Sigue a

juegos-historia-parte-2.jpg

Ya es sábado, cómo de rápido pasa la semana, tiempo de cambiar Vidaextra por Motorpasion. Y no hay nada mejor para aprovechar la mañana de un sábado que dedicarse a bucear en el baúl de los recuerdos tal y como hicimos la semana pasada. Y eso, qué queréis que os diga, tiene sus riesgos.

Buscaremos videojuegos que en su momento fueron míticos, significaron un cambio, una revolución o que, sencillamente, fueron tan destacados y potentes que se grabaron en la memoria de una generación de jovencitos (y no tan jovencitos) que anhelaban sentir la adrenalina de ir circulando a 220 Km/h en un descapotable. Decía lo del riesgo por una sencilla razón. La maldita costumbre que tenemos los seres humanos de subir a un pedestal todo lo pasado.

Y es que hay juegos que muy a nuestro pesar no han aguantado el paso del tiempo y hoy, al arrancarlos de nuevo o recordarlos mediante vídeos, no podemos más que preguntarnos: ¿Esto era así? ¿De verdad yo alucinaba con esto? ¿En serio perdí todo séptimo de EGB con esta cosa monocroma? Pues sí amigos. Muchos lo hicimos y la selección de hoy vuelve a ser un homenaje a todo aquello. Cinco juegos, cinco pequeñas maravillas. Os aviso, hoy tenemos el modo retro a potencia máxima.

A los recién llegados al mundo de los videojuegos os aviso y os pido un favor. Pensad en cómo era la informática cuando salieron estos títulos, pensad que fueron pioneros y que eso cuesta mucho más. Y probadlos, no es muy difícil hacerlo a día de hoy, probadlos y veréis que no se necesitan shaders de última generación ni una potencia de cálculo brutal para, sencillamente, disfrutar un ratito ante un volante pixelado. Empezamos.

Test Drive (1987) – Accolade

Hablar a día de hoy de un juego de la franquicia “Test Drive” es hablar de, como mínimo, un buen juego de coches. Pero hubo una época, antes de que todos pudiésemos mostrar 256 colores en pantalla, en la que un juego se atrevió a sentar precedente. “Test Drive”; llegaba en 1987 de la mano de Accolade e iniciaba una franquicia que con el paso de los años nos ha regalado grandes títulos.

El juego, bien dotado técnicamente para la época (sobre todo algunas versiones), nos proponía ponernos a los mandos de todo un cochazo deportivo de la época y recorrer una carretera (una especie de Costas del Garraf pero con mala inquina) repleta de policías dispuestos a multarte si te parabas o a colocarse delante tuyo y entorpecer tu paso si no atendías a razones (como bien me ha recordado Javier Costas). Amén del tráfico que adelantar para llegar a la meta, claro está.

Un Lamborghini Countach, un Ferrari Testarossa, el Lotus Esprit Turbo, y por último y no menos importantes un Porsche 911 Turbo y un Chevrolet Corvette. El juego fue muy bien recibido por la crítica en su momento pero sobre todo por una versión que destacaba por encima de las otras (o quizá es a la que yo más cariño le tengo) la de Amiga. Muchos más colores en pantalla (pensad que se hicieron versiones del juego que corrían en EGA), mejor tasa de fotogramas por segundo… pero claro, ¿quién demonios tenía un Amiga en aquellos años?

A modo de curiosidad tened en cuenta que hace escasamente un mes salió a la venta para Xbox 360 y PS3 un heredero espiritual de esta franquicia. El “Test Drive Unlimited 2”, un juego que llevaba en boxes como 3 años y que, según los expertos, no acaba de despuntar del todo.

Stunts Car Racer (1989) – Microprose

De este, según lo que he ido leyendo en los comentarios, se que muchos de vosotros guardáis un buen recuerdo. No es para menos. Estamos hablando de un juego con el que muchos perdimos tardes y tardes y tardes. La premisa es extraña pero muy sencilla. Una carretera elevada en la que van apareciendo loops imposibles, saltos asesinos, curvas peraltadas de trazado psicópata y una serie de coches deportivos míticos que elegir.

Olvidad la simulación, que aquí se trata de hacer el cabra y cuanto más mejor. El coche podía ir rompiéndose dependiendo de nuestros aterrizajes, de si nos salíamos de las curvas o de si, directamente, caíamos hacia el infinito en uno de sus loopings mortales. ¿Recordáis cómo se rompía el cristal cuando perdíamos la partida?

En revisiones posteriores del título se llegaron a lanzar (de modo no comercial) packs con nuevos circuitos e incluso la posibilidad de diseñar nuestras propias pistas y compartirlas. Por lo divertido que era, por lo cafre de la propuesta y por las innumerables tardes de diversión que nos proporcionó a muchos, este “Stunts Car Racer” tiene que figurar entre nuestros recuperados del baúl de los recuerdos.

A los amantes de los buenos gráficos que viendo el vídeo alucinan y se preguntan ¿cómo demonios podían jugar a algo tan horrible? Sólo os digo una cosa. Probadlo. Seremos old school y amantes de lo añejo pero demonios, era más divertido que muchos juegos de coches actuales. Y si queréis un heredero espiritual más actual echadle un ojo al “Trackmania Sunrise”

World Rally Championship “Carlos Sainz” (1993) – Gaelco

Primero dejadme aclarar que no se trata del primer juego de Carlos Sainz que salió al mercado pero estoy convencido de que es el más popular. Varios años antes la mítica Zigurat había lanzado un título basado en las correrías del piloto madrileño y aunque había cosechado bastante éxito a nivel local, no había desatado la fiebre de este “World Rally Championship”.

Y es que estamos hablando de un juego especialista en dejarnos sin monedas de cinco duros. Un arcade puro y desarrollado en España por Gaelco que basaba su fuerza en lo fácil que era derrapar. Software español para demostrar que aquí también sabemos hacer las cosas. Curvas súper agresivas, una innovadora perspectiva en isométrico, escenarios detallados y repletos de gente, obstáculos (esos montículos cargados de odio que aparecían cuando menos lo esperabas) y un sistema de derrape que, no lo neguemos, era una gozada para las recreativas de la época.

Aunque algunos han querido verle tintes de simulador yo no sabría qué decir. Esto es un arcade puro y duro, un juego directo que apuesta por la diversión inmediata y no se pierde en agua de borrajas. Jovencitos del patio que no habéis probado este título tengo dos cosas que compartir con vosotros. La primera es que estoy convencido de que si saliese un remake HD de este mismo juego, con la misma perspectiva, sin 3D, pero con gráficos actualizados y la misma jugabilidad, muchos nos tirábamos de cabeza a por él.

La segunda es que hace un par de años la mismísima Gaelco desbloqueó el juego y ahora mismo es legal (sí, he dicho LEGAL) bajárselo de su misma página web y jugarlo con un emulador de Mame. Lo podéis bajar de la mismísima página oficial de Gaelco. Venga, ¿quién quiere volver a pegarse una partida a este “World Rally Championship”

Super Mario Kart (1993) – Nintendo

Soy consciente de que esto es un cambio radical y de que puede que el bueno de Mario no pegue mucho por aquí, entre tanto fórmula 1 y deportivo ochentero. Pero qué queréis que os diga, “Super Mario Kart” desató una fiebre de tal calibre que es imposible no ponerlo en una lista de juegos míticos de conducción.

Era la época del “cerebro de la bestia” y entre los “Killer Instinct” y los “F-Zero” de turno, Nintendo y Shigeru Miyamoto nos regalaron una pequeña obra maestra. Un recogido de ocho personajes de la saga Mario, unos karts y a correr en circuitos desquiciantes. Un uso tecnológico brutal para la época (el mítico Modo-7 de la SNES) y sobre todo una jugabilidad endiablada hicieron que muchos perdiésemos tardes junto a los amigos dándole a un juego infantil pero tremendamente divertido.

El uso de power ups en carrera con los que perjudicar a nuestros rivales, lo sencillo del control, lo divertidos que eran los circuitos, la pantalla partida… un clásico que ha llegado a ser nombrado como uno de los 10 mejores juegos de la historia. Sólo os diré una cosa más, vendió más de 8 millones de unidades en una época en la que el número de consolas de sobremesa vendidas era infinitesimal si lo comparamos al actual. “Super Mario Kart”, ¡cuanto daño hiciste!

Daytona USA (1994) – SEGA

La semana pasada vimos cómo de importante había sido SEGA en los años noventa con esas dos joyas llamadas “Out Run” y “Virtua Racing” y hoy debemos volver a cerrar el ciclo con otra de sus obras maestras. El mítico, el inolvidable, el infinitamente rejugable… “Daytona USA”.

¿Cómo olvidar aquella canción que se enganchaba tantísimo y que atronaba por los altavoces de la recreativa? Es imposible, el “Daytonaaaaaaaaa, let’s go Away” nos acompañaba durante toda una vertiginosa carrera en la que la jugabilidad más arcade posible se mezclaba con un apartado visual impresionante. Pensad que estamos hablamos de un juego que compartía escenario con el “World Rally Championship” y que, sin desmerecer un ápice a la obra de Gaelco, parecía venido del futuro.

Reflejos en los cristales, modelos tridimensionales texturizados por primera vez, cámara con vibración, partículas por doquier, la voz del copiloto, el sonido envolvente, los asientos que vibraban, la caja de cambios al lado del volante y las monedas de 20 duros que volaban de nuestros bolsillos… un auténtico delirio que acabó llegando a PC y a Saturn en dos versiones un tanto descafeinadas pero que mantenían parte de la gracia original.

Eran los años dorados de SEGA y parecía que tenía un don para elaborar grandes juegos de carreras. Pero no penséis que su reinado acabó aquí, ni mucho menos. Tenían una bala en la recámara llamada “Sega Rally” que ya desgranaremos la semana que viene.

Será entonces cuando elijamos a otros cinco aspirantes para salir del baúl de los recuerdos y aunque no os lo creáis ya se oyen sus gritos desde aquí. ¿V-Rally? ¿Collin McRae? ¿Gran Turismo? ¿TOCA? ¿Carmageddon? ¿Motorhead? ¿Crazy Taxi? ¿Midnight Club: Street Racing? ¿Burnout?

Estoy convencidos de que conocéis a aspirantes de los que nosotros no hemos oído ni hablar, pero paciencia que todo llegará. Mientras nos volvemos a ver dentro de siete días, qué me decís, ¿nos echamos un vicio al “Daytona USA”?

Vídeo | Youtube Youtube, Youtube, Youtube, Youtube, Youtube
En Motorpasion | Juegos de coches que hicieron historia (Parte 1)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

47 comentarios