Sigue a Motorpasión

Comienzan a llegar las felicitaciones navideñas de las marcas de coches, unas más cañeras que otras. Si esta mañana Mercedes AMG nos sorprendía haciendo unas pastitas con el motor de un SLS AMG GT3 en circuito, BMW se ha ido por algo un poco más radical.

Han cogido un BMW M135i, el pequeño compacto de 320 caballos de potencia que en breve probaremos en Motorpasión, han montado dentro a cuatro componentes de un coro y han puesto al volante a Martin Tomczyk, uno de los pilotos de BMW en el DTM alemán.

El objetivo, crear “el Villancico más rápido del mundo” durante una vuelta de infarto al trazado de l´Anneau du Rhin hace solo unos días. Las caras de los músicos no tienen desperdicio y he de admitir que el resultado final es bastante mejor de lo que yo conseguiría hacer en esas condiciones.

En Motorpasión | Felicitando la Navidad con el escape del coche

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios