BMW M135i, prueba (conducción y dinámica II, equipamiento y seguridad)

Sigue a

BMW M135i

Rodar en el Jarama por debajo de los dos minutos se puede considerar un tiempo relativamente bueno, y con el M135i es fácil conseguirlo. En manos de un piloto experto, me atrevo a decir que el coche es capaz de acercarse al 1:50, un tiempo reservado a unos pocos privilegiados. Por algo en Nürburgring Nordschleife se ha acercado a los ocho minutos.

Tengo algunas referencias que podrían servir para situar el M135i sobre un trazado así, pero la más representativa creo que es la de su hermano mayor el BMW M3 Coupé. ¿Es capaz de batir el M135i a su hermano mayor el M3? ¿Se puede mantener el ritmo de un M con un M Performance? Veámoslo en esta segunda parte en la que acabamos de revisar la dinámica y conducción del coche y también os damos algunas pinceladas sobre equipamiento y seguridad.

Con el M3 he tenido el privilegio de rodar en muchas ocasiones en el Circuito del Jarama. Hace ya unos cuantos años que os conté como se comportaba el M por excelencia en el trazado madrileño (parte 1 y parte 2), después de haber probado otra unidad por la calle (parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4).

BMW M135i

Aquel día evolucioné mucho, aprendí como sacarle el máximo partido al M3. A pesar de ello, he de admitir que en pocas ocasiones bajé de 2 minutos, y en cambio con el M135i lo conseguí en casi todas las vueltas que pude hacer sin tráfico.

El M3 tiene 100 caballos más que el M135i, pero este sobre la báscula es 175 kilos más ligero, lo cual le favorece a la hora de luchar contra el crono. El M135i con caja automática pesa 1.500 kilos y el BMW M3 Coupé con caja DKG se queda en 1.675 kilos.

Discretamente rápido

Las ruedas traseras comenzaban a tener síntomas de desgaste más que evidentes cuando se acercaba el final de la jornada en el Jarama. Es lógico después de veinte vueltas en las que el control de tracción, puesto en el modo más deportivo Sport+ te permite salir de las curvas derrapando ligeramente.

BMW M135i

La confianza que te da ese modo es total, tanto que en algunos momentos piensas que lo tienes completamente dominado. Pero no nos equivoquemos, bajo esa apariencia discreta y sencilla, el M135i es un coche de armas tomar, un purasangre del asfalto con el que puedes llevarte algún que otro susto si no sabes dosificar su potencia.

Mañana podréis ver un vídeo en el que además de una vuelta completa lanzada, muestro dos ocasiones en las que el coche se me pone completamente de lado y me demuestra que es un coche con carácter, no simplemente una versión con aspecto deportivo y un ruido bonito.

El primero de esos momento fue en plena bajada de Bugatti, a algo más de 150 km/h. Estaba pendiente de un Golf GTI y un Porsche 911 Carrera 4S que venían por detrás y cometí un error al tirarme demasiado rápido al interior de la curva.

BMW M135i cruzada Bugatti

El coche cuando metí dirección para tratar se mantenerlo en el vértice se puso completamente de lado. ¿Qué hacer si te encuentras derrapando en Bugatti a 150 km/h con un tracción trasera como en la foto? Pues contravolante rápido, lo más rápido que puedas y mantener el pedal del acelerador pisado aunque tu cerebro te pida lo contrario.

Una vez que lo has controlado, respira hondo y muéstrale tus respetos al M135i. Te acaba de demostrar que aunque se le conozca con el seudónimo de M Performance, es un coche con carácter.

BMW M135i

Lo mismo me ocurrió después de tres vueltas en pleno apoyo de derechas en Varzi, una curva que se encara a más de 160 km/h. La misma técnica que en Bugatti, contravolante, apretar los dientes y tratar de mantenerlo por lo negro. Menos mal que justo después se encendió la luz de la reserva y sabía que mi prueba en pista había terminado…

Para ver todo eso tendréis que esperar a mañana, pero antes veamos que equipamiento ofrece el M135i de serie, que opciones son más recomendables y que elementos de seguridad tiene para que, en caso de no controlarlo cuando saca su genio y te intenta echar de la pista, al menos salgas lo más indemne posible.

El equipamiento del BMW M135i

El M135i es una versión de altas prestaciones del Serie 1 normal, un coche llamado a ser un referente dentro del segmento de los compactos considerados Premium. Por ello, se espera de él un equipamiento muy completo y de calidad, aunque a veces el equipamiento en los coches Premium se paga a precio de oro.

BMW M135i

Comencemos revisando que trae de serie el BMW M135i frente a uno de sus hermanos de gama, por ejemplo el 118d que debe ser una de las versiones más vendidas. En el exterior hay que destacar que llevar el apellido M Performance ya trae consigo el kit de carrocería deportiva compuesto por faldones y taloneras M, así como las llantas de 18 pulgadas frente a las de 16 de serie.

En el caso del M135i también hay que destacar que los espejos retrovisores van pintados en color plateado, aunque bajo mi gusto hubiese sido más acertado pintarlos en negro o dejarlos en el color de la carrocería. En negro va de serie también la parrilla delantera con sus dos aperturas tan características.

La única pintura sin sobreprecio es el blanco Alpinweiss de la unidad de pruebas, mientras que si quieres otro color tendrás que desembolsar 815 euros o incluso 1.077 euros por el desafortunado color Naranja Valencia. Muy original el nombre que le han puesto.

BMW M135i

En el interior las molduras son de aluminio frente al plástico mate, la tapicería de tela deja paso a la combinación entre tela de mayor calidad y alcántara y los asientos son los deportivos sin sobreprecio. En cambio, tanto en el M135i como en el resto de modelos hay que pagar aparte los reglajes eléctricos de los asientos (1.541 euros).

Si eres amante del cuero, prepara 1.714 euros para cualquiera de las tapicerías de piel disponibles, en color granate, negro o crema. Personalmente el alcántara me parece la opción perfecta para un coche de aspiraciones deportivas, sin tener que recurrir al cuero. Cuestión de gustos.

Por otro lado el ordenador de a bordo, la Radio Business CD y las conexiones auxiliares de USB y Jack son de serie. Si cobrasen por eso sería muy fuerte. Los sistemas de navegación y el mando iDrive para controlarlo se pagan como opción.

BMW M135i

El climatizador bizona también es de serie, como el volante específico forrado en cuero y con las teclas multifunción para manejar los distintos sistemas del coche.

De serie lleva caja de cambios manual de seis velocidades, pero por 2.861 euros puedes elegir la automática deportiva de ocho velocidades, con levas en el volante. Es sin duda la opción que más recomiendo, porque funciona de maravilla y además mejoran las prestaciones y se reducen los consumos.

La suspensión deportiva M y la dirección deportiva variable también son de serie en el M135i, lo cual es lógico al ser la versión más deportiva de toda la gama.

BMW M135i

Opciones recomendables y tecnología avanzada

Por 1.319 euros hay disponible un interesante pack de visibilidad, que incluye faros xenón para función de la luz de cruce y de carretera con lava faros, el sensor de lluvia y el accionamiento automático de las luces de cruce. Un básico que hay que pagar a parte.

La lista de opciones es prácticamente interminable, tanto que puedes hacer que el M135i se acerque a los 60.000 euros si lo cargas de tecnología. Cámara de marcha atrás por 517 euros, avisador de salida de trayecto por 640 euros, avisador de velocidad por 396 euros. La primera opción es la única que montaría.

Por otro lado el sistema de navegación Professional cuesta la friolera de 2.454 euros, aunque es cierto que con él el aspecto del habitáculo gana mucho y como es lógico sus funciones son infinitas. Por 986 euros está disponible el sistema de sonido Harman/Kardon que suena de maravilla.

BMW M135i

Inexplicablemente en un coche de este nivel, hay que desembolsar 618 euros por el Bluetooth. El techo solar cuesta 1.209 euros, la calefacción en los asientos 406 euros y los retrovisores exteriores e interiores anti deslumbramiento cuestan 678 euros.

Si quieres que el coche ponga las largas y cortas de forma automática, tienes que pagar 185 euros, aunque si vas a viajar con él de noche a menudo se convierte en una de las opciones más recomendables por lo preciso del sistema. Es el sistema que aparece en una de las fotos superiores. No te asustes, no es un radar.

Por 939 euros puedes elegir la suspensión adaptativa M, que varía su dureza en función del tipo de conducción que estemos realizando en cada momento. No he podido probar el coche sin ella, ya que la unidad de pruebas la traía y es muy eficaz cuando juegas con los diferentes carácteres del coche.

BMW Serie 1 en EuroNCAP

Seguridad

Los BMW Serie 1 consiguen cinco estrellas en los tests EuroNCAP. De serie lleva airbags de conductor y acompañante, control dinámico de estabilidad DSC, con ABS, CBC y Control Dinámico de Tracción (DTC).

Por ello consigue un 91% de puntuación sobre 100 posible en protección de los pasajeros adultos. Es uno de los coches más seguros de su segmento, tanto a nivel activo como pasivo.

Aparte de por la seguridad pasiva, os lo aseguro después de comprobar que los adelantamientos se hacen en un abrir y cerrar de ojos gracias a los 320 caballos. Eso también es seguridad.

Continuará…

En Motorpasión | BMW M135i, prueba (parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios