Compartir
Publicidad
Publicidad

¿A qué huelen las nubes de Madrid en 2015? A dióxido de nitrógeno

¿A qué huelen las nubes de Madrid en 2015? A dióxido de nitrógeno
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llegados a este punto, podemos y debemos decir que el transporte urbano en Madrid es capaz de generar situaciones comprometidas para el medio ambiente y para la salud de los madrileños si se dan las circunstancias, y últimamante estas se dan mucho.

En Motorpasión os hablamos hoy de que quizá, prohibir por prohibir no vaya a ser la mejor solución con respecto al diésel, en cualquier caso, salta a la vista (nunca mejor dicho, porque las vistas de la capital desde, por ejemplo la sierra, nos muestran una txapela más densa que nunca) que las medidas propuestas hasta ahora no son suficientes, como no nos hemos cansado de apuntar cuando nos dio por diseccionarlas. Parece que 2015 marca ahora un nuevo cariz a lo que está por llegar.

Quizá estaba deseando escribir esto, pero lo cierto es que la prensa esta vez se está dejando guiar dependiendo de por dónde sopla el viento, mejor dicho, dependiendo de la intensidad del mismo (simplificando de entre los muchos factores meteorológicos que condicionan que nos demos cuenta de que el aporte contaminante del transporte en Madrid es mayúsculo).

No resulta cuanto menos muy, pero que muy triste que en función del invierno que venga seamos consecuentes con esta realidad, con los medios de comunicación incluidos en primera línea hasta que llegue la próxima nube propiciada por la naturaleza y no por nuestros motores.

Contaminación del aire en Madrid

La ronda de la contaminación

Y es que, ya no os vamos a hablar en concreto de los niveles de NO2 (dióxido de nitrógeno) en una o dos estaciones como en anteriores episodios, sino del número de veces que se superan los niveles recomendados por la OMS (200 μg/m3 durante no más de una hora); algo que no tiene por qué suceder en hora punta, sino pasadas unas horas cuando la ciudad se va a dormir.

Lo más repetido es que "se ha gastado ya el saldo de contaminación que teníamos para todo el año" (What?). Lo que quiere decir: la legislación europea permite un máximo de horas superadas al año y que los récords están para pulverizarlos. A modo de ejemplo, la estación de Sanchinarro superó el 7 de enero 18 veces los 200 μg/m3; y también nos vale la de Barrio del Pilar, que lleva 27 veces superadas u horas (para este caso) logrando ese nivel de contaminación.

En Madrid hay 24 estaciones, y de estas, 13 han superado el famoso nivel 114 veces en total. Y no sólo eso, los que crean que huyendo a una ciudad dormitorio pueden librarse de los malos humos cada vez están más equivocados, porque los récords están para batirlos, y la situación medioambiental no es tan sencilla o simple como podría parecer. Ejemplificando, estaciones de municipios hasta 40 kilómetros de la capital han superado los niveles. Hablamos de Alcalá de Henares, Alcobendas, Colmenar Viejo o Collado Villalba.

Estacion Castellana Calidad Aire 2015

Todos sabemos qué hacer

Con la alarma social una vez creada (podéis consultar la situación del aire en Madrid en directo en la página del ayuntamiento), toca volver sobre las mismas cuestiones, sobre qué medidas habría que tomar y cómo habría que tomarlas; mirando hacia el Norte, hacia nuestros vecinos para ponerlos como ejemplo y más minoritariamente, como tratamos de escribir aquí, recordando que la movilidad alternativa ofrece opciones bastante plausibles alocadas. Todo muy grave hasta que cambie la previsión meteorológica.

Vía | ABC
Imágenes | Miguel A. Sancho (CC), Scambelo-Flickr (CC) en Flickr
En Motorpasión Futuro | Madrid no cerrará el tráfico en el centro, En París no circulará un solo coche diésel en 2020, o eso dice su alcaldesa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos