Compartir
Publicidad

Miguel Molina vence en Hockenheim y los títulos del DTM tendrán que esperar a mañana para decidirse

Miguel Molina vence en Hockenheim y los títulos del DTM tendrán que esperar a mañana para decidirse
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El piloto español Miguel Molina ha sido el gran protagonista de la jornada en el circuito de Hockenheim, donde se disputan durante este fin de semana las dos últimas carreras de la temporada 2016 del DTM. Molina al volante de su Audi RS5 DTM se ha llevado la victoria en la primera prueba, después de una impecable carrera que además permite a Audi mantenerse con opciones al campeonato.

Molina salía segundo tras una formidable sesión de clasificación, pero lo hacía rodeado de un escuadrón de BMW que tenían como objetivo escoltar y proteger a Marco Wittmann, el líder del campeonato y principal favorito al título que partía en la cuarta posición. El otro con opciones, el italiano Edoardo Mortara, salía octavo y parecía quedarse sin opciones en los primeros compases de carrera. Pero todo cambió a 15 minutos del final...

Miguel Molina saldrá segundo esta tarde. Mucha suerte #dtmfinale #audi

Una foto publicada por Motorpasión (@motorpasion) el

Miguel Molina, con quien hemos compartido unos cuantos momentos durante este fin de semana, hizo una salida fantástica. Nos dijo que en las últimas carreras había conseguido mejorar las salidas, evitando que las ruedas traseras de su Audi RS5 DTM patinasen. Así lo hizo hoy sobre el asfalto de Hockenheim y en la primera curva conseguía situarse en la primera posición después de una pequeña excursión por fuera de la pista.

Miguel Molina 4

Empezó tirando muy fuerte para abrir distancia respecto al segundo clasificado, el portugués Felix Antonio da Costa, quien se mostró peleón y correoso durante las primeras vueltas, pero poco a poco fue perdiendo fuelle y el español consiguió abrir una distancia cómoda respecto al escuadrón de BMW, con Wittmann en tercera posición.

Todas las miradas puestas en Mortara

Desgraciadamente hoy todas las miradas estaban puestas en los candidatos al título de pilotos, Edoardo Mortara y Marco Wittmann. El primero parecía no tener opciones ya que no conseguía pasar de la octaba posición peleando con el piloto de BMW Timo Glock. El segundo se mantenía en una cómoda tercera plaza hasta que Felix Antonio da Costa le abrió la puerta para que se situase en segunda posición.

Pero todo cambió de forma drástica cuando apenas quedaban 15 minutos para el final de carrera, ya que los BMW de mitad del pelotón comenzaron a perder ritmo justo en el momento en que Mortara se sentía mejor, con neumáticos gastados y poco combustible ya en los depósitos. Mortara comenzó a adelantar uno por uno a todos los BMW, hasta que se situó en cuarta posición.

Mortara

Por delante los BMW de Da Costa y Wittmann parecían contar con una ventaja suficiente de tres segundos para acabar la carrera en esas posiciones, pero bajándoles tres décimas por vuelta nos encontramos con que a dos vueltas el final de carrera, Mortara estaba pegando los aros del Audi a la trasera del M4 DTM de Da Costa.

En una maniobra muy acertada, el italiano pasó al portugués y con el morro de su coche se acercó incluso a Wittmann, que no debía dar crédito a lo que estaba viendo a través del retrovisor. El único que podía aguarle la fiesta había remontado desde la octava hasta la tercera posición, sin que sus compañeros de BMW pudiesen hacer nada por evitarlo.

Por desgracia para los aficionados que estábamos en Hockenheim disfrutando de esta emocionante carrera, la maniobra de adelantamiento entre Mortara y Da Costa hizo que el primero saliese de aquella curva demasiado lento, dejando que Wittmann abriese un pequeño hueco en la última vuelta. Un hueco de algo más de un segundo, lo cual inhabilitaba a Da Costa para usar el DRS.

Wittmann

Finalmente, Miguel Molina entró en meta primero tras liderar la carrera de principio a fin, y por detrás Wittmann y Mortara completaron el podio, un podio que deja todavía abiertas las opciones del piloto italiano para arrebatarle el título al alemán, que sigue siendo el favorito con una ventaja de 17 puntos en la clasificación general.

El himno español sonó en Hockenheim en honor a Miguel Molina, que consigue así una nueva victoria en el DTM y demuestra que tras siete años en el campeonato alemán, sigue siendo uno de los pilotos que mejores resultados consigue en carreras y sobre todo, un piloto que ayuda con estos resultados a las opciones al otro título que tiene importancia aquí, el de constructores.

Miguel Molina 2
Miguel Molina

Mañana se disputa a las 15:18 la segunda y última carrera del fin de semana, la que pone fin a la temporada y lo hará con la máxima emoción, ya que los títulos tanto de constructores entre Audi y BMW están todavía en juego, así como el de pilotos entre Wittmann y Mortara.

¿Jugará Miguel Molina de nuevo un papel crucial en la resolución de este título? Todo parece apuntar que así será, porque el piloto se mostraba muy optimista con el comortamiento del coche de cara a mañana. Y no olvidéis que las carreras se pueden seguir en directo y de forma gratuita en YouTube.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos