Compartir
Publicidad

¡A los tribunales! Tesla quiere demandar a los estados que no les permiten vender coches

¡A los tribunales! Tesla quiere demandar a los estados que no les permiten vender coches
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace cosa de un mes nos hacíamos eco de una irónica noticia: Tesla tiene prohibido vender en Michigan (Estados Unidos), pese a que Michigan tiene invertidos 72 millones de dólares en acciones de Tesla. Bueno, la realidad no es tan así, pero aun así no deja de sonar disparatado.

Tiempo atrás, el estado de Michigan modificó su marco jurídico para obligar a que los fabricantes de coches tuvieran que vender sus vehículos nuevos a través de concesiosarios franquiciados. En realidad supongo que es una ley con buena intención por aquello de crear puestos de trabajo, pero a estas alturas de la vida empieza a ser un anacronismo que choca frontalmente contra el modelo de venta directa de Tesla e incide negativamente sobre las ventas de Tesla.

De los concesionarios a los juzgados

Plugless 1

Aunque parece que al estado de Michigan no le gusta un pelo Tesla, resulta que tienen 72 millones de dólares en acciones del fabricante de eléctricos

La marca americana de vehículos eléctricos vende sus coches sin intermediarios a los clientes finales a través de su página web, saltándose el típico concesionario físico que pretende proteger la ley de Michigan, lo que termina derivando en la imposibilidad de que Tesla pueda distribuir sus productos. Es decir, nadie está prohibiendo vender a Tesla, sólo que Tesla no cumple uno de los requisitos para poder vender en ese territorio.

El problema viene cuando vale, Tesla decide mover ficha y solicitar una licencia de venta directa y va el estado de Michigan y se lo deniega. Dos veces. Pero lo peor del asunto es que no es un caso aislado. También existen leyes de corte similar que impiden la distribución de los productos de Tesla en los estados de Iowa y Texas (donde pueden exponer los coches pero no venderlos).

Tesla Fire1

Pero todo no son malas noticias. Por suerte para Musk, en Arizona sí se les ha permitido comenzar a vender de forma directa después de que la primera solicitud de licencia fuera rechazada en el mes de mayo. En este caso fue un juzgado el que sentenció que el Departamento de Transporte de Arizona hubiera denegado la autorización de forma errónea.

Y esto abre la siguiente vía en la hoja de ruta de Tesla: la posibilidad de empezar a demandar judicialmente a los estados que les estén poniendo palos en las ruedas para distribuir sus productos y que sea un juez quien les de la razón. Pero espera, porque aún se pone más interesante la cosa.

2560 3000

Tesla se está oponiendo frontalmente en contra de los estados y de la inmensa industria del motor norteamericana

La ley vigente en Michigan que obliga a la existencia de distribuidores franquiciados data de 1981, pero fue modificada en 2014 a iniciativa del gobernador Rick Snyder. Según cuentan en Automotive News, con este proyecto de ley aseguraban eliminar lagunas en la normativa, pero lo que hacía en realidad era impedir por completo la distribución de Tesla. ¿Y sabes quién elaboró el primer borrador del proyecto de ley? La Asociación de Distribuidores de Automoción de Michigan con el apoyo de, espera, Ford Motor Co. y General Motors.

La preocupación de Tesla por este asunto es lógica, están perdiendo clientes así que están intentando buscar la manera de saltar un muro muy, muy alto. Los lobbys son poderosos, especialmente en Estados Unidos, pero el inmenso poder que han acumulado durante más de un siglo tiene un límite que se puede encontrar en los juzgados.

Tesla Model X

Hay que recordar que Michigan es el estado de los tres gigantes de la industria americana del motor (con sus sedes en Detroit) y allí su influencia es de proporciones bíblicas, pero un exceso de proteccionismo puede acabar derivando en un caso jurídico federal en el que quizá no quieran verse involucrados. No tienen muchas papeletas para ganar.

Aparte de un cabreo monumental, en Tesla tienen mucha razón cuando aseguran que sus coches se venden de forma directa en todo el mundo y quieren hacer lo mismo en Michigan (y en el resto de estados). En respuesta a la Secretaría de Estado afirmaron que la ley se cambió dos años antes de que los clientes tuvieran la opción de acudir a un hipotético concesionario de Tesla a petición expresa de General Motors y que seguirán peleando por defender los derechos de los consumidores de Michigan.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos