, el Dubai Autodrome, porque ese fin de semana allí van a tener lugar las 24 horas de Dubái. Y digo afortunadamente porque nuestra pista de aprendizaje será el circuito de Yas Marina en Abu Dabi, a 130 km, donde aprenderemos y finalmente competiremos en la Yas drift night de drifting contra representantes de prensa de otros países.

Actualización: Este post es una inocentada, nos vamos a Dubái pero no para aprender a hacer drifting árabe, a otras cosas. ¡Ya os lo contaremos cuando toque!

Circuito norte Yas Marina

El circuito que se utiliza para pruebas de drift en Yas Marina es la porción más al norte, que mezcla el asfalto abrasivo (que se riega para estas pruebas) del circuito de Fórmula 1 con una pista de interconexión con varios codos de 90 grados y un firme mucho más deslizante que será el lugar donde los aspirantes a pilotos que destaquen podrán exhibir sus manos y dotes de conducción ante la tribuna de la horquilla del circuito de Yas Marina.

De los coches que nos cederá la organización para competir entre nosotros aún no sabemos nada, pero nos ha dicho un pajarito que los que más puntos tienen para ser los elegidos son un par de gemelos japoneses. Yo preferiría dar las vueltas en un fórmula o algo similar, pero si hay que derrapar, se derrapa. El ganador de los representantes de la prensa se llevará una semana de vacaciones pagadas en el Burj Al Arab de Dubái en la que se podrá disfrutar de un curso de conducción deportiva en el Dubai Autodrome.

Ya podemos ir metiendo en el reproductor portátil el remix de Simon Says – Karima y llamando al drifting por su nombre allí: hajwalah o tafheet. ¡Que Alá reparta suerte!

Fotografía | Flickr (Yo Ghurt)
En Motorpasión | Amplía tus conocimientos sobre drifting árabe

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios