Síguenos

Detector de radares

Reforma tras reforma los detectores de radares llevaban años situados en un limbo legal, ayer fue el día en el que finalmente se declararon ilegales. Hasta ahora siempre y cuando fueran simples detectores se consideraban alegales, es decir, se podían tener instalados en el coche y conducir con ellos activados, pero la inmovilización del vehículo quedaba en manos del agente.

Lo que estaba prohibido hasta ahora (y sigue estando) es conducir coches con dispositivos capaces de inhibir la señal de los radares o interferirla, constituyendo una infracción muy grave. Los detectores de radar permiten eludir la vigilancia de los agentes, pero como los dispositivos que informan de la posición de los radares son legales (alusión a los localizadores de radar por GPS), estaban en una situación bastante complicada de definir.

Pues ya no, los artículos que hacían la alusión tan poco clara a estos dispositivos han sido modificados de manera que los detectores de radar pasan a ser completamente ilegales, siendo sancionado el conductor de un coche que lo equipe con una sanción económica y la detracción de puntos, al considerarse infracciones graves la cuantía de la multa sería de 200 euros y 3 puntos menos en el carnet de conducir.

Si su preocupación es la velocidad tiene poca lógica que lo atajen yendo por unos dispositivos que tienen instalados un escaso porcentaje de conductores. En cualquier caso, avisados quedáis si tenéis uno de estos dispositivos en vuestro coche.

Actualización: Esta medida forma parte de un anteproyecto de ley que se hará efectivo cuando se apruebe en el Congreso, probablemente en el mes de septiembre.

Fotografía | Flickr (Becky Lai)
En Motorpasión | Detectores de radar: ¿legales, ilegales o alegales?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios