Sigue a Motorpasión

Mitsubishi i MiEV

2011 es el primer año completo en el que hay una oferta real de coches eléctricos que no son ni de juguete, ni carritos de golf, ni utilitarios inservibles, ni imposibles de pagar… Hablamos de coches eléctricos que pueden viajar por la carretera como los demás, con todas sus homologaciones como turismos y sin más restricciones que sus prestaciones y autonomía.

Al acabar 2010, en España se habían vendido 400 vehículos eléctricos. Desglosando, poquitos son turismos: 39 Think City, 1 Peugeot i0n, 2 BYD F3 DM (híbrido enchufable) y 24 Nissan Leaf. El i0n para ser más exactos es la unidad que se matriculó para el uso de SM la Reina Sofía en sus vacaciones veraniegas. Los Leaf son de la flota de prensa que probamos, casi todos. Los BYD son de Endesa.

En lo que va de año, miremos enero de 2011. Se han matriculado 7 Think City, 3 smart fortwo EV, 1 Nissan Leaf, 1 Peugeot i0n y 1 Mitsubishi i MiEV en España. Las ventas van al goteo y prácticamente todos son para empresas, flotistas o instituciones. Para los particulares habrá que esperar todavía, pero aunque hay pocos, hay a secas.

Nissan Leaf

Según la consultora DBK, hasta 2015 casi todos los clientes de coches eléctricos en España no serán particulares. Se cree que en 2014 estarán circulando 50.000 vehículos eléctricos en nuestras carreteras, incluyendo industriales, motocicletas y cuadriciclos a la ecuación.

Para el horizonte de 2020 se cree que ya habrá 600.000 coches eléctricos en España, lo cual no debe ser un problema para el sistema eléctrico porque ese número se soportaría perfectamente a día de hoy. Los particulares darán el salto cuanto más se moderen los precios y se vuelvan más atractivas sus prestaciones o autonomía.

Echemos un vistazo al otro lado del charco, a Estados Unidos. Los dos coches de los que hay que hablar en este tema son el Nissan Leaf y el Chevrolet Volt. Antes de empezar 2011 se habían vendido 326 Volt y 19 Leaf, las entregas a los primeros clientes empezaron en el mes de diciembre.

Chevrolet Volt

Enero de 2011 ha sido el primer mes completo en el que han coincidido, y sorprendentemente, gana el americano. Se vendieron 321 Volt y 87 Leaf, en el acumulado van 647 Volt y 106 Leaf. Recordemos que el precio del Volt es notablemente superior al del Leaf, pero no tiene la desventaja de la autonomía.

El ejemplo que voy a poner a continuación no es precisamente algo mayoritario, de la misma forma que el americano medio no es un Amish y haberlos haylos. En la familia Kramer tienen tres coches que no necesitan gasolina, aunque dos de ellos pueden utilizarla puntualmente. Son fácilmente 100.000 dólares en coches.

Felix Kramer ya fue el primer usuario de un Toyota Prius II convertido a Plug-in. El 22 de diciembre le entregaron un Volt (el 7º de la producción) y dos días después recogió un Leaf de los primeros. Eso es llevar lo de ser un early adopter hasta el extremo. Y no, no voy a pedirle matrimonio.

Familia Kramer con Prius PHEV, Leaf y Volt

Aún queda mucho de 2011 por delante, pero desde luego las ventas proseguirán su goteo. En nuestro país, lo dicho, los particulares no nos tiraremos en masa a por ese tipo de coche, pero gracias a las primeras unidades y a algunos benditos “locos”, acabará habiendo infraestructuras de recarga y plazas de aparcamiento reservadas para el futuro.

Los que sí tienen un potencial de crecimiento más inmediato son los híbridos. El Toyota Prius se vendió un 51,4% más en 2010 en España, aunque la marca rival Honda no tuvo buenos resultados con el Civic Hybrid ni el Insight. Es más, por cada Insight vendido se vendieron 10 Prius, y eso que es más barato.

Este año llegará una idea nueva, el híbrido diesel, a ver qué tal funciona. El caso es que metidos ya en la segunda década del siglo, ya hay dejar de ver estos coches como anécdotas tecnológicas porque empiezan a ser parte de la realidad cotidiana, por lento que sea su movimiento.

Fuente | El Mundo Motor, Instituto de Estudios de Automoción, Calcars, Green Car Reports

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios