Síguenos

Opel Intelligent-Link Insignia 2014

La gama 2014 del Opel Insignia tiene como novedad estrella el nuevo sistema de navegación e infoentretenimiento Navi 900 con el sistema Intelligent Link. Bien merece la pena hacer una mención aparte, porque es el mejor sistema que hay en el segmento D generalista, y supera a más de un Premium.

Es un equipo opcional, cuesta 1.100 euros, pero en relación al nivel de integración que tiene, y que no podremos conseguir algo comparable con soluciones de terceros, me parece bastante razonable. Además, hablaremos del nuevo manual de instrucciones inteligente, que deja en la prehistoria el manual en papel de toda la vida.

El sistema i-Link (para abreviar) hizo aparición en el Opel Adam, aunque en una solución más económica. En el Insignia es el tope de gama, y se irá incorporando a más modelos Opel aunque seguramente con menos prestaciones. Para sacar el máximo partido a todo este mejunje tecnológico es necesario un iPhone o un móvil con Android, los dos estándares de facto.

Opel Intelligent-Link Insignia 2014

Ni ruedas, ni ratón, ni mil botones

Si nos fijamos en un Insignia 2012 o anterior, equipando el navegador más completo nos encontrábamos con una consola central atiborrada de botones y que podía ser una pesadilla tecnológica (ver detalle). Por otro lado, cada botón hacía una o pocas cosas, así que era más directo y habrá quien lo prefiera.

En el sistema i-Link el conductor dispone de cuatro formas de gobernarlo. En primer lugar, tiene una botonera muy reducida que le permite moverse por los distintos menús y submenús estirando el brazo, lo clásico. La pantalla es táctil. En segundo lugar, se puede hacer casi todo con comandos de voz, si tenemos una dicción correcta.

La tercera opción son los mandos del volante, situados en la parte derecha del mismo, con un cursor de cuatro direcciones, botón “OK”, control de volumen y de canciones (siguiente, anterior). No utiliza ruletas. El volante queda más poblado de botones ahora, pero no llega al extremo del Citroën C4 de primera generación.

Opel Intelligent-Link Insignia 2014

Un panel táctil de lo más útil

La cuarta opción es más novedosa. Una solución que habían adoptado otros fabricantes alemanes bien conocidos es una ruleta en la consola central. En el nuevo Insignia se utiliza un panel táctil que no es un simple ratón. Reacciona a la pulsación de un dedo, dos o tres. ¡Esas risitas!

El panel proporciona una respuesta en forma de vibración para decirle al usuario que le ha entendido. En la pantalla no veremos un movimiento de cursor como el de un ratón, sino que se irá moviendo de un botón a otro en función de cómo movamos un dedo. Distingue entre arrastre y pulsación.

Dando un toque con dos dedos, reacciona de otra forma, por ejemplo, así cambia la fuente de sonido que estemos escuchando. Si le damos con tres dedos, se abrirá la lista de favoritos. Dicha lista consta de números de teléfono, música (radio, canciones) y direcciones del navegador GPS.

Opel Intelligent-Link Insignia 2014

No solo eso, el sistema también es capaz de reconocer escritura. Por ejemplo, si queremos buscar el teléfono de Trollencio, podemos dibujar una “T” con un dedo, y si reconoce la letra, filtrará la agenda empezando por esa letra. Todo esto, evidentemente, necesita un poquito de práctica…

Además, el sistema está preparado para aplicaciones dedicadas (o apps), que se almacenan en el coche, no en el teléfono. En la demostración que nos hicieron los responsables del sistema pudimos ver cómo funciona un programa de previsión metereológica o uno de estaciones de radio. Esto exige conexión por Bluetooth a un teléfono con conectividad a Internet.

La lista de aplicaciones irá creciendo y al menos ahora son gratuitas. Todas las aplicaciones que creen programadores externos a General Motors tendrán que ser aprobadas antes de poder ser utilizadas en el coche. Quieren tener un control de qué se usa, la justificación es mantener hábitos saludables de seguridad vial.

Opel Intelligent-Link Insignia 2014

Sí, no tendría mucho sentido una aplicación tipo Candy Crush que se pudiese usar en marcha. Una ventaja total del planteamiento de las aplicaciones es que permiten tener el sistema actualizado a lo largo de la vida útil del sistema, en vez de una versión de fábrica y para los restos.

La integración con los teléfonos móviles es muy completa, a través de enlace Bluetooth. Por ejemplo, si queremos escuchar a Los Chichos, le damos al botón de control de voz y decimos: “Audio. Los Chichos”. Así de fácil. Ojo, esto no sirve para el modo Bluetooth Audio, necesitaría conexión por cable a través de USB.

Hay dos conectores USB, de hecho yo conduje con un iPhone aportado por la marca, un pincho mío con música de la güena y además, mi móvil Android conectado por USB. Funcionaba todo a la perfección. El proceso de emparejamiento no podía ser más sencillo, en menos de un minuto está hecho todo.

Opel Intelligent-Link Insignia 2014

Si disponemos de las carátulas de los archivos musicales, las veremos tanto en la pantalla central, como en la del tablero de instrumentos si utilizamos el modo adecuado. También sirve para reproducir vídeos almacenados en el teléfono, solo que esta función solo está disponible en marcha.

De hecho, algunas funciones no se pueden usar en marcha, que es lo más lógico desde el punto de vista del conductor. Lo ideal es tener una pantalla de visión doble, para que el copiloto sí pueda usar el sistema pero el conductor no. Es una solución cara que podemos ver en marcas Premium como Land Rover.

El sistema sigue siendo compatible con los discos CD Audio de siempre, y también los CD MP3. Si tenemos nuestra colección de música bien ordenada por géneros, artistas, álbumes… el sistema lo clasifica en una base de datos para que las cosas no se busquen, se encuentren. En definitiva, es una experiencia de uso totalmente personalizada.

Opel Intelligent-Link Insignia 2014

El manual de instrucciones del Siglo XXI

Se acabó el mirar un ladrillo de 200 a 300 páginas y buscar las cosas. Basta con un teléfono móvil con cámara, de momento iPhone, después estará para Android. Pongamos que no sabemos usar el climatizador. Encendemos la aplicación, se enciende la cámara, y apuntamos al climatizador del coche.

Mediante visión artificial, el teléfono reconocerá los pictogramas de los botones del climatizador y los rodeará con color amarillo. Tocando la pantalla del teléfono en el botón en cuestión desplegará la página correspondiente del manual. Según los ingenieros de Opel, no puede existir nada más sencillo.

Además del interior, sirve para el compartimento del motor. La aplicación puede señalarnos dónde está la junta de la trócola varilla de aceite, boca de relleno del lavaparabrisas o la caja de fusibles. El conductor más inútil de la Tierra será capaz de encontrar lo que antes le sonaba a chino.

Opel Intelligent-Link Insignia 2014

La aplicación de llama Manual My Opel, ahora disponible en el App Store de Apple. Comprobé el funcionamiento in situ, es dependiente de la calidad de la cámara integrada y a veces puede despistarse con un cromado si le incide la luz. Esto ya es una limitación del propio teléfono y de su cámara.

La aplicación oficial de Opel también permite hacer recordatorios de intervalos de servicio, localizar el reparador autorizado más cercano, etc. Ya que hablamos de postventa, nos explicaron que tienen que dar una formación específica a los vendedores para que sepan explicar todo esto a los clientes, tanto lo del i-Link como lo del My Opel.

Ya tardan el resto de los fabricantes en hacer todo esto, incluso los Premium. Da gusto contar con esta tecnología sin ser un coche del segmento F que cueste más de 60.000 euros. Está claro que la tecnología ha llegado para quedarse y que puede ayudarnos mucho en nuestra vida diaria. Marty McFly diría a todo esto: “¡Qué fuerte, Doc!”

En Motorpasión | Opel Insignia 2014

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios