Sigue a Motorpasión

Nissan Leaf

En el sistema legal de los países desarrollados, está prohibida la discriminación por razones de sexo (al menos en teoría). Sin embargo, existe la posibilidad legal de hacer distinciones tomando como base estudios estadísticos fiables. Por ejemplo, está demostrado que los hombres viven menos tiempo que las mujeres, a efectos de seguros de vida.

Debido a las estadísticas, también se ha demostrado que las mujeres tienen menos accidentes de consecuencias graves, les quitan menos puntos, les multan menos, etc. Por eso los hombres pagamos primas de seguro más altas que las mujeres en la inmensa mayoría de los casos. Eso cambiará antes de 2013.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha considerado que esa distinción es realmente discriminatoria, y a partir del 21 de diciembre de 2012 no se podrá utilizar el género sexo del asegurado como excusa para subirle la prima o rebajársela. Esto hará tambalearse al mundo de los seguros tal y como lo conocemos.

Veamos, con ese fallo judicial en mano, en 2013 ya no me podrían cobrar de más por ser hombre, por lo que me bajaría la prima (ausencia de siniestralidad aparte). Pero claro, pensar en que todos vamos a tener precio de mujer es algo más iluso pensar que van a llover lingotes de oro.

Lo que pasará es que los precios para hombres bajarán o se mantendrán, pero las que pagarán el pato serán ellas, que verán subida sus primas. Por mucho que nos cueste admitir la realidad, está ahí, y las mujeres son clientes más rentables a efectos de aseguradoras porque dan menos problemas en un sentido macro.

De todas formas, por mucho que se quiera que haya iguales e igualas, hombres y mujeres siempre vamos a tener diferencias, en algunos planos considero personalmente que es bueno ser iguales, pero en otras cosas no estoy de acuerdo y no es algo que degrade a la dignidad de la mujer. Por ejemplo, cargar cajas en un camión, un hombre es más adecuado.

Desde luego las aseguradas no van a quedar nada satisfechas con este fallo, y nosotros estaremos un poco más satisfechos. Ya solo quedaría que otros factores más objetivos influyesen en la prima, como un examen psicológico, conductas de riesgo demostradas y cosas por el estilo. Porque inútiles e inútilas hay en ambos bandos, y lo mismo en cuanto a buenos conductores.

Eso sí, si ellas pasan a pagar primas de hombre y nosotros no obtenemos ventaja, entonces seremos pringados y pringadas en igualdad total. Será el momento de invertir en aseguradoras, dispararán su beneficio.

Fuente | Deia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios