Sigue a Motorpasión

Volkswagen

2.500 millones de euros es un buen capital para financiarse, y eso es lo que acaba vender Volkswagen en forma de bonos convertibles en acciones a 3 años y a una rentabilidad del 5,5 %. El movimiento ha llamado la atención de algunos analistas económicos, ya que los de Wolfsburgo, tan dados como son a las exportaciones, no pasan precisamente apuros para llegar a final de mes.

Vale que la aventura de Porsche les vació un poco la hucha, que en septiembre de 2011 tenía 21.000 millones y un año después sólo 9.100 millones, de acuerdo también en que la misma operación los llevó a emitir 7.000 millones en deuda y acciones este mes de agosto, y como propina tenemos los casi 750 millones que les costó la adquisición de Ducati, pero a Volkswagen los euros les afloran por las aurículas, según cuenta Max Warburton, analista de Bernstein Research.

Ya en 2010 Volkswagen trazó un movimiento similar: recaudó y luego se hizo con Porsche. O sea, que se abre el turno de apuestas. De entrada suena MAN, que ya controla Volkswagen con un 75,03 % de la capacidad de decisión, y cuya adquisición total costaría unos 3.300 millones según Michael Punzet, de DZ Bank. Warburton sugiere Scania, donde el voto de Volkswagen cubre un 70,94 %, y Navistar.

Y el analista de Bernstein Research apunta otros nombres de ruedas menos industriales pero mucho más llamativas: Ferrari y Alfa Romeo. ¡Glups! ¿No decía Marchionne que no…? Bah, son palabras de analistas, así que seguro que se equivocan con algunos de esos nombres. Pero, ¿con cuáles?

Vía | Automotive News

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios