Sigue a Motorpasión

BMW M3 GT2 Art Car

Imagino que recordaréis el BMW M3 GT2 Art Car que participó en el año 2010 en las 24 Horas de Le Mans. Ese singular vehículo diseñado por Jeff Koons fue el decimoséptimo miembro de una familia que forma parte de la historia de los coches de competición, los BMW Art Car.

Sin duda se trataba de una de las creaciones más espectaculares de esta familia, ya que los colores fosforitos (tan de moda hoy en día en la ropa femenina) y la forma en la que éstos estaban dispuestos por la carrocería, hacían de él un coche único e inconfundible.

Hoy ese coche debería estar descansando en el Museo BMW, pero en su lugar lo han sacado de paseo…aéreo. Se lo han llevado a Noruega y han querido conseguir con él el más difícil todavía para hacer una sesión de fotos.

El fotógrafo decidió que el coche quedaría muy bien al borde de un precipicio en las montañas de Preikestolen, un precioso paraje pero no el sitio más sencillo para meter un coche de carreras como este.

Tuvieron que esperar dos días sobre la fecha prevista para que las condiciones climatológicas permitiesen llevar a cabo la operación con un mínimo de seguridad y que no acabase todo en una espectacular ración de Dolorpasión™ que pocos podríamos aguantar sin derramar una lágrima.

Por suerte, y a pesar de lo mucho que se movía el coche cuando el helicóptero comenzó a posarlo sobre el acantilado, toda la operación fue un éxito. Lo que desconocemos es cual será el resultado de esta arriesgada y costosa operación. Os mantendremos informados si hay novedades.

En Motorpasión | BMW M3 GT2 Art Car

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios