Compartir
Publicidad
Publicidad

El CEO de Tesla, Elon Musk, perdona la vida al Chevrolet Bolt, no tanto al coche a hidrógeno

El CEO de Tesla, Elon Musk, perdona la vida al Chevrolet Bolt, no tanto al coche a hidrógeno
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El máximo responsable de Tesla Motors, Elon Musk, ama los coches eléctricos. No en vano dirige una compañía que los produce y vende (dos verbos polémicos de compartir sujeto en EEUU, pero esa es otra historia). Lógicamente, eso no es noticia. Sin embargo, no podemos negar que esperábamos para ver qué reacción mostraría Tesla ante la llegada de la última generación de enchufables con el Chevrolet Bolt, que ha irrumpido en el Salón de Detroit con mucha fuerza.

El CEO de Tesla se ha salido muy mínimamente del guion al que nos tiene habituados con su intervención pública en territorio enemigo. Por una parte, aplaude todas las inversiones para con el coche eléctrico (en otras tantas ocasiones ha dicho que los competidores no son las motorizaciones eléctricas, sino las térmicas); y por otra, rara vez le hemos escuchado alabar la labor de otros fabricantes con sus proyectos enchufables. Pues bien, con el Chevrolet Bolt sus palabras han sido más benévolas: "parece que van a hacer algo significativo con el Bolt".

No podemos olvidar, como decimos, que otras tantas veces Musk ha calificado de desacertadas las estrategias de otros fabricantes. Con el BMW i3, (padre tío alemán del Bolt) incluso, se limitó a partirse de risa sonreír irónicamente. La última generación del Chevrolet Volt no se ha salvado tampoco, al añadir que Tesla no ha aprendido nada del modelo.

Chevrolet Bolt Ev Musk

Un Tesla Model III por 35.000 dólares

La cuestión era comprobar si lo mostrado por General Motors en Detroit iba a forzar algún movimiento o novedad en Tesla, y no ha sido así, pues Musk se ha limitado a confirmar lo que ya sabíamos, adelantando algunos datos y juicios sobre el estado de su compañía.

En relación directa con el Bolt, nos hubiera gustado saber el estado del proyecto de su "homólogo", el Tesla Model III (o Model ≡). Sólo le han podido arrancar un precio que ya ha repetido en otras ocasiones, rondando los 35.000 dólares (para el Bolt pronostican que serán 37.500) sin contar ayudas. Eso sí, ha dicho que no será simplemente un Tesla Model S en miniatura, que conservará el tamaño de la berlina en un 80% junto algunas características que esta trae de serie. Ahora bien, no se nos olvida que no hace tanto tiempo se pronosticó un debut por estas fechas.

Tesla Motors California

Musk sí que ha admitido debilidad en alguno de los mercado a los que este año Tesla optaba, como en China, donde la última parte del año las ventas de Tesla no fueron tan "significativas". El CEO de Tesla achaca este bache a problemas de comunicación con la población local sobre la recarga del Model S, en un país donde conducir largas distancias no es una excepción.

En cuanto a Europa y Estados Unidos, las cosas dice que han salido como esperaban. En nuestro continente todavía ve muchísimo margen de crecimiento para 2015. Musk señala que se ha superado con creces (entre pedidos y entregas) el objetivo de 33.000 coches eléctricos (en su día pensábamos que eran 35.000, ¿un error formal?). Con todo, nos recuerda que hasta febrero no tendremos cifras oficiales.

Weekend update

Elon Musk ha tenido palabras también para otros fenómenos que suceden dentro y fuera de Tesla. Las más duras han sido las que ha dedicado a los que están invirtiendo en el coche a hidrógeno, por tratarse de una tecnología terrible en términos de eficiencia, extremadamente tonta, torpe o inflamable.

Va a resultar súper obvio según se acerque el momento que el coche con pila de combustible de hidrógeno no es el futuro

En otro orden de cosas, Musk ha jurado sobre su puesto de trabajo que el proyecto de fábrica de baterías que revolucionará el mercado saldrá adelante, y que en caso contrario, deberían despedirlo. Sobre la caída del precio del petróleo, que tanto da que hablar estos días, dice que no supondrá nada para las ventas del Tesla Model S o del próximo Tesla Model X, y que quizá sí afecte al Tesla Model III.

Por último, y no por ello menos importante, la expectativa de la compañía es comenzar a traer beneficios en el año 2020, en el momento en que el Tesla Model III se esté produciendo. Para 2025 esperan haber ya vendido unos cuantos millones de coches eléctricos.

Vía | Inside EVs
Imagen | OnInnovation (CC) en Flickr
En Motorpasión Futuro | Hacia la recarga automática: Tesla desarrolla un sistema para que nos olvidemos de bajar del coche, La próxima generación con más autonomía del Nissan LEAF se adelantará a 2016 y traerá tres modelos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos