Síguenos

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Si ayer comenzábamos nuestro primer contacto con la nueva generación del Volkswagen Golf, la séptima, hoy nos toca profundizar en todo lo relacionado con la oferta de motores, las nuevas tecnologías que implementa y también en cuanto a cualidades dinámicas y comportamiento se refiere.

En la primera parte, la de ayer, quedó claro que en Volkswagen no han arriesgado en el diseño. Han preferido mantener la esencia del modelo. Además, el interior mantiene el nivel de acabados y calidades esperado, pero luce un nuevo diseño que aunque resulta sobrio está a la altura de las circunstancias.

La generación saliente del Volkswagen Golf ya era una referencia en su segmento en cuanto a cualidades dinámicas, pero, ¿seguirá el Volkswagen VII siendo tan agradecido y fácil de llevar? Nosotros ya lo hemos conducido por las reviradas carreteras de Cerdeña y te lo contamos.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Oferta de motores

Para la séptima generación de su compacto por excelencia, Volkswagen ofrece una gama de motorizaciones que cuenta con tres opciones gasolina y dos diésel, todos ellos equipados de serie con sistema Start/Stop y recuperación de energía en la frenada.

Todos los motores adoptan además una posición estandarizada en el vano motor (antes la posición e inclinación de cada motor era diferente) y ahorran hasta un 23% de combustible con respecto a sus predecesores, gracias a las medidas comentadas ayer de construcción ligera, a mejoras en la gestión térmica de los motores y también al conjunto de tecnologías Bluemotion (S/S y recuperación de energía en la frenada).

Aunque en Alemania la oferta comienza con un 1.2 TSI de gasolina y 85 CV, en España la opción básica será ese mismo 1.2 TSI (EA211) pero con 105 CV de potencia y consumo homologado de 4,9 litros a los cien kilómetros, lo que supone un ahorro de en torno a 0,3 litros. De serie equipa una caja manual de seis relaciones aunque también puede montar el cambio automático DSG de 7 marchas.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

El siguiente escalón es un 1.4 TSI de 122 CV que consume 5,2 litros (5 litros con DSG), aunque la opción más interesante de todas es la variante de 140 CV, que equipa, como ya vimos en el Audi A3, un sistema de desconexión selectiva de cilindros (ACT) para ahorrar combustible en momentos en los que no nos haga falta la fuerza de los cuatro cilindros (de éste motor hablaremos un poco más adelante).

Ya en la gama diésel encontramos un 1.6 TDI de 105 CV que logra las cifras de consumo y emisiones de la versión Bluemotion anterior (3,8 litros y 99 g/km de dióxido de carbono) y un más potente 2.0 TDI de 150 CV, que es la opción que nosotros probamos (también hablaremos de él más adelante).

Aunque de momento no estará disponible, una de las versiones más interesantes es sin duda el Golf Bluemotion, cuyo 1.6 TDI de 110 CV consigue reducir los consumos hasta los 3,2 litros a los cien kilómetros (85 g/km de CO₂).

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

La séptima generación del Volkswagen Golf ya se puede reservar, aunque las primeras unidades no llegarán hasta la primera quincena de noviembre. Las versiones GTI, GTD y Bluemotion, así como una versión eléctrica y otra de gas natural (CNG), llegarán al mercado en 2013.

Al volante

Si por algo destaca la generación saliente del Volkswagen Golf es por su satisfactorio comportamiento dinámico y por la facilidad con la que nos acostumbramos a conducirlo. El Golf VII, como era de esperar, mantiene estas cualidades.

Una de las principales novedades en cuanto a dinámica se refiere son los nuevos modos de conducción (Eco, Sport, Normal e Individual) que modifican parámetros de la dirección, el motor y el cambio. En caso de equipar la suspensión DCC adaptativa se suma un quinto modo denominado Comfort, que prima la comodidad de marcha.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Entre las novedades tecnológicas del modelo destaca el sistema de freno anti colisión múltiple (frena el vehículo tras un accidente para reducir en lo posible las consecuencias del impacto), control de crucero adaptativo, Front Assist o asistente de frenada de emergencia en ciudad, junto a sistemas ya vistos como el asistente de mantenimiento de carril o el detector de fatiga.

Todas las versiones del Golf cuentan con una suspensión delantera de tipo McPherson, pero sólo algunas cuentan con un eje trasero multibrazo (las más potentes), montando las de menos de 122 CV un eje semirígido de barra de torsión.

El comportamiento de las versiones probadas, con eje trasero multibrazo, es más bien neutro. Lo cierto es que sin llevar el coche al límite no se aprecia subviraje y tampoco notamos la trasera para nada suelta. En este sentido el coche parece haber evolucionado algo con respecto al anterior. Tiene un carácter menos subvirador y el eje delantero se siente más ligero, pero en conjunto se nota más robustez, más aplomo.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Ya que no hemos podido probar ninguna versión con eje trasero torsional, las apreciaciones del párrafo anterior no son aplicables a los modelos de potencia inferior a 122 CV, que serán más que probablemente los más vendidos en el mercado.

La dirección eléctrica de asistencia progresiva tiene buen tacto y es cómoda para maniobrar y conducir por ciudad. Si aumentamos el ritmo y afrontamos una zona revirada se vuelve más dura, siendo más precisa. No obstante, no transmite como querríamos qué están haciendo las ruedas.

Uno de los puntos fuertes de este nuevo Golf es sin duda el importante salto que da en cuanto a comodidad de marcha se refiere. La suspensión absorbe perfectamente las irregularidades del terreno y la marcha es muy suave y agradable. A pesar de esto, el comportamiento dinámico no se ve afectado negativamente por el aumento en comodidad. De hecho, aún siendo más cómodo, el comportamiento del Golf VII me ha gustado más que el de la anterior generación.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Durante nuestra prueba hemos pudimos conducir las dos opciones más potentes con las que cuenta por ahora la gama (a la espera, el próximo año, de las versiones GTI y GTD): el 1.4 TSI de 140 CV con desconexión de cilindros y el 2.0 TDI de 150 CV, éste último tanto con cambio manual como DSG.

El motor 1.4 TSI de 140 CV, perteneciente a la nueva familia EA211, parece haber dado un importante paso con respecto al anterior bloque de igual cilindrada. Mejora tanto por las buenas sensaciones que transmite al conducirlo (más alegre), como por sonido, ahora con una nota bastante más sonora, más racing.

El 1.4 es una buena opción si nos gustan los motores de gasolina ya que, aunque no es ninguna bomba en cuanto a prestaciones se refiere, sí permite una conducción ágil y unos consumos ajustados (homologa 5,2 litros). Nosotros lo probamos con cambio automático DSG, una alternativa que nunca defrauda si lo que buscamos es un automático.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Lo más llamativo de este motor es que puede equipar el sistema ACT de desconexión selectiva de cilindros, que desconecta los dos cilindros centrales a baja carga (siempre entre 1.400 y 4.000 RPM, y entre 40 y 140 km/h). En la práctica ni siquiera nos damos cuenta de cuando pasamos al “modo dos cilindros”, salvo por la indicación del cuadro de mandos, ya que el sonido no parece variar.

Por su parte, el 2.0 TDI de 150 CV lo probamos tanto con cambio manual como con transmisión DSG, en este caso de 6 velocidades (que como novedad cuenta además con modo “a vela”). Gracias al mayor par motor se muestra más enérgico que el TSI, aunque el sonido no acompaña como en el gasolina.

Durante la prueba nos pareció mucho más silencioso el modelo TDI manual que el TSI, aunque después probamos el TDI DSG y resultó ser más ruidoso que el primero. Imaginamos que en el TSI se ha buscado deliberadamente que se aprecie el sonido al subir de vueltas desde el interior del habitáculo, aunque responsables de la marca nos aseguraron que no hay diferencias entre versiones en cuanto a insonorización se refiere, así que dependerá únicamente del motor.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

En definitiva, el nuevo Volkswagen Golf mejora en todos los aspectos a su predecesor (prestaciones, consumos, comodidad, habitabilidad…). Podrá gustar o no, y siempre habrá detractores (entre nuestros lectores, por ejemplo), pero el Golf VII es un producto al que auguro, al menos, el mismo éxito que su predecesor.

Ver galeria completa » Volkswagen Golf VII (54 fotos)

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña (parte 1)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios