Sigue a

Litchfield prepara los Toyota GT 86 y Subaru BRZ

La compañía británica Litchfield, que ofrece desde hace años preparaciones de todo tipo para muy diversos modelos de diferentes marcas, muestra ahora un paquete de medidas para el Toyota GT 86 y su hermano gemelo el Subaru BRZ (y también para la versión americana, el Scion FR-S).

El “Toyobaru” de Litchfield recibe mejoras tanto en el motor bóxer de 2 litros, para aumentar la potencia de serie, como en el sistema de escape o la suspensión, todo ello para conseguir mejores prestaciones y un comportamiento todavía más deportivo dentro y fuera del circuito, dejando las mejoras estéticas para otra clase de preparadores.

Antes de pasar al plato fuerte cabe apuntar que el kit de suspensión corre a cargo de Eibach, ya que ha sido diseñado por Eibach’s Special Projects, una división especial del fabricante, y desarrollado intensamente en carretera y circuito, con varios días de prueba en Spa Francorchamps y Nürburgring Nordschleife.

Litchfield prepara los Toyota GT 86 y Subaru BRZ

Este kit de suspensión incluye un conjunto de muelles más deportivos (que segun el fabricante consigue una mayor efectividad sin apenas modificar la calidad de marcha del vehículo de serie) y un juego de barras estabilizadoras, delantera y trasera, para limitar el balanceo de la carrocería.

El precio de los muelles es de 204 libras esterlinas (sin impuestos), lo que al cambio equivale a unos 251 euros. La pareja de estabilizadoras, por su parte, ronda las 329 libras, unos 405 euros. La preparación puede incluir montaje y paralelo por 195 libras adicionales (240 euros).

Lo más interesante para los dueños de un “Toyobaru” sea quizá la preparación mecánica, que ofrece dos variantes distintas. La primera y más asequible (1.245 libras o 1.530 euros), cuenta con cambios electrónicos en la ECU y con un nuevo sistema de escape firmado por Milltek para conseguir aumentar la potencia de fábrica en 25 CV.

El siguiente escalón supone ya equipar el motor bóxer de cuatro cilindros con un sistema de sobrealimentación por compresor volumétrico para alcanzar una potencia máxima de 284 CV.

Fuente | Litchfield

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios