Sigue a Motorpasión

Michael-Schumacher-Benetton

Tres años de sinsabores en su regreso a la Fórmula 1 son más que suficientes. Michael Schumacher ha dicho basta y esta misma mañana ha anunciado su adiós a la Fórmula 1 cuando termine la actual temporada. El piloto alemán aprovechaba la conferencia de prensa de los pilotos previa al Gran Premio de Japón para confirmar su adiós. Schumacher ha reconocido que aunque se siente con fuerzas de seguir luchando con los mejores, ahora mismo su motivación no es suficiente como para estar al 100%.

El reciente fichaje de Lewis Hamilton por Mercedes AMG, y que provocaba que Schumacher se quedara sin asiento, podría haber sido el detonante. Al heptacampeón del mundo no le iban a faltar ofertas, pero quizás ninguna de un equipo que le permite luchar más allá de algún podio o meterse por los puntos. Tras su retirada inicial en 2006, Michael Schumacher volvió para tratar de aumentar sus cifras y aunque este año consiguió volver a un podio en el Gran Premio de Europa, su regreso podría calificarse como de pequeño fracaso.

Pero más allá de estas tres últimas temporada, Michael Schumacher será recordado por sus 7 títulos, 91 victorias, 155 podios, 69 poles y 77 vueltas rápidas. Por desgracia para el, además de por los laureles del éxito, su imagen también será asociada a ciertas maniobras antideportivas. Damon Hill en el Gran Premio de Australia de 1994, Jacques Villeneuve en el Gran Premio de Europa de 1997 o en menos medida su ex-compañero Rubens Barrichello en el Gran Premio de Hungría del pasado año son algunos ejemplos de cómo se las gasta Michael Schumacher en la pista. Adiós Kaiser.

Más información en Motorpasión F1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

37 comentarios