Publicidad

Range Rover 2011, una discreta actualización

Range Rover 2011, una discreta actualización
22 comentarios

Para otoño llega una ligera revisión del Range Rover de Land Rover, que afecta fundamentalmente al modelo TDV8. Lo normal, cuando se quiere bajar el consumo y las emisiones, es reducir cilindrada, pero se ha hecho al revés. De 3.6 litros pasa a 4.4: gasta menos, contamina menos y es más potente.

El motor 4.4 TDV8 eroga 313 CV de potencia y 700 Nm entre 1.500 y 3.000 RPM. Va asociado con una transmisión automática ZF de ocho relaciones, de convertidor de par, que optimiza el giro a bajo régimen para ahorrar combustible. De hecho, es un 14% más austerio que el 3.6 TDV8, y ahora su consumo es 9,4 l/100 km.

La caja previa era de seis velocidades, así que la diferencia de consumo de un motor a otro queda un poco distorsionada. Es 0,8 segundos más rápido en el 0-100 km/h y la velocidad máxima es 210 km/h, 10 km/h más que antes. Los motores de gasolina 5.0 no cambian en ningún aspecto, y mantienen la caja ZF de seis relaciones.

Range Rover 2011

Range Rover detalla que, cuando el coche está parado y la marcha es "D", el 70% de la fuerza del motor queda liberada para reducir el rozamiento en parado y reducir el consumo. Quisiera saber por qué no libera el 100% de la fuerza y obliga a seguir conectando la "N" para reducir el consumo y vibraciones en esa situación.

También detallan que, cuando el motor está frío, la caja selecciona marchas más cortas para que el motor entre en temperatura de funcionamiento óptimo antes. El TDV8 tiene los mismos frenos que el 5.0 Supercharged, 380 mm en el eje delantero, con seis pistones, y 365 mm en el eje trasero, con un pistón.

Sigue existiendo una importante diferencia de prestaciones entre el 5.0 Supercharged y el 4.4 TDV8, también hay que entender que el 5.0 entrega 510 CV de potencia y 625 Nm de par máximo. Con los 97 litros del depósito, el TDV8 puede estar sin repostar unos 1.030 km, mientras que el gasolina, con 101 litros, le duran 700 km.

Range Rover 2011

El selector del cambio se ha convertido en circular, con levas en el volante para quien desée cambiar de marchas a su criterio. También se ha cambiado el mando del Terrain Response, que tiene dos funciones nuevas. Por un lado el Gradient Acceleration Control, una ayuda al descenso que "sujeta" al coche a una velocidad lenta.

Por otro lado tenemos el asistente al arranque en pendiente, que se llama Hill Start Assist. Los frenos sujetarán el coche mientras el motor empuja, para no retroceder ni maltratar la transmisión. Además, el nuevo modelo tiene un paquete estético opcional, denominado Exterior Design.

Este paquete modifica el aspecto de los paragolpes, rejilla frontal, faros antiniebla, tubos de escape y las tomas/salidas de aire. Además, se añaden al catálogo dos nuevos colores de pintura, Fuji White (que reemplaza al Alaska White) y el Baltic Blue (que reemplaza al Buckingham Blue). Los precios todavía no se han definido.

NOTA: Las fotografías corresponden al modelo británico, con volante a la derecha.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio