Compartir
Publicidad

Mi Gran Premio de Bélgica 2012: el Mundial se aprieta

Mi Gran Premio de Bélgica 2012: el Mundial se aprieta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por si el Mundial no estaba lo suficientemente emocionante antes de Bélgica, el majestuoso circuito de Spa-Francorchamps dejó la lucha por el título aún más apretada e interesante, en una carrera de esas que cuesta comprender, pero que son exquisitas de saborear. Por una vez, daban relativamente igual los tiempos por vuelta o los neumáticos que se montaran en cada stint. Las luchas en pista acaparaban toda la atención, y eso, en un circuito de los de verdad, es un regalo que no se puede desaprovechar.

Cabe decir, sin embargo, que la carrera empezó con un susto que todavía me ronda la cabeza de vez en cuando. Un accidente múltiple en la salida se llevó por delante las aspiraciones de Fernando Alonso, y afortunadamente, solo eso. Da escalofríos ver las imágenes de lo cerca que estuvo el Lotus de Grosjean de impactar en el casco de Fernando, y solo pensar en las consecuencias que podría haber tenido, el abandono de Alonso parece hasta un mal menor.

Respecto al accidente en sí, y pese a que la FIA haya señalado descaradamente a Grosjean como el culpable al sancionarlo sin correr en Monza, yo no lo tengo tan claro. Partamos de la premisa que estamos hablando de una salida, con los riesgos que la misma comporta al estar todo el pelotón de coches separados por escasos metros. Es cierto que el movimiento de Grosjean hacia la trayectoria de Hamilton es agresivo, pero no es la primera, ni será la última, salida agresiva que vamos a ver en Fórmula 1. Cuando salga bien, aplaudiremos los “huevos” del que la haga, y cuando salga mal, nos lo cargaremos por inútil. Esto es así.

Es verdad, Grosjean es un piloto que tiende a ser excesivamente agresivo en sus maniobras, como también lo son otros pilotos, y quizás sea por ello que se ha visto metido este año en tantos fregaos. Los provoque o no los provoque él, la realidad es que acostumbra a estar por allí. En esta ocasión, la colisión se da entre la trasera derecha de Grosjean y la delantera izquierda de Hamilton. Esto habitualmente indica culpabilidad del que da con su rueda delantera (Hamilton), pero en este caso hay matices importantes, el principal de ellos que Hamilton va en línea recta, y Grosjean viene arrinconándolo hacia la hierba. Hamilton tenía aún margen para irse más hacia la hierba, o podría incluso haber levantado un poco, pero tampoco lo hizo, y está en su derecho. Pero lo que vengo a decir, es que a veces, y en especial en las salidas, las maniobras de este estilo son muy complicadas de valorar.

Jenson Button

Más allá de la polémica maniobra de la salida, la carrera fue una auténtica exhibición de Jenson Button. De hecho, la exhibición de Button ya empezó el sábado, a raíz de la acertadísima decisión de montar el alerón trasero nuevo que McLaren llevaba a Spa. El ritmo demostrado por Button, con una sola parada, debería hacer temblar a los rivales de McLaren, pues parece que han dado con la tecla acertada en esta evolución, y pueden volver a ser el rival a batir. Sobre Hamilton, mejor no extenderse demasiado. Nos fuimos de vacaciones con un Hamilton extraordinariamente maduro, y volvemos con un Hamilton que se dedica a utilizar twitter para justificar su pobre rendimiento, colgando incluso la telemetría de su monoplaza. Con el coche que tiene, este año podría ganar el título, si no se despista con el estúpido pulso que mantiene con el equipo por su renovación.

También hay que destacar, y mucho, el carrerón que se marcó Sebastian Vettel, cuando parecía que en esta pista podría ser de los más perjudicados por su monoplaza. La salida de Vettel fue realmente mala, pues no solo no pudo aprovecharse de los 4 abandonos al frente, si no que además perdió posiciones, cruzando la meta en la primera vuelta en 12ª posición. Mal pintaban las cosas. Pero el alemán empezó a despachar monoplazas sin perder tiempo a la estela de ninguno, y demostró que también sabe remar contracorriente, algo que muchos le han criticado para poner en duda su talento. Su estrategia a una sola parada, como la de Button, fue acertada, pero Vettel nos regaló pasadas en pista realmente bonitas.

Como bonito fue ver luchar a ratos a Michael Schumacher. Su inicio de carrera dice mucho de lo buen piloto que sigue siendo. Quedó patente que si el coche acompaña, él sigue estando ahí. Pero los problemas endémicos con las gomas del Mercedes hicieron que las esperanzas de verle arriba toda la carrera se disolvieran al ritmo que se venían abajo sus gomas. Lo intentó a una única parada, y fue capaz de entrar a hacer la misma rodando en segunda posición, pero a pocas vueltas del final tuvo que volver a entrar.

Hulkenberg luchando con Schumacher

Soberbia también fue la carrera de Nico Hulkenberg. La sorpresa agradable de la carrera. Fue capaz de rodar delante con un ritmo consistente y elevado, y él mismo ha reconocido que por momentos soñó con su primer pódium. Si mantiene el nivel mostrado en Spa, ese primer pódium llegará tarde o temprano. En contrapartida, la gran decepción fue para Sauber. De tocar el cielo el sábado con su mejor clasificación, a ver como en la primera curva se iba todo al traste con el abandono de Pérez y la última posición de Kobayashi al encontrarse la melé. En Spa podrían haber firmado un resultado sensacional, que se les vuelve a escapar.

Dejo para el final al que para muchos era uno de los grandes favoritos a ganar en Spa: Kimi Raikkonen (y me incluyo). Ya es bien sabido que Kimi en Spa tiene algo más, y que el Lotus es un coche que en principio debía adaptarse al trazado belga. Vale, la temperatura no fue todo lo elevada que le gusta al Lotus, pero de todos modos, Raikkonen me decepcionó en su inicio de carrera. Como de costumbre, despertó cuando ya era tarde, y eso sí: nos regaló dos adelantamientos a Schumacher extraordinarios, con mención especial al que le hizo entrando por fuera en Eau Rouge. Un auténtico crack… que debería conectarse antes a las carreras. De todos modos, creo que en Spa Button y su McLaren eran imbatibles.

Sin tiempo para más, espera el templo de la velocidad este mismo fin de semana. Nos leemos por aquí después de Monza, o durante la espera en mi twitter (@smarcusf1).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio