Sigue a Motorpasión

Lexus CT 200h

Este híbrido no es barato, cuesta 28.850 euros en su versión inicial. Hasta 30.000 euros puede optar a una subvención por coche híbrido, algo que no permiten la mayoría de paquetes opcionales salvo el primero. Los explicaremos adecuadamente en las siguientes líneas.

Es Premium, y puede ir muy equipado, pero fundamentalmente son opciones cerradas. Sus rivales de segmento C alto permiten mucha más variedad de extras sin estar ligados a paquetes, pero el precio puede aumentar de forma descontrolada. El CT 200h equipado a tope no llega a 36.000 euros, como la unidad probada.

Solo se ofrece con esta carrocería y con un motor, transmisión automática siempre. No se puede comprar no-híbrido, y por supuesto nada de diesel. Es competitivo con las motorizaciones más sencillas de sus rivales, las que por otro lado son más vendidas. En homologación solo el Audi A3 TDI e (105 CV) puede plantearle batalla en consumos.

Lexus CT 200h

Equipamiento de serie y opcional

La mayoría de la dotación ya la tiene el modelo básico, sin renunciar a cosas como el climatizador, sensor de luz, llanta de aleación, equipo de sonido, cargador de CD, Bluetooth, volante de cuero, toma USB, etc. Las versiones básicas de sus rivales no van tan equipadas, pero no tienen el sobreprecio de la tecnología híbrida.

El primer paquete opcional es Hybrid Drive (1.100 euros), y le añade las llantas de 16 pulgadas, espejo interior electrocrómico, control de crucero y faros antiniebla. Se le puede añadir el paquete de cuero en asientos (1.925 euros), o el navegador con disco duro y pantalla a color plegable (2.650 euros). El más “gordo”, es el Hybrid Plus (6.150 euros).

Ya hablamos de tener sistema de sonido de 10 altavoces y no seis, asientos calefactados, cuero, navegador, acceso sin llave, sistema de aparcamiento automático con cámara trasera, etc. Salvo en el básico, las llantas de 17” y los cristales tintados son siempre opcionales.

Lexus CT 200h

Solo optando por el paquete Hybrid Drive podremos subvencionarlo, ya que seguirá por debajo de 30.000 euros. Más allá, no. Si combinamos las llantas de 17 pulgadas con los cristales tintados y la cámara de aparcamiento habrá que sumar 1.250 euros al mencionado paquete.

La combinación Hybrid Drive y cuero son 3.025 euros. Podemos añadir las llantas, cristales tintados y la cámara de aparcamiento sumando otros 1.250 euros, como antes. El precio del coche se quedaría en 33.125 euros, evidentemente sin subvención por coche híbrido.

Si añadimos el navegador (con todo lo que implica) al Hybrid Drive, son 3.750 euros sobre el PVP base, el coche se queda en 32.600 euros. Llantas de 17” y cristales tintado suman otros 950 euros, total 33.550 euros. Al paquete más alto sumarle las llantas de 17” y lunas tintadas también aumenta el precio en 950 euros (total 35.950, el más alto).

Lexus CT 200h

En el Toyota Prius si se quiere el máximo equipamiento, las llantas de 17” van por narices, aunque pagando más se pueden tener 15” y techo solar con climatización estacionaria. El CT 200h no puede tener eso, ni techo solar, posibilidad de montar llantas de 15” si no es el básico. Son políticas parecidas, pero diferentes.

Ni Prius ni Auris ofrecen llantas de 16”, que considero ideales entre las pequeñas y las grandes. Para quien busque el mínimo consumo, el básico, y las de 17” solo para gente muy concreta, para la mayoría 16” es lo suyo… y gastará menos. No puede tener un ajuste dinámico más deportivo, sus rivales sí.

No puede tener el sistema de radar y pre-colisión que sí tiene el Prius pero no el Auris HSD. Se pueden elegir tres tonos de tela y otros tres de cuero. Por otra parte, el panelado tiene cuatro posibilidades: negro, grafito, bambú y madera. De exterior hay 10 colores, este concretamente es Marrón Siena.

Sobre el equipamiento, algunos comentarios. En este vídeo vemos casi todas las posibilidades que nos ofrece la pantalla plegable, que se maneja con el “ratón” (no es táctil). Los menús son fáciles de aprender, pero funciones como activar el Bluetooth Audio son algo difíciles de encontrar.

Por cierto, la función Bluetooth Audio da muchos problemas, al menos con mi teléfono con sistema operativo Shitbian Symbian. La cámara de estacionamiento, si no se tiene navegador, se muestra dentro del retrovisor central, como pasa en el Auris HSD. El lector USB es algo pijín, no leerá varios “pinchos” aunque carezcan de cualquier problema.

Un defecto notable en un coche de su precio es no tener ni guantera ni cofre central refrigerados. Bueno, si tienes 30.000 euros para gastar, también te puedes rascar el bolsillo con bebidas frías en una gasolinera. Pero si las llevas… irán del tiempo. Tampoco me gusta que la llave manos libres venga solo con el tope de gama.

Lexus CT 200h

El sistema de reconocimiento de voz requiere entrenamiento por nuestra parte, aunque tengamos un castellano muy neutro de interior. Alguien con acentillo del sur, norte, o catalano/valenciano parlantes tendrán algo más de problema para hacerse entender. Se confunde con facilidad y puede llegar a desesperar. Pasa como en el Prius.

Por otro lado, no es muy diferente al sistema de la casa BMW, que admite muchos comandos pero se lía fácilmente. También valoraría positivamente poder tener freno de estacionamiento totalmente eléctrico. El botón “P” bloquea al coche por transmisión, no por frenos, solo es válido en llano, en cuesta forzaremos el mecanismo y toca apretar con el pie el pedal.

Me ha gustado mucho el sistema de sonido de alta calidad y 10 altavoces, y el montaje es sólido. Es muy complicado tener vibraciones parásitas aunque la música tenga muchos graves. De todas formas la mejor música a bordo es su silencio, en otros coches es el ruido, pero no en este caso.

Lexus CT 200h

Ahora unos apuntes sobre el navegador. Es el mismo que tienen otros Toyota como el Avensis o el Prius, y me gusta mucho porque propone dos rutas alternativas a la normal siempre, lo cual facilita mucho la toma de decisiones en itinearios. Añadir etapas o suprimirlas es muy sencillo.

Cuenta con una agenda de destinos habituales, antes de la entrega del coche nuevo, Lexus nos los preguntará y ya dará el coche con ellos programados. Lo mismo si especificamos nuestras emisoras de radio favoritas, ya las dejan memorizadas. Esta unidad de prensa se entregó con mi información personalizada, como a un cliente normal.

El “ratón” facilita mucho al copiloto el manejo del navegador, por ejemplo si vamos a un lugar que no sale en la lista pero que podemos señalar en el mapa. Me parece más simple de utilización que el iDrive de BMW, o el MMC de Audi, o el COMMAND de Mercedes-Benz. Total, es lo que usamos en los ordenadores a diario.

Lexus CT 200h - Airbags

Seguridad

Este modelo todavía no ha sido probado por EuroNCAP, ni el IIHS norteamericano, ni la JNCAP japonesa. Es atrevido decir que tendría cinco estrellas EuroNCAP, pero considerando la trayectoria de Toyota con sus últimos modelos, es por lo que más apostaría. Lamentablemente habrá que esperar.

Pasemos a lo que sí sabemos, la lista de equipamiento empezando por el básico. Todos los Lexus CT 200h tienen 10 airbags (incluyendo dos de rodilla), cuatro cinturones con pretensores/limitadores de carga y el central convencional, desactivación de airbag de pasajero, anclajes ISOFIX, asientos delanteros contra latigazo cervical…

... chivatos de cinturones delanteros, control de estabilidad (VSC), de tracción (TRC), distribución electrónica de la frenada (EBD), frenos antibloqueo (ABS), luces de freno con función emergencia (intermitente) y sistema de asistente a la frenada de urgencia (BAS). Lo que no tiene es el sensor de presión de neumáticos.

Lexus CT 200h - Baterías

El hecho de ser híbrido no supone ningún riesgo adicional respecto a un coche convencional, porque las baterías están en una zona muy segura y lejos de las zonas de impacto. Solo hay que tener en cuenta que no se puede obstruir la rejilla de ventilación de las mismas, a la derecha del pasajero trasero derecho.

Las baterías se refrigeran por aire, si se tapa esta rejilla podría aumentar la temperatura de las mismas y bajar su rendimiento. No va a explotar ni nada de corte cinematográfico, pero podríamos llegar a recibir una alerta en el tablero… y ya. Si las baterías se quiebran, es que el golpe ha sido mortal de necesidad hasta para el apuntador.

No tiene sistema de llamada de emergencia, cosa que ya ofrecen modelos de factura inferior. Tampoco control de crucero activo (por radar), ni reconocimiento de señales de tráfico, ni sensores de distracción/fatiga, ni luces direccionales en curva. Aunque es muy tecnológico, mentiría si dijese que lo tiene todo.

Vídeo | Youtube

Continuará...

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios