Sigue a

2014 Cadillac ELR

Pasan cuatro años desde que se desvelase el Cadillac Converj Concept, que anticipó este modelo. El 2014 Cadillac ELR es un derivado del Chevrolet Volt, pero la diferencia es algo más que estética. A nivel interno adopta soluciones más sofisticadas, y también tiene más potencia: 207 CV en vez de 150.

Este coche eléctrico de lujo permite moverse en el día a día con electricidad, y viajar en carretera abierta sin preocupaciones sobre la autonomía o recargas, es decir, autonomía extendida. Para eso recurre a un motor de gasolina 1.4, creo que es el primer Cadillac que usa un motor tan pequeño.

Se fabricará a finales de año en la misma planta de Michigan donde se fabrica el Volt y todas sus variants Opel, Holden y Vauxhall. Se comercializará a principios de 2014 en Norteamérica, Europa y China. Todavía no sabemos la gama de precios, pero si se planta en 50.000 euros que nadie se escandalice.

2014 Cadillac ELR

Un coupé sobre chasis de compacto

Los expertos de barra de bar dirían que es un Opel Astra tuneado, pero eso sería pecar de atrevimiento. Cierto es que comparte algunas soluciones técnicas con el Astra GTC e inéditas en Volt, como la suspensión delantera HiPerStrut y la suspensión trasera semi-independiente con timonería de Watt.

El Volt/Ampera tiene una carrocería más de compacto, pero el Cadillac ELR tiene forma de coupé, aunque muy cortito de culo. La diferenciación estética es completa, diría que no comparte casi ninguna pieza con el modelo generalista. Los faros, capó, parrilla frontal… son completamente distintos.

La parrilla frontal está prácticamente sellada por su baja necesidad de refrigeración. En la parte inferior traga aire, pero oculta deflectores activos que gestionan el paso del aire para reducir el rozamiento. Su coeficiente de penetración aerodinámico (Cx) apenas supera 0,30.

2014 Cadillac ELR

Está equipado de serie con llantas de 20 pulgadas de diámetro, frente a las 17 pulgadas de Volt y Ampera. La combinación de llantas y suspensión promete un comportamiento en carretera más deportivo y satisfactorio, sin que el de los modelos generalistas se pueda calificar precisamente como malo.

Es un Cadillac, inconfundible, incluso las luces traseras respetan el código de diseño de Cadillac que se aplica desde 1948. Por cierto, toda la iluminación frontal y trasera es a base de LED, otro factor diferenciador. También tiene regulación electrónica de la suspensión, que proporciona mayor confort.

Tiene cuatro plazas, las baterías en forma de “T” invertida se comen espacio. Ahora bien, tiene tapa de maletero de verdad, en vez de una cortina textil, y en ese sentido está mejor hecho. Es más, por dentro no se parecen en prácticamente nada, aquí se notará la diferencia de dinero.

2014 Cadillac ELR Las baterías ión-litio en forma de “T” invertida pesan 198 kg

Sistema de propulsión

El sistema VOLTEC ha sido puesto a punto para la ocasión. Las baterías dan casi la misma potencia capacidad, 16,5 kWh, pero dan menor autonomía, unos 56 kilómetros. Esto se debe a que el motor eléctrico principal y auxiliar dan más potencia, 207 CV. No sabemos la potencia de cada motor por separado.

Proporciona un par máximo contundente, 400 Nm, supera en 30 Nm al Volt y de hecho es más fuerza que la de su pariente térmico SRX 3.6 V6. No tenemos datos de prestaciones, pero debería hacer 0-100 km/h en menos de 9 segundos. La velocidad máxima estará entre 160 y 180 km/h.

Aunque la nota de prensa no lo especifica, el comportamiento del sistema debería ser el mismo. Funciona en modo eléctrico hasta alcanzar un nivel de carga bajo (el 30% real) y a partir de ahí funciona con la ayuda del motor 1.4, que hace de generador. El conductor puede elegir a voluntad si conduce en ese modo aún teniendo carga.

2014 Cadillac ELR Detrás de la pantalla táctil capacitiva se esconde un compartimento

La recarga completa de las baterías se produce en cuatro horas y media a 240 voltios (en Europa tenemos 230), dependiendo de la temperatura exterior, a un ritmo de 10 amperios. No soporta recarga rápida, aunque lo cierto es que no la necesita. Tiene garantía de ocho años o 160.000 km, al igual que el Volt.

Al enchufar el coche, el dueño puede elegir si carga en el acto o si retrasa la recarga hasta un horario más favorable en tarificación eléctrica. Al menos en EEUU, se puede monitorizar el estado de la carga a través de OnStar con un teléfono móvil moderno.

La autonomía utilizando gasolina es de 424 kilómetros, un poco menos que el Volt; GM habla de 500 km pero ya vimos que eso puede ser superior con facilidad. La diferencia vendrá seguramente por un aumento de peso (al tener mejor interior) y por el incremento de potencia disponible.

2014 Cadillac ELR

Interiores de lujo

Se parecen en el blanco de los ojos. El ELR tiene un interior hecho a su medida, con cuero cosido en salpicadero y paneles, materiales suaves al tacto, cromados… con un toque de elegancia del que carecen sus primos de marcas generalistas. Parece un modelo completamente nuevo. Diantres, lo es.

Tiene pantallas de información tanto en el tablero de instrumentos como en la consola central, todo de serie. Cuenta con navegador, climatizador bizona, más mandos en el volante, una palanca de cambio de tamaño razonable, más huecos portaobjetos con tapa, etc. Una maravilla en cuanto a calidad.

Sus primos generalistas no justifican en interiores su elevado precio, sino por la tecnología. En este caso se puede pedir tranquilamente más dinero por el coche, y aunque saldrá más caro que un Coupé como la Clase C de Mercedes, será imbatible en silencio y calidad de rodadura frente alternativas térmicas… al menos en modo eléctrico.

2014 Cadillac ELR

Por todas partes hay detalles de calidad, es que hablamos de una marca de lujo, y de hecho, el ELR es lo “peor” que va a vender Cadillac. Fijaos en las fotos, los asientos traseros son prácticamente sofás, son muy amplios ya que no hay plaza central. Y en el maletero caben bolsas de golf.

También incorpora múltiples medidas de seguridad activa, de lo mejorcito de GM, ya vistas en otras marcas: asistente de cambio de carril, control de crucero activo, alerta de colisión frontal y trasera, aviso de ángulo muerto en el retrovisor, etc. Los Volt y Ampera no pueden tener eso, ni opcionalmente, al menos ahora.

Otros equipamientos son el sistema de sonido BOSE (de 10 canales con cancelación de ruidos), reconocimiento de voz natural, pantalla táctil central capacitiva, asientos delanteros calefactados, compartimento oculto tras la pantalla central, inserciones en materiales nobles, etc.

Esto es lo más electrizante de Cadillac desde la persecución de Matrix Reloaded en la autopista.

Ver galería completa » 2014 Cadillac ELR (21 fotos)

En Motorpasión | Primeras imágenes del 2014 Cadillac ELR
En Motorpasión Futuro | Cadillac ELR

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios