Motorpasión a dos ruedas: la obra de Deus Ex Machina y la custom que humilló a un Dodge Viper SRT-10

Sigue a

Cherry Red Bonneville

Hace unas semanas dimos cabida en esta serie de posts a una de las máquinas de Deux Ex Machina. En concreto a la que los australianos habían preparado en especial para Randy De Puniet. En los comentarios pudimos ver como a algunos usuarios como Antonio Martinez apreciaron ese hueco en especial para las obras de estos chicos. Pues bien, para Antonio y para todo al que le guste la forma de entender la moto en el otro hemisferio va este Motorpasión a dos ruedas.

Porque como veis en la cabecera hay una moto que tiene todas las características del estilo Deus Ex Machina. No han incrustado piezas modernas ni violado la estética original de los modelos clásicos. No. Han mantenido la línea y han sabido fusionar a la perfección motos tan dispares como una Kawasaki W650 con la Triumph Boneville, dejando que sea esta última la que le de nombre y corazón. Para disfrute personal y de la comunidad tenéis en el post original de Motorpasión Moto una galería completa para apreciar de cerca cada detalle de una moto que derrocha estilo.

Siguiendo con motos con carácter me gustaría recoger uno de los duelos que más “a cuadros” me han dejado. Y es que muy pocos me creerían si dijera que he visto como una custom hacía morder el polvo a todo un Dodge Viper SRT-10, ¿verdad?.

El duelo es, por lo menos, curioso. Si, como yo, no sois muy amigos del alemán os gustará saber que esa custom, esa Boss Hoss, anda por los 425cv y 574Nm de par con un motor V8 de seis litros. Cifras que no se alejan demasiado del V10 de 8.4l del deportivo americano. Tenéis información extra y demás como siempre en Motorpasión Moto donde vuestra opinión como aficionados de las cuatro ruedas será bienvenida.

También hay que destacar el papel que está teniendo la conocida SOPA en la actualidad porque, aunque en principio no lo parezca, blogs como éste abiertos al debate correrían peligro.

Y no quiero acabar sin mencionar que ayer fue el cumpleaños de un talento italiano. Un chico con madera de campeón que vio truncado su camino. Ayer Marco Simoncelli habría cumplido 25 años y aquí también me gustaría dejar estas líneas para su recuerdo.

Más información | Motorpasión Moto
En Motorpasión | Motorpasión a dos ruedas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios