Síguenos

Mercedes SL 500

Cuando entre tus opciones de compra está un Mercedes SL 500, es porque esperas de él lo mejor. Es sin duda uno de los biplazas roadster más completos del mercado, y así lo es también a nivel de equipamiento.

En un coche que tiene un precio base de 135.000 euros, no es para menos. Pero frente a lo que ocurre con otros coches de este segmento, hay muchos elementos que se incluyen dentro del equipamiento de serie, aunque también hay una larga lista de opciones para personalizarlo al gusto del comprador.

Entre el equipamiento de serie del Mercedes SL, destacan por ejemplo el cambio 7G-TRONIC PLUS con levas en el volante. En otros coches como el Porsche 911 Carrera S que probamos hace unos días, se paga un extra por el cambio automático/secuencial con levas en el volante, aunque también es cierto que el funcionamiento en este último es mucho más preciso que en el Mercedes.

Mercedes SL 500

En la lista de equipamiento básico de toda la gama Mercedes SL destacan elementos como el Bluetooth, la alarma antirrobo o la apertura remota del maletero. Son solo tres detalles que en otros coches de este segmento se pagan aparte y que nos permiten comenzar a justificar el precio base del coche. Pero hay muchos más.

Sin duda los asientos delanteros calefactables son uno de los elementos indispensables en un descapotable si tienes intención de usarlo durante el otoño y la primavera que es cuando realmente se disfrutan este tipo de coches. Pues bien, en el SL 500 forman parte del equipamiento de serie.

El sistema de calefacción en los asientos se complementa a la perfección además con el climatizador bizona, que permite elegir una temperatura interior para cada uno de los ocupantes del coche.

Mercedes SL 500

Si a todo esto unimos que la unidad de pruebas llevaba los asientos opcionales ventilados (1.232 euros) y el sistema Airscarf (605 euros), la climatización será perfecta sean cuales sean las condiciones ambientales en las que queramos disfrutar del coche.

Por seguir con los asientos, los ajustes de estos son eléctricos y como en todo Mercedes se manejan a través de unos mandos muy intuitivos situados en las puertas del coche. Esto también suele ser un extra en muchos biplazas deportivos por el estilo.

Para encontrar la posición perfecta al volante, además de los asientos con regulación eléctrica también forman parte del equipamiento de serie la columna de dirección con ajuste eléctrico y los espejos retrovisores exteriores, que como es lógico se pliegan con solo pulsar un botón e integran los intermitentes laterales.

Mercedes SL 500

A nivel de confort y seguridad, hay que destacar que los sensores de luces y limpiaparabrisas automáticos también forman parte del equipamiento básico. Lo mismo ocurre con el práctico Tempomat, el sistema de control de velocidad de crucero que tanto ayuda cuando haces un viaje largo.

Lo mismo ocurre con las luces, que se activan automáticamente cuando es necesario, a pesar de que durante el día las luces delanteras de led forman parte del equipamiento de serie. Detrás las luces de posición y freno también son de leds para que se vean mejor.

De serie es también un completo sistema de sonido con ocho altavoces y lo que Mercedes llama Frontbass. Se trata de una innovación única en este modelo de la marca alemana que mejor el sonido que emite el equipo de música de una forma muy sencilla.

Mercedes SL 500

Lo que hacen es aprovechar el espacio hueco que queda entre el vano motor y el habitáculo como caja de resonancia para los altavoces de graves. Además de mejorar el sonido, también consiguen reducir así el peso de las puertas que ya no tienen que albergar esos altavoces.

Pero para los que este sistema no tenga la calidad de sonido suficiente, siempre hay otras opciones. La unidad de pruebas llevaba el sistema de sonido opcional Harman Kardon que por 1.100 euros permite mejorar la calidad del sonido. Se combina con el Frontbass, pero este incorpora un amplificador de 600 vatios.

Para los que sea poco, todavía hay un nivel más de equipo de sonido firmado por Bang&Olufsen que lleva la potencia hasta los 900 vatios y llena el habitáculo con doce altavoces para que disfrutes de un sonido de máxima calidad tanto cuando circulas con la capota cerrada como cuando llevas el techo abierto.

Mercedes SL 500

Magic Vision Control

Normalmente nunca hablaría en una prueba de un coche del sistema limpiaparabrisas, pero el Magic Vision Control que lleva de serie el Mercedes SL, se merece una explicación. Básicamente se trata de las escobillas del limpiaparabrisas que llevan integrados los sistemas de dispersión de agua.

¿Y eso para que sirve? Pues con este sistema el agua sale directamente hacia la escobilla y evitas la típica cortina de agua que obstaculiza la visión al accionar el limpiaparabrisas al mismo tiempo que se optimiza el lavado.

Otro de los puntos positivos de este novedoso sistema es que puedes accionar el limpiaparabrisas incluso cuando vas descapotado, ya que al eliminar el agua las escobillas de forma casi instantánea, evitas que te puedas salpicar con el agua.

Mercedes SL 500

Por si todo esto fuese poco, el Magic Vision Control incluye de serie escobillas calefactadas para evitar que se adhieran la nieve o el hielo en invierno. Además permiten calentar el agua que tienen dentro de forma que puedes eliminar el hielo del parabrisas sin tener que recurrir a la clásica rasqueta.

El equipamiento de serie daría como para escribir cinco partes de la prueba, pero no podemos hablar de todos los elementos. Por eso simplemente vamos a concluír diciendo que respecto al modelo básico de la gama Mercedes SL, el 350, el 500 añade el sistema Comand, esa pantalla en el salpicadero que permite manejar todos los sistemas del coche, el Linguatronic y el interior en madera de raíz de nogal.

Interesantes opciones exteriores by AMG

Como habréis apreciado en las fotos, el Mercedes SL 500 de la prueba tenía un aspecto más deportivo de lo habitual. La culpa la tiene el paquete deportivo AMG que por 6.435 euros entre otras cosas elimina la madera de raíz de nogal para dar paso a las molduras de aluminio, mucho más acertadas.

Mercedes SL 500

Además si optas por el paquete deportivo AMG, las llantas de 18 pulgadas de serie se sustituyen por unas mucho más atractivas de 19 pulgadas en diseño deportivo de cinco radios. Éstas se combinan con los faldones delantero, trasero y las taloneras laterales específicas.

La altura de la carrocería se rebaja en 5 milímetros gracias al tren de rodaje deportivo, mientras que los discos traseros son perforados.

El paquete deportivo AMG incorpora también el volante deportivo en cuero perforado, un cuadro de instrumentos específicamente diseñado para estas versiones, el techo en tela de color negro o las alfombrillas con el logo AMG entre otros. ¿De verdad os parece una opción cara?

Mercedes SL 500

Equipamiento de seguridad

Por último como es habitual en todo Mercedes de gama alta, el equipamiento de seguridad es muy alto. Forman parte del equipamiento de serie los airbags delanteros y laterales, los arcos protectores que se activan automáticamente en caso de riesgo de vuelco, el sistema Pre-Safe que prepara el coche para que los sistemas de protección actúen de la forma óptima o los reposacabezas activos.

También destaca el capó activo con protección de peatones, que en caso de atropello eleva la parte trasera del capó 85 milímetros para amortiguar el golpe. El indicador de límite de velocidad se encarga de reconocer las señales de tráfico y muestra la velocidad máxima permitida en el display del cuadro de instrumentos y en la pantalla de Comand.

Por último pero no por ello menor importante, el control activo de ángulo muerto advierte al conductor si detecta que existe peligro de colisión al cambiar de carril debido a la presencia de otro vehículo en el ángulo muerto del retrovisor exterior.

Mercedes SL 500

Si el conductor ignora las advertencias del sistema e inicia la maniobra de cambio de carril, interviene el control activo de ángulo muerto. Una intervención en los frenos modifica la trayectoria hacia una posible colisión.

Por el momento el Mercedes SL no se ha sometido a los tests EuroNCAP, pero en la marca alemana aseguran que “El nuevo Mercedes-Benz SL define un nuevo nivel en el segmento de los roadster y puede considerarse el vehículo de este tipo más seguro del mundo”. Eso lo afirma Rodolfo Schöneburg, jefe del Centro de Seguridad Pasiva de Mercedes y está claro que para afirmar algo así hay que estar muy seguro del trabajo realizado.

Continuará...

En Motorpasión | Mercedes SL 500, prueba (exterior e interior; conducción y dinámica; equipamiento y seguridad; valoración y ficha técnica)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios