Sigue a

BMW X6 M

En el año 2009 tuve la oportunidad de probar un coche que mezclaba dos conceptos que sobre el papel son incompatibles, prestaciones de superdeportivo en formato SUV. Con 555 caballos de potencia el BMW X6 M tenía por entonces el honor de ser el SUV más potente del mercado, aunque hoy en día el Mercedes GL 63 AMG le supera en solo dos caballos.

Cuando publicamos aquella prueba, los comentarios criticando este coche fueron una constante. La primera parte tuvo más de 100 comentarios y las otras tres (parte 2, parte 3 y parte 4) rozaron los 50 cada una de ellas, superando la media de la mayor parte de las pruebas.

El BMW X6 M no obtuvo una nota demasiado alta, un 7 sobre 10, lo cual para un coche de su precio y planteamiento es un claro fracaso. Un peso demasiado elevado y unos consumos descomunales eran sus principales defectos, pero eso no quiere decir que fuese un coche lento. Y para los que todavía tienen dudas, nada mejor que echar un vistazo a este vídeo.

En él se ve un BMW X6 M rodando a fondo por una carretera de curvas durante unos cuantos kilómetros, demostrando que a pesar de sus casi 2,5 toneladas de peso, es un coche capaz de poner en apuros a algunos coches deportivos y superdeportivos más rápidos del momento.

Es cierto que a muchos de nosotros la idea de abrir los BMW M GmbH a modelos SUV no nos agrada, pero hay que entender que las estrategias comerciales de las marcas tienen un sentido y si han creado este coche será porque hay demanda. ¿Acaso le haríais ascos a hacer un tramo como este a fondo en un BMW X6 M?

Vía | AutoBild

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios