Síguenos

Toyota Prius+

Ayer conocimos un poco mejor los detalles exteriores e interiores del nuevo Toyota Prius+, detalles como la flexibilidad del juego entre maletero y los asientos plegables independientes aportan un valor extra a las familias o personas que gustan de llevar el coche cargado de cosas, esos son los objetivos de Toyota con el Prius+.

Durante la presentación no quedó muy claro cual es el público objetivo de este coche, lo que sí quedó claro es que Toyota buscaba mezclar los conceptos de vehículo familiar y vehículo con un bajo consumo. El primer punto sí está en la mezcla, para comprobar si han echado el segundo toca encender el Toyota Prius+, que es lo que haremos hoy.

La prueba desde luego fue bastante fructífera, porque además de conducir nosotros, compartimos coche con un compañero que nunca había conducido un híbrido, por lo que pudimos comparar los datos de una conducción normal con la de alguien con varios miles de kilómetros de rodaje en un híbrido. Los resultados de comparar ambos nos darán una buena idea de que tipo de gente podría decantarse por el Toyota Prius+ en concreto.

Prueba en carretera del Toyota Prius+

Toyota Prius+

Arrancamos la prueba en el aeropuerto de Viena, los primeros kilómetros los iba a realizar mi compañero. Me puse en modo niño repelente a explicarle los básicos de funcionamiento del coche. En menos de un minuto nos pusimos en marcha, mientras yo observaba y respondía a sus preguntas, empezábamos el recorrido.

Desde los primeros momentos observé los mismos comportamientos que a gente a la que he dejado mi coche, aceleraciones extrañas, frenadas en los últimos metros antes de la detención… La mayoría de estas cosas ocurren porque el cambio CVT y el sonido del motor pueden distraernos bastante a la hora de acelerar, puede parecer que no aceleramos nada, aceleramos más y parece que aceleramos demasiado, por lo cual soltamos el acelerador y repetimos el proceso, por lo que el motor no va nunca a régimen estable. La falta de retención del motor tampoco ayuda a la hora de frenar.

Esto significa que el coche va consumiendo más combustible de lo normal hasta que se coge la costumbre de mantener lo más estable posible el régimen e ir previendo las frenadas para no utilizar los frenos hidráulicos, si no aprovechar la frenada regenerativa para llenar todo lo posible las baterías. ¿Complicado? No, es un reto que cualquier conductor habitual de un híbrido encontrará muy sencillo, pero que alguien que lo conoce de nuevas encontrará pesado al principio.

Toyota Prius+

Al volante del Toyota Prius+

Llegamos a la parada intermedia de la ruta entre Viena y Bratislava, toca cambio de conductor. Me pongo al volante y enciendo el Toyota Prius+. Encuentro muchas cosas familiares, el volante, el HUD que nos muestra la velocidad proyectada en el cristal del parabrisas, la palanca de cambios, el freno de pie… en marcha.

La primera cosa que veo distinta en este Prius es que en el HUD no se puede poner la barra Eco. No es una cosa que vaya a preocuparnos, porque en el Prius+ el panel de instrumentos se ha redistribuido y ahora la barra Eco tiene su sitio en posición vertical en el extremo izquierdo del panel, por lo que apenas tendremos que desviar la vista de la carretera para verla.

Por delante teníamos un reto, bajar el consumo todo lo posible, para lo que con permiso de mi compañero empecé a conducir de forma bastante más suave y aplicando sencillas técnicas de conducción eficiente. El itinerario ayudó bastante, la zona entre Viena y Bratislava es bastante llana, llena de pueblecitos pequeños donde el consumo se reducía a 0 y realmente favorable para conseguir un bajo consumo.

Toyota Prius+

En el acabado Eco o Advance con el sistema Touch o Touch&Go la información de consumo de combustible viene en el cuadro de instrumentos, podemos variar las informaciones que queremos ver pulsando el botón DISP del volante. A tenor de esto, el Touch Tracer se ha desplazado del cuadro de instrumentos al HUD en el Toyota Prius+.

Este sistema nos muestra el botón del volante sobre el que tenemos el dedo, y aunque en el HUD es más útil que en el panel de instrumentos por tener que mover menos la vista de la carretera, nunca le he encontrado una gran utilidad real a este sistema. También en el HUD veremos indicaciones del navegador, pero solo en el acabado Executive.

En el apartado meramente dinámico, el Toyota Prius+ se nota algo más pesado y grande que el Prius convencional. En las curvas oscila algo más, aunque como buen familiar, su propósito no es ser un dechado de prestaciones dinámicas, si no un coche cómodo, y sin duda lo es. La suspensión me pareció más blanda que la del Prius normal, esto se nota en carretera, porque es una delicia de suavidad y confort.

Toyota Prius+

Una de las cuestiones que llevaba de casa se respondió al poco tiempo de empezar a conducirlo. ¿No necesita un motor algo más potente? Pues personalmente yo diría que sí. Aunque los 136 CV del grupo híbrido son suficientes, no son nada más que eso, se nota bastante perezoso, más que el Prius convencional y no me lo quiero imaginar cargado con siete personas y todo el equipaje posible.

El motor del Prius+ es idéntico al del resto de la gama Prius, un grupo híbrido de 136 CV sacados a base de mezclar la potencia de un motor térmico 1.8 de 99 CV y un eléctrico de 80 CV. La batería en este caso es de iones de litio y va colocada entre los asientos delanteros, cubierta con la consola central, es más pequeña en tamaño que la equivalente de Niquel Metal Hidruro y pesa solo 34 kg.

El Toyota Prius+ lleva un sistema de compensación del cabeceo, consiste en unos sensores que miden la velocidad de las ruedas y detecta si el morro está subiendo o bajando para intentar compensar estos desplazamientos mediante la gestión del motor eléctrico, aumentando o reduciendo el par producido y generando una fueza opuesta.

Toyota Prius+

Personalmente no lo noté actuar en ningún momento, pero la verdad es que la ruta no tenía sitios realmente bacheados o con badenes donde seguramente se note con más claridad. Una de las cosas que noté al Prius+ respecto al Prius normal es que normalmente había que ir más arriba en la barra Eco para mantener la velocidad.

Incluso en los planeos de la conducción eficiente en ligeras pendientes, donde en el Prius normal basta con colocarlo en el punto cero (ni generando energía ni gastándola) para mantener la velocidad, en el Toyota Prius+ hay que apretar el acelerador más y gastar energía de la batería o incluso arrancar el motor. Todo hacía presagiar que el consumo sería mucho más elevado que la ficha.

Intentando consumir poco

Para ayudarnos a hacer buenos consumos, todos los Prius+ cuentan con control de crucero, en el caso del Executive lleva control de crucero adaptativo, que mide la distancia con un radar milimétrico e intenta mantener la velocidad y la distancia con el coche que nos precede en la medida de lo posible. Además utiliza el radar para detectar si nos acercamos demasiado a obstáculos y en caso de colisión inminente, nos avisa y si es necesario aplica los frenos y tensa los cinturones.

Toyota Prius+

La ficha técnica especifica un consumo combinado de 4,1 l/100 km con las llantas de 16 pulgadas, llantas que equipaba el modelo que cogimos en el primer trayecto entre Viena y Bratislava. Cometí un error de novato, se me olvidó apuntar la cifra de consumo al llegar a nuestro destino, pero habían apuntado nuestros consumos para compararnos con los de otros compañeros.

4,8 l/100 km de ordenador. Si el error sigue siendo como en el Prius convencional, eso significa un consumo real de 5,2 o 5,3 l/100 km. Cuanto menos ajustado. Tocaba volver a Viena desde Bratislava y esta vez conducía yo primero hasta la parada intermedia. Como el consumo del día anterior me pareció un poco elevado, me puse en modo ultraeficiente (en la medida de lo posible).

Toyota Prius+

Resultado final, 43,3 km y 4,4 l/100 km, el coche del segundo día era un equivalente al acabado Executive con las llantas de 17 pulgadas que homologa en ciclo combinado 4,4 l/100 km. Lo había clavado, al menos en la cifra registrada por el ordenador. Si no fuese porque el consumo real es algo más elevado…

Como conclusión, y antes de daros los precios, diré que este último consumo me cambió ligeramente la opinión que tenía hasta entonces del Toyota Prius+. Vale, se queda algo justo de potencia, pero la economía de combustible y de mantenimiento siguen ahí, a poco que el comprador se acostumbre puede conseguir unas cifras muy buenas de consumo.

¿Tienes familia y buscas un coche grande, con un precio en la línea de la competencia y que consuma poco? El Prius+ puede ser tu coche, está en la horquilla de precios de la competencia con motores diesel de similar potencia y el equipamiento está a la altura desde el acabado más bajo.

Precios del Toyota Prius+

VersiónPrecio
Prius+ Eco27.200 €
Prius+ Advance29.200 €
Prius+ Executive33.700 €
Go (Navegador para Eco y Advance)+750 € al precio del coche

El Toyota Prius+ se podía reservar desde hace casi un mes, pero las ventas oficialmente empiezan este mismo lunes.

Ver galeria completa » Toyota Prius+ (presentación) (51 fotos)

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Toyota Prius+, presentación y prueba en Austria y Eslovaquia (parte 1)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

35 comentarios