Sigue a

Cada día está más cerca poder hablar con nuestro coche sin que nos tilden de locos, al estilo de cómo lo hacía el actor David Hasselhoff en la famosa serie de los 80 Knight Rider (el coche fantástico en España). La solución se llama Dragon Drive, un asistente por voz para el coche al estilo Siri de Apple.

Ya existen soluciones similares, como el Sync de Ford, que permite algunas tareas básicas de control como reproducir música o contestar una llamada entrante, entre otras. Dragon Drive da otra vuelta de tuerca a las posibilidades de control por voz de nuestro vehículo, al comprender el lenguaje natural.

Tras Dragon Drive está Nuance, una empresa con larga trayectoria en sistemas de reconocimiento de voz, que ya tiene algunos productos en el ámbito del automóvil. Con la tecnología de base de su famoso producto Dragon Dictation, los usuarios podremos hablar, escuchar y responder mensajes de texto o correos electrónicos mientras conducimos.

Es probable que este verano veamos la primera aplicación, un servicio SMS, que posibilitará enviar mensajes de texto a un número de teléfono o contacto de la libreta de direcciones, así como dictar el propio mensaje.

El proyecto es más ambicioso. En el terreno de la música no sólo permitirá escuchar una canción de la colección que llevemos en el coche. Si no la tenemos la buscará en la nube, con la posibilidad de comprar el tema, el álbum entero al que pertenezca y descargar el lote.

La meta final de esta tecnología es la capacidad para comprender la voz humana y su intención, trasladar esto a comandos ejecutables y que el sistema nos responda.

Vía | GIGAom
Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios