Compartir
Publicidad

La evolución del mundo del motor hacia un entorno más limpio: estos son los pasos dados para cuidar el medioambiente

La evolución del mundo del motor hacia un entorno más limpio: estos son los pasos dados para cuidar el medioambiente
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La contaminación es uno de los retos más importantes que afronta la Humanidad. Parece una exageración, pero no lo es. Sus consecuencias son reales y muy serias. Tanto, que la propia ONU considera que reducir el calentamiento global en 0,5ºC puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en este mismo siglo. En esta tarea, advierte, tiene que involucrarse toda la sociedad. Por eso los fabricantes de automóviles llevan ya décadas esforzándose por desarrollar vehículos cada vez más limpios.

El tráfico rodado es una de las principales fuentes de emisiones contaminantes del aire y de gases de efecto invernadero. De hecho, al menos una quinta parte de las emisiones europeas de estos últimos proceden de los vehículos. Para reducir este impacto a la mínima expresión, el mundo del motor se ha implicado progresivamente en transformar su tecnología. Por eso buena parte de los desarrollos tecnológicos de los últimos modelos van enfocados a crear automóviles más respetuosos con el medioambiente. Todo ello, por supuesto, sin perder ni una pizca de prestaciones.

La batalla contra los gases y las partículas

Hyundai Nexo Medioambiente

En la carrera para conseguir motores más limpios, las normas Euro han marcado el paso en las últimas décadas. Se trata de estándares que ha promovido la Unión Europea para reducir las emisiones procedentes del tráfico y que resultan dañinas tanto para el medioambiente como para nuestra salud.

Los motores de combustión interna son los que producen los gases y las partículas que Europa se empeña en hacer desaparecer. Así, los vehículos de gasolina y diésel han incorporado distintas innovaciones a lo largo de los años para cumplir con estas normas desde la implantación de Euro 0 en 1988.

Sobre todo, estos motores buscan reducir las emisiones de CO2, de efecto invernadero, que se producen al quemar gasolina o gasóleo. Eso sí, no se olvidan de otros integrantes habituales de los gases de escape como el monóxido de carbono (CO), los óxidos de nitrógeno (NOx) o las partículas (PM), que son dañinas para la salud.

El objetivo, en definitiva, consiste en disminuir las emisiones procedentes de estos motores. Para mantenerlas a raya, los fabricantes de vehículos siguen dos vías principales: reducir el consumo de carburantes y conseguir que los gases de escape sean cada vez más limpios.

En el primer caso, se han ido abriendo paso nuevos motores con diseños que mejoran el proceso de combustión y reducen el consumo. Lo consiguen a base de introducir sistemas de inyección innovadores, de reducir el propio tamaño de los propulsores y sus componentes, así como de alcanzar mayores presiones de trabajo, entre otras posibilidades. Por eso los motores modernos suelen tener un tamaño más pequeño que sus predecesores.

Cómo limpiar los gases de escape

Hyundai Nexo Ecofriendly

Para conseguir que las emisiones sean cada vez más limpias, los coches han incorporado distintos sistemas de tratamiento de los gases de escape. Los sistemas de recirculación, los catalizadores y los filtros de partículas forman parte de este apartado.

Junto a estos avances, los coches han equipado otras ayudas como las transmisiones inteligentes, los dispositivos electrónicos de ayuda a la conducción e incluso el apoyo de motores eléctricos, como es el caso de los modelos híbridos.

Los avances en aerodinámica y el uso de materiales más ligeros en las carrocerías también contribuyen a que los vehículos gasten cada vez menos carburante y sean más respetuosos con el medioambiente. Incluso el uso de faros led ayuda a consumir menos energía y, por tanto, menos combustible.

Alternativas limpias de nacimiento

Hyundai Nexo Hidrogeno

Junto a los avances en los motores de combustión, con el paso de los años han surgido otras opciones que no emiten sustancias contaminantes. Este es el caso de los vehículos eléctricos de batería y los de pila de combustible.

Estos últimos están tomando impulso como una alternativa que no solo es capaz de acabar con el efecto contaminante de las emisiones. Además, utilizan un gas, el hidrógeno, que se puede obtener de manera totalmente limpia. Aunque todavía se produce mayoritariamente a partir de combustibles fósiles, ya existen plantas de producción verde de este gas, a partir de electrolisis.

Hyundai es uno de los fabricantes que han decidido apostar por el desarrollo de esta tecnología. Básicamente, se trata de vehículos eléctricos que, en lugar de utilizar una batería que se recarga en la red, emplean una pila de combustible alimentada por hidrógeno. Este dispositivo se encarga de transformar una mezcla de este gas con oxígeno en energía eléctrica y agua. La primera se emplea para mover el coche mediante un motor eléctrico. La segunda es lo único que emite el vehículo.

Es más, en el caso del Hyundai NEXO, emplea filtros purificadores del aire que capta en las vías por las que circula. Así, es capaz de eliminar el 99,9% de las micropartículas presentes en el oxígeno que emplea para mezclar con el hidrógeno y que después expulsa. Es decir: el aire que emite tiene menos partículas que el que absorbió.

Autonomía y tecnología

Hyundai Nexo Tecnologia

El uso de pila de combustible permite al Hyundai NEXO ofrecer una autonomía de 666 km entre repostajes. Sí, repostajes, porque estos vehículos rellenan su tanque de manera muy similar a los coches diésel y gasolina de toda la vida. En unos cinco minutos se puede recargar el depósito de combustible de hidrógeno y continuar el viaje.

El uso de pila de combustible no significa que estos vehículos tengan que renunciar a ninguno de esos sistemas que nos hacen la vida más fácil al volante. Al contrario. En el caso del Hyundai NEXO, cuenta con sistema de aparcamiento autónomo remoto, asistentes de prevención de colisiones frontales y traseras, control de crucero inteligente con Stop & Go o dispositivos de mantenimiento y cambio involuntario de carril, entre otras ayudas.

La posibilidad de utilizar una tecnología y una energía limpias para movernos es algo necesario para asegurar el futuro del planeta. Por eso los coches de pila de combustible son una alternativa que cada vez más fabricantes y conductores observan con interés. Aunque tienen ciertos retos por delante, como la instalación de un mayor número de puntos de repostaje, su popularización ayudará a superarlos. La apuesta que realizan marcas como Hyundai por esta tecnología también lo hará.

Imágenes | Hyundai

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio