Sigue a

Alguien tendría que decirles a estos muchachos que lo suyo no es una especialidad del mundo del Motor sino un desarreglo en el sistema límbico por lo menos. Los fans del drfting, que me perdonen por la blasfemia de comparar su disciplina favorita con estos donuts temerarios que vemos aquí, pero el llamado drifting árabe es lo que tiene, que se monta en cualquier lugar. Hasta en mitad de la calle y alrededor de un autobús escolar.

Sabido es que los hajwalah (هجوله) y tafheet (تفحيط) chiflan a muchos habitantes de los países de Oriente Medio, y lo que vemos aquí, este duelo entre un Honda Accord y un Toyota Camry aderezado con algunas pick-ups que siempre vienen bien para hacer el cabra en medio de aquellos parajes, es una muestra de este gusto por dar el espectáculo, en el sentido más negativo de la expresión.

Si sois pacientes, veréis detalles como el culo de dos de los ocupantes saliendo por la ventana del coche (2:50), la cámara a bordo del Toyota (5:45) e incluso una curiosa inscripción en árabe que aparece en el Accord. Leo por ahí que significa que el conductor va puesto de metanfetaminas. No me extrañaría, viendo el resultado. Para que luego hablemos de Rusia y sus absurdos…

Vídeo | Motorsports Tube (StreetFire)
En Motorpasión | San Fermines al estilo Saudí: mucho ruido y pocas luces

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios