Síguenos

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Sin dejar a un lado la polémica creada durante las últimas entregas de esta prueba sobre si los vehículos con carrocería familiar son tan atractivos, menos o más que sus equivalentes en carrocería berlina, llegamos a la recta final de este profundo análisis del Audi A4 Avant 2.0 TDI.

Durante los últimos días hemos ido viendo con detenimiento tanto su estética exterior como su interior, y no podíamos pasar por alto sus cualidades dinámicas y su sobresaliente motor que a tantos y tantos modelos da vida. Ahora toca hacer un resumen de todo lo que hemos dicho a lo largo de la prueba.

La última de las partes, centrada en el equipamiento y las diferentes versiones, nos dejó un sabor de boca un tanto amargo debido al elevado precio de las opciones y al escaso equipamiento de serie con indiferencia de la motorización elegida, salvo si optamos por las más deportivas, S4 y RS4, que sí vienen más equipadas de fábrica.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Valoración general

Si bien es cierto que la habitabilidad del Audi A4 con carrocería familiar no es tanta como cabría esperar de un coche de sus características, lo cierto es que sus competidores más directos tampoco son grandes ejemplos de amplitud interior. Quizá un modelo de segmento superior y mayor tamaño, como el A6 Avant, sea mejor opción que este A4 si lo que buscamos es una gran habitabilidad.

El maletero, de 490 litros de capacidad, tampoco destaca por ser demasiado generoso aunque, de nuevo, está en la línea de los de sus competidores. Resulta curioso que la berlina ofrezca sólo 10 litros menos de volumen (480). Con asientos abatidos, no obstante, el familiar tiene casi 500 litros más de capacidad de maletero.

Donde el Audi A4 no tiene rival es en la calidad de los materiales elegidos para el interior y en el nivel de acabados que caracteriza a la marca. Puede que el Clase C Estate tenga un interior con más clase pero desde luego el habitáculo del Audi es de gran calidad y de lo más elegante.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Mención aparte merecen tanto el chasis como el propulsor turbodiésel de dos litros. El primero, muy equilibrado, ofrece una suavidad de marcha digna de modelos más grandes pero sin comprometer las capacidades dinámicas. No es un coche torpe ni se siente pesado. Es más, parece mucho más ligero y ágil una vez te pones al volante de lo que podrías imaginar en un principio.

Por su parte, el motor 2.0 TDI en su variante más potente, de 177 CV, es un auténtico lujo no sólo por sus prestaciones y por lo silencioso que resulta, sino también por los ajustados consumos que se pueden obtener de él. No echaremos en falta más potencia salvo que queramos viajar cargados hasta la bandera y a la velocidad del trueno. Además, si lo combinamos con el cambio Multitronic la comodidad de marcha se multiplica ya que las transiciones entre marchas ni se notan.

En definitiva, este Audi A4 Avant es un referente dentro de su segmento tanto en calidad interior como a nivel dinámico, siendo además el 2.0 TDI una gran elección. La habitabilidad interior y la capacidad del maletero no son tan buenas como cabría esperar, pero hay que apuntar que estamos ante el familiar más pequeño de la gama Audi así que, si lo que buscamos es mucho espacio, deberemos apuntar algo más arriba.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

En pocas palabras

A4 Avant 2.0 TDI Multitronic

  • A favor: Calidad de materiales y acabados interiores, motor enérgico y refinado, consumos ajustados, chasis equilibrado, suavidad de marcha
  • En contra: Habitabilidad justa, maletero no demasiado generoso, equipamiento de serie escueto, precio alto de las opciones
  • Puntuación final: 8,5/10

Ficha técnica

A4 Avant 2.0 TDI Multitronic

  • Cilindrada: 1.968 cm³
  • Motor: 4 cilindros en línea (177 CV)
  • Par máximo: 380 Nm CEE a 1.750 RPM
  • Peso en vacío: 1.575 kg.
  • Velocidad máxima: 211 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,1 s
  • Transmisión: Multitronic de 8 velocidades
  • Consumo urbano: 5,6 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 4,5 l/100 km
  • Consumo mixto: 4,9 l/100 km
  • Combustible: Gasóleo
  • Capacidad del depósito: 63 litros
  • Capacidad del maletero: 490 litros – 1430 litros (asientos abatidos)
  • Neumáticos: 245/45 R17

Precios del Audi A4 Avant

Versión probada (sin extras)

  • Audi A4 Avant 2.0 TDI 177 CV Multitronic: 41.000 €

Alternativas en gasolina/diesel

  • Audi A4 Avant 1.8 TFSI 120 CV: 31.910 €
  • Audi A4 Avant 1.8 TFSI 170 CV: 35.390 €
  • Audi A4 Avant 1.8 TFSI 170 CV Quattro: 37.920 €
  • Audi A4 Avant 2.0 TFSI 180 CV Flexifuel: 37.390 €
  • Audi A4 Avant 2.0 TFSI 211 CV Quattro: 43.310 €
  • Audi A4 Avant 2.0 TDI 120 CV: 34.510 euros €
  • Audi A4 Avant 2.0 TDI 143 CV: 36.010 €
  • Audi A4 Avant 2.0 TDI 177 CV Quattro S-Tronic: 43.530 €
  • Audi A4 Avant 3.0 TDI 204 CV: 42.160 €
  • Audi A4 Avant 3.0 TDI 245 CV Quattro: 48.300 €
  • Audi S4 Avant 3.0 TFSI 333 CV Quattro S-Tronic: 63.070 €
  • Audi RS4 Avant 4.2 FSI 450 CV Quattro S-Tronic: 87.740 €

Ver galeria completa » Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba (55 fotos)

El coche para esta prueba ha sido prestado por Audi. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | (exterior e interior, conducción y dinámica, equipamiento y versiones)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios