Publicidad

No todo es enchufable o no enchufable: guía para entender la diversidad de motorizaciones ECO en la actualidad

No todo es enchufable o no enchufable: guía para entender la diversidad de motorizaciones ECO en la actualidad
1 comentario

Como conductores, cada vez estamos más familiarizados con conceptos como la eficiencia de consumo y las emisiones contaminantes. Por eso, a la hora de comprar un coche, nos giramos con cada vez mayor interés hacia los denominados vehículos ECO. En concreto, aquellos que reciben al menos este distintivo ambiental de la DGT. Pero a la hora de buscar por la web o de visitar concesionarios, nos topamos de bruces con una terminología a menudo un tanto engorrosa.

Para poner algo de luz en esto, vamos a apoyarnos en la gama del fabricante surcoreano Hyundai, la más completa del mercado en propuestas sostenibles.  Mientras que otras marcas prefieren centrarse en un tipo concreto de hibridación o energía limpia, Hyundai ha desarrollado todas las tecnologías disponibles actualmente. Con ello, procuran cubrir las necesidades de cada tipo de cliente haciendo de cada uno de sus modelos la mejor alternativa para cada estilo de vida.

Mild hybrid o semihíbridos (MHEV)

Hyundai 02

Este tipo de vehículos son los que abren la escala de hibridación, siendo esta tecnología en la que menos protagonismo tiene la energía eléctrica, por lo que también se conoce como de "hibridación suave". Representan una alternativa ECO muy asequible y muy versátil en su uso. Una batería integrada recupera y almacena la energía cinética que se produce en desaceleraciones y frenadas (es lo que se llama frenada regenerativa). Posteriormente, el sistema permite aportar esa energía eléctrica ante una mayor demanda de potencia, sirviendo de asistente al motor de combustión.

El sistema permite aportar esa energía eléctrica ante una mayor demanda de potencia

Por ejemplo, el Hyundai Tucson Híbrido eléctrico 48V posee el sistema MHSG (Mild Hybrid Starter Generator). Cuenta con una batería de 48V, pudiendo asistir al motor de combustión con 12 kW de potencia extra para las situaciones más exigentes. Pero además, como su propio nombre indica, es ideal para asistir al motor en el momento de arranque. Esto, unido a la función Start-Stop, lo hace un vehículo muy adecuado para uso en ciudad, pudiendo reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en un 7%. Recibe por ello el distintivo ambiental de la DGT de tipo ECO.

Híbridos convencionales o combinados (HEV)

Hyundai 04

Fueron los primeros vehículos híbridos en aparecer en el mercado, y los que más proliferan en las carreteras de todo el mundo. Al igual que los mild hybrid, cuentan con la gran ventaja de que su batería (en este caso de mayor capacidad) se recarga gracias a la frenada regenerativa. Y sobre todo que su uso es exactamente igual que un vehículo de combustión normal, lo que ha motivado en parte la gran aceptación que han tenido en el público. Sin embargo, disponen de un motor eléctrico con la potencia suficiente para mover el vehículo por sí mismo.

En los HEV convencionales la batería se recarga con la energía recuperada en la frenada regenerativa

Esto no quiere decir que el conductor sea quien tenga que elegir cuándo utilizar el motor movido por electricidad o el de combustible. Por ejemplo, en el nuevo Hyundai IONIQ Híbrido eléctrico es el propio coche el que decide utilizar un motor u otro (o los dos a la vez) de la manera más eficiente. Además, el sistema de asistencia ECO-DAS analiza nuestra ruta y los datos topográficos para generar la combinación más óptima de potencia de batería.

Eso sí, como conductores podemos elegir entre los modos ECO y SPORT, donde se prioriza un estilo de conducción más eficiente u otro más deportivo y directo. Soluciones como estas hacen de los híbridos unos vehículos adecuados tanto para la ciudad como para carretera. Al igual que los mild hybrid, los híbridos convencionales reciben el distintivo ambiental de tipo ECO.

Híbridos enchufables (PHEV)

Ioniq Phev Exterior

Suponen un paso más en la electrificación del vehículo, pues el motor eléctrico cuenta con una mayor potencia y permite circular íntegramente en modo 100% eléctrico. Por ejemplo, el motor del Nuevo Hyundai IONIQ Híbrido eléctrico enchufable ofrece 43,5 CV de potencia. Debido a ello, además de los modos de conducción que teníamos en la versión HEV, podremos encontrar el modo Eléctrico para circular como un eléctrico puro. Por supuesto, estos vehículos reciben habitualmente el distintivo ambiental de tipo CERO.

Todo ello requiere también baterías de mayor capacidad con respecto a otra clase de híbridos. El IONIQ Híbrido eléctrico enchufable cuenta con una batería de litio de 8,9 kWh que le concede una autonomía de hasta 66 km en ciudad, más que suficiente para una jornada de trabajo habitual.

Aunque el PHEV también se beneficia de la frenada regenerativa, unas baterías de semejante capacidad exige que la carguemos conectándolo a la red eléctrica. La gran ventaja es que, si la batería se descarga por completo, tendremos la posibilidad de seguir circulando con el motor de combustión como un híbrido convencional. Esto hace que, si bien los híbridos enchufables están pensados para la ciudad, también son aptos para salir a carretera y recorrer mayores distancias.

Eléctricos Puros (PEV)

Hyundai 06

En este caso ya no podemos hablar de hibridación alguna, sino que la tracción es cien por cien eléctrica. No son pocos los beneficios que nos ofrece esta opción: una conducción más fácil y silenciosa, ventajas fiscales y de acceso a zonas restringidas, y un gran ahorro que notaremos en el bolsillo.

Este ahorro no viene solamente de la ausencia de consumo de combustible (solo tendríamos que computar el gasto en luz, mucho menor en todo caso). También economizaremos considerablemente en mantenimiento, pues al contar con una mecánica más sencilla sufriremos menos averías. Se estima que puede suponer un 50% de reducción de gastos de mantenimiento.

Con un coche eléctrico podemos ahorrarnos el 50% del coste de mantenimiento

Por suerte, el coche eléctrico va superando también sus barreras. La mayor preocupación del consumidor siempre ha sido la autonomía, pero las baterías han ganado en densidad y eficiencia. Por ejemplo, el nuevo Hyundai Kona Eléctrico cuenta con dos opciones de batería, de 39,2 y 64 kWh, que le confieren autonomías de 305 y 484 km respectivamente (en ciclo combinado). También han mejorado considerablemente los tiempos de recarga, pudiendo hacerlo al 80% en menos de una hora en un punto de carga rápida. Gracias a cifras como estas, hoy por hoy no hay impedimentos en adquirir un coche eléctrico, tan solo tendremos que adaptar algunos de nuestros hábitos.

Eléctrico de pila de combustible (FCEV)

Hyundai 07

Capítulo aparte merecen los vehículos de pila de combustible, también conocidos como "vehículos de hidrógeno". Se trata de un coche eléctrico a todos los efectos, con la salvedad de que la energía se obtiene a partir de un proceso llamado electrólisis. En este proceso, el hidrógeno almacenado en el depósito reacciona con el oxígeno tomado del aire para formar agua, que se expulsa en forma de agua o vapor. Es decir, sus emisiones son totalmente inocuas, por lo que recibe el distintivo ambiental de tipo CERO.

En un coche de pila de combustible, las emisiones son inocuas

En la práctica, un vehículo de pila de combustible se conduce igual que uno eléctrico, pero ofrece una experiencia similar a la del tradicional de combustión. Por ejemplo, el Hyundai NEXO (el primer FCEV comercializado en nuestro país) ofrece una autonomía de 666 km, muy similar a las grandes berlinas de gasolina. El tiempo de llenado es de apenas 5 minutos, también muy parecido al que pasamos ahora en la gasolinera. Aunque el gran hándicap de estos vehículos es la escasa red de "hidrogeneras" para repostar, en nuestro país ya se están empezando a instalar las primeras. Ello sitúa al FCEV como una clara apuesta de futuro para ciudad y carretera.

Electrificacion Hyundaiv3

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios