Sigue a

Peugeot 2008

Otra de las novedades que hemos conocido durante el pasado Salón de Ginebra ha sido el Peugeot 2008. Un SUV pequeño destinado a competir en el segmento creado y dominado hasta el momento por el Nissan Juke. Y todo utilizando como base la plataforma del nuevo Peugeot 208, una apuesta arriesgada pero que será sin duda una de las principales bazas del fabricante francés.

Aunque todavía faltan unas semanas para su comercialización, ya conocemos bastante bien al Peugeot 2008, por eso os traemos todos los datos que tenemos disponibles. El nuevo modelo de Peugeot se ha elaborado entorno al concepto de coche urbanita y al de crossover, dos conceptos difíciles de integrar en un mismo producto pero que a otros fabricantes les han funcionado muy bien.

Peugeot 2008

Novedades de diseño del Peugeot 2008

El nuevo Peugeot 2008 rompe en cierta manera con la línea previa de diseño de Peugeot. El fabricante del león antes no estaba presente en este extraño segmento de los SUV o Crossovers utilitarios, por lo que ha tirado de experiencias previas, por un lado ha bebido del Peugeot 208, con el que ya hemos dicho que comparte plataforma, y por la otra con el Peugeot 3008, que hasta ahora era el SUV más pequeño del fabricante francés.

Del primero ha heredado las líneas principales del diseño, mientras del segundo ha adoptado algunas formas y soluciones técnicas relacionadas sobre todo con el concepto de crossover. Las medidas son especialmente contenidas, mide 4,16 metros de longitud y 1,74 metros de anchura. Es ligeramente más largo que el referente del segmento, el Nissan Juke (4,14 metros de longitud) y ligeramente más estrecho que el modelo japonés (1,77 metros de anchura).

En la parte delantera destaca una parrilla en línea con los nuevos rasgos de Peugeot. El morro recuerda bastante al del Peugeot 208, con una parrilla de forma trapezoidal que en este caso va en una posición muy elevada para dar una gran sensación de robustez. Los faros tienen unas formas muy afiladas, que no hacen otra cosa que reforzar la imagen robusta ya mencionada.

Peugeot 2008 trasera

En la parte inferior del paragolpes se ha optado por una solución bastante vista en los crossover, la de utilizar plástico negro sin pintar, mucho más resistente a golpes y la intemperie que los paragolpes completamente pintados. Nos vamos al lateral, donde se aprecia una preciosa línea de dos volúmenes que parecen uno, con una cintura bastante marcada y elevada.

Para rematar esta apariencia de SUV, las taloneras, al igual que el paragolpes delantero, van en plástico negro. La superficie acristalada lateral es bastante extensa y la estética de coche robusto queda rematada por los raíles de techo. Otro de los rasgos que se pueden apreciar ya en la vista del lateral son los faros traseros, que protuberan profundamente en el lateral del Peugeot 2008.

En la parte trasera destacan por un lado los faros, con la forma característica que ya se vió en el Peugeot 208, y por el otro lado la sensación de altura general de la trasera. Esta sensación viene reforzada por el ancho portón, el paragolpes en plástico negro y una luneta también ancha que en su parte superior va rematada por un pequeño spoiler.

Peugeot 2008 railes de techo

Amplitud y tecnología, puntos fuertes del interior del Peugeot 2008

La posición del conductor se ha estudiado especialmente en el Peugeot 2008 para ser confortable, prestando especial cuidado en la ergonomía, dirigiendo todos los mandos y controles hacia el conductor. Un nuevo volante, con notables diferencias respecto al que montan los actuales modelos de la gama y prácticamente idéntico al del Peugeot 208 será el encargado de convertir la voluntad del conductor en un giro de las ruedas.

El panel de instrumentos se sitúa muy elevado, ligeramente por debajo de la línea de visión del conductor. Una pantalla táctil corona el tablero en los acabados superiores del Peugeot 2008. Otras dos cosas que llaman la atención en el interior del Peugeot 2008 son el freno de mano tipo palanca de avión y el mando del llamado Grip Control que se encuentran en la consola central.

Existen múltiples puntos iluminados por LED en el interior, como el panel de instrumentos, o las guías del techo corredizo. Los asientos también son muy especiales, con unas formas muy redondeadas, unos grandes apoyos lumbares y sobre todo la apariencia de ser muy cómodos.

Peugeot 2008 interior iluminado LED

El espacio interior se ha tenido muy en cuenta durante el diseño del Peugeot 2008, del que se benefician los pasajeros. Además los respaldos de los asientos delanteros son más finos, para dar más espacio a la segunda fila. Los asientos se pueden abatir en proporcion 1/3-2/3.

De esta forma la capacidad del maletero aumenta de los 360 litros con las dos filas disponibles hasta los 1.194 litros, cuanto menos admirable en un coche de este tamaño. Además el maletero tiene sistemas de fijación para la carga, consistentes en cinco raíles protectores y seis ganchos donde sujetar la carga con una cinta y una red que vienen incluídos.

Peugeot 2008 Salpicadero

Motorizaciones y tren de rodaje del Peugeot 2008

Hay un amplio abanico de motores a elegir para el Peugeot 2008, cuatro motores de gasolina y tres diesel. En gasolina, la entrada de la gama será el 1.2 VTi tricilíndrico de 82 CV, el cual se podrá elegir en su variante convencional con una caja de cambios manual de cinco velocidades, que consume 4,9 l/100 km o en su variante e-VTi, con una caja de cambios pilotada de cinco velocidades y Stop/Start, que consume 4,3 l/100 km.

El siguiente escalón de la gama de motores gasolina será el 1.2 e-THP tricilíndrico con turbo de 110 CV, acoplado siempre a una caja de cambios manual de cinco velocidades y con Stop/Start, que homologa 4,5 l/100 km. Rematando la gama, hasta dentro de un par de meses, se encuentra el 1.6 VTi de 120 CV, que también va asociado a una caja de cambios de cinco marchas, con un consumo de 5,8 l/100 km. Decimos hasta dentro de un par de meses porque será entonces cuando Peugeot introduzca entre los motores a elegir el 1.2 e-THP de 130 CV, que va asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades y con Stop/Start, que consumirá 4,7 l/100 km.

Las tres motorizaciones diesel que se ofrecerán para el Peugeot 2008 vienen escalonadas en tres potencias. El primer motor será el 1.4 HDi FAP con una potencia de 60 CV, irá siempre asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades y consume 4 l/100 km. El segundo escalón de los motores diesel del Peugeot 2008 es el 1.6 HDi de 92 CV asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, un motor que consume también 4 l/100 km.

Peugeot 2008

Este mismo motor, pero asociado a la caja de cambios pilotada de seis velocidades será el más frugal de toda la gama 2008, homologando 3,8 l/100 km. El tope de gama de los motores diesel será el 1.6 HDi en su variante de 115 CV, asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades y Stop/Start, que homologa 4 l/100 km.

De la previsible versión Hybrid Air del Peugeot 2008, de la que hablaron en profundidad nuestros compañeros de Motorpasión Futuro, todavía Peugeot no ha dado datos, con lo que habrá que esperar hasta más adelante para ver si finalmente Peugeot se decide a sacar esta prometedora versión.

El Peugeot 2008 es un coche de porte pequeño y tiene un peso bastante contenido, de tan solo 1.045 kg, lo que significa 202 kg menos que su principal competidor, el Nissan Juke y 5 kg menos que el 208 del que deriva. Las suspensiones son de tipo McPherson en el eje delantero y de eje de torsión en el eje trasero. Gracias al peso reducido, el Peugeot 2008 promete ser un coche bastante ágil en giros cerrados, el tipo de conducción que predomina en la ciudad.

Peugeot 2008 Panel de instrumentos

Hay dos equipos de frenos disponibles, uno para las versiones más básicas y otro para las más potentes. Los discos de freno traseros siempre son macizos de 249 mm x 9 mm, mientras que los delanteros varían, el básico equipa discos ventilados de 266 × 22 mm, mientras el que equipará a las versiones más potentes lleva unos discos también ventilados de 283 × 26 mm.

El sistema Grip Control consiste en una serie de tecnologías aplicadas a la mejora de la tracción en condiciones de baja adherencia. Gestiona el control del acelerador y de los frenos para adaptarse a la adherencia del terreno, maximizando la tracción para cada tipo de terreno. El selector del Grip Control tiene cinco posiciones, una para cada modo. Se puede elegir entre el normal, uno para nieve, otro para conducción todocamino, otro más para arena y finalmente un modo que desactiva el ESP.

Este sistema se conjuga con una altura libre al suelo de 16 centímetros y unos neumáticos con marcaje M+S para hacer del Peugeot 2008 un coche con unas ciertas y leves aptitudes para su conducción off-road, siempre y cuando no sea en condiciones demasiado exigentes.

Peugeot 2008

Otros detalles adicionales y fecha de comercialización

Todavía no sabemos como se dispondrá la gama del Peugeot 2008 para España, pero sí sabemos que habrá además de los distintos acabados un generoso catálogo de accesorios para hacer único a cada coche. También sabemos que el equipamiento de seguridad será de serie en todas las versiones que se vendan en España. Entre el equipamiento de seguridad tenemos el ESP, el control de tracción y seis airbags (frontales, laterales y de cabeza). Además el Peugeot 2008 puede equipar la Centralita Telemática autónoma, con el Peugeot Connect SOS y Assistance, dos sistemas que permiten dar el aviso y localizar el vehículo en caso de accidente.

Aunque no tenemos todavía ni los precios del nuevo Peugeot 2008 ni como se estructurará la gama, sí sabemos que llegará a los concesionarios en primavera, previsiblemente temprano, porque parece que en Peugeot ya tienen todo prácticamente listo para el lanzamiento.

Ver galería completa » Peugeot 2008 (76 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios