Compartir
Publicidad

Quién es Magna Steyr y por qué podría finalmente fabricar el Apple Car

Quién es Magna Steyr y por qué podría finalmente fabricar el Apple Car
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las numerosas incógnitas que rodean al Proyecto Titan, el coche de Apple, es quién lo va a fabricar. Sergio Marchionne ya dijo abiertamente que quería fabricarlo, pero ahí quedó la cosa. Hasta la fecha los rumores más persistentes apuntaban a una colaboración con BMW (el CEO de Apple, Tim Cook, visitó varias fábricas de BMW).

A priori, una colaboración entres esas dos marcas prestigiosas sería beneficioso. El problema de esa fantasía es que a BMW no le sobra capacidad de producción. Más bien al contrario. Actualmente, para la fabricación del MINI Countryman tuvo que recurrir a la subcontratación, como lo hizo con el BMW X3 de 2003 hasta 2010, dando la fabricación de este modelo al austriaco Magna-Steyr. Y ahora, muchos piensan que Magna-Steyr podría ser el fabricante del Apple Car.

Magna-Steyr y Apple, ¿realidad o fantasía?

Magna

Magna-Steyr dejó recientemente de fabricar el MINI Countryman y está actualmente terminando de adaptar la línea de montaje para el nuevo BMW Serie 5. Según informó el fabricante, la producción del nuevo BMW Serie 5 en su fabrica austriaca de Graz empezará en 2017 (aunque la gran mayoría de los Serie 5 saldrán de la factoría alemana de BMW en Dingolfing). Este acuerdo se añade al firmado con el grupo Jaguar Land Rover y Daimler.

Magna-Steyr prevé fabricar 200.000 coches en 2018, entre BMW Serie 5, Jaguar Land Rover y Mercedes. Así, Magna-Steyr es el mayor fabricante del mundo de automóviles en outsourcing, es decir, subcontratado. Pero eso no le impide buscar nuevos mercados y contratos. Y de hecho, está valorando si abrir una nueva factoría en Europa, Estados Unidos o China en los próximos dos años.

Rapide Magna

China parece la operación más probable. Actualmente y según Dunne Automotive, una consultora de Hong Kong, la mayoría de las factorías chinas de automóviles funcionan actualmente al 65 % de su capacidad, cuando en 2012 lo hacían al 77 %. En ese contexto, muchos fabricantes podrían optar por una subcontratación y cerrar factorías que no les son rentables (para que una fábrica de automóviles sea rentable debe funcionar de media al 90-95 % de su capacidad).

"Puedes bastante negocio subcontratado de los farbicantes actuales para llenar las líneas de montaje de otras factorías de outsourcing, o puede haber un nuevo actor en el mercado que diga: 'Quiero tener algo, pero ¿realmente necesito fabricar automóviles?'", declaró ayer Donald Walker, el CEO de Magna a Bloomberg. Automáticamente, toda la prensa económica mundial entendió que se refería a Apple.

Obviamente, de momento no hay confirmación, y las declaraciones de Donald Walker pueden no ser más que un balón sonda hacia Apple.

Magna-Steyr, uno de los mayores fabricantes de Europa...para los demás

Peugeot Rcz Assembly Line Plant Graz

El outsourcing, o subcontratación es algo muy habitual en la industria del textil y de la electrónica de consumo. Y aunque no lo parezca, también lo es la industria del automóvil.

Antaño, cuando las cadenas de montaje no eran tan flexibles como ahora para aportar pequeñas modificaciones a los modelos de grandes series se recurría a un fabricante más pequeño, como podían ser Pininfarina, Bertone, Karmann, Heuliez o Irmscher. La mayoría fueron ya absorbidos por los grandes fabricantes y sólo Irmscher se mantiene independiente y con sedes cerca de cada fábrica Opel, como la de Zaragoza.

Bmw X3 E83

A un nivel de producción mayor, quizá recuerdes cómo Valmet, en Finlandia fabricó la primera generación de Porsche Boxster porque los alemanes no tenían capacidad de producción (actualmente, Valmet fabrica el Mercedes Clase A). Y hoy, el mayor de los fabricantes de subcontratación es Magna-Steyr. Da trabajo directo a más de 150.000 personas en el mundo y además de sus instalaciones de Graz, tiene repartido en el mundo 29 centros de producción (también fabrica sistemas de capotas para descapotables, asientos y toda clase de equipamientos para los grandes fabricantes).

Propiedad del gigante canadiense Magna, Steyr formaba originalmente parte de Steyr-Daimler-Puch. Famosa actualmente por fabricar el Mercedes Clase G desde sus inicios (un modelo que se llegó a vender como Steyr y Puch en algunos mercados, como Suiza o Italia), fabrica y fabricó toda clase de automóviles para marcas tan diversas como Mercedes, Peugeot, BMW, MINI o Jeep.

Chrysler 300c Srt8 Eu Spec

Para Mercedes, además del Clase G en exclusiva, fabricó el Mercedes Clase E, el Clase M y el espectacular SLS AMG. Recientemente fabricó para Peugeot el cupé RC-Z, en una de las raras ocasiones donde el fabricante galo decidió dar luz verde a un coche que no era más que un concept car de salón.

Para Jeep, Magna-Steyr se encargó de la fabricación de los Commander y Grand Cherokee para el mercado europeo hasta 2010. Con la entonces Daimler-Chrysler, el acuerdo de fabricación también incluía la producción del Chrysler 300 C y Voyager para Europa. Para el grupo BMW, fabricó en exclusiva el BMW X3 de 2003 a 2010 y el MINI Countryman y Paceman.

Aston Martin Rapide Magn Steyr

De forma notoria, también produjo el Aston Martin Rapide de 2010 a 2012. Al no conseguir ventas para justificar la fabricación de 2.000 unidades al año, la fabricación del Rapide se hace ahora en el Reino Unido, con el resto de la gama.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos