Sigue a Motorpasión

Cabina y coche

Una de las dificultades con las que se encuentran los usuarios a la hora de valorar si comprar un coche eléctrico es la falta de puntos de recarga a lo largo y ancho de nuestra geografía. Dado que la opción de llevar un cable de un par de kilómetros no parece muy viable había que buscar otro tipo de soluciones que evidentemente, supusieran el menor coste posible.

En esta línea Telefónica y Endesa han firmado un acuerdo en virtud del cual, junto con el Ayuntamiento de Madrid, pretenden acondicionar 280 cabinas de teléfono para que sirvan además de para cumplir con su función tradicional, servir como punto de recarga para vehículos eléctricos.

La idea es aprovechar la infraestructura ya creada y adaptarla, de manera que con un coste menor, se puedan conseguir el mayor número de puntos de recarga posibles. Tened en cuenta que las cabinas telefónicas ofrecen puntos de servicio con cobertura nacional y disponen casi en su totalidad de suministro eléctrico.

Se evita así tener que realizar obra civil para llevar la acometida hasta la misma. Para que os hagáis una idea en España se podrían adaptar hasta 15.000 cabinas para que sirvieran además de punto de recarga.

¿Cómo recargo mi vehículo eléctrico?

En primer lugar hay que estacionarlo en la plaza de aparcamiento habilitada al efecto. Estas plazas, situadas lo más cerca posible de la cabina telefónica son de uso exclusivo para aquellos que vayan a hacer uso del punto de recarga.

Me he fijado que con criterio, aunque la cabina solo tiene un enchufe, hay dos plazas habilitadas, una para el que está recargando, y otra para un segundo vehículo que espera a que finalice el primero.

Señal eléctrico

A continuación nos dirigimos a la cabina de teléfono tradicional, y no tenemos más que seguir las instrucciones. Debemos descolgar el teléfono y seleccionar en el menú la opción de recarga de vehículos. Para ello debemos introducir la tarjeta prepago “Cero Emisiones”.

Esta tarjeta prepago se entrega también de forma gratuita en el Ayuntamiento de Madrid y además de habilitarnos para usar los puntos de recarga de los que estamos hablando, durante el primer año nos permitirá hacerlo de forma GRATUITA. A partir de ese periodo finaliza la fase de pruebas y comenzaría la explotación comercial de los puntos de recarga.

Después debemos introducir el tiempo que deseamos que el vehículo este recargando. En esto hay que estar un poco más atento, ya que una vez que se inicia el proceso, la trampilla que protege el enchufe se bloquea, impidiéndonos sacar el enchufe antes de tiempo.

Cabina

Doy por hecho que este mecanismo está pensando para impedir que algún listo nos quite nuestro enchufe y ponga el suyo, ya que dado que la recarga puede demorarse, el dueño del vehículo que recarga legalmente no siempre estará presente.

No obstante existe un procedimiento especial para liberar la trampilla antes de tiempo, y que se detalla junto a las instrucciones de uso normales que están en la cabina.

Hablando de legalidad hay que recordar que todos los vehículos eléctricos pueden aparcar gratuitamente en todo Madrid gracias a una tarjeta especial que se solicita en el Ayuntamiento. El vehículo que Endesa ha usado como demostración curiosamente contaba con esta tarjeta.

Tarjeta aparcamiento

Esta iniciativa se enmarca dentro del Plan Movele, que pretende fomentar el uso del vehículo en España y que prevé la introducción de 2.000 vehículos eléctricos y la instalación de 546 puntos de recarga en Madrid (280), Barcelona (191) y Sevilla (75).

Desde mi punto de vista es una solución ingeniosa que además de dar una segunda vida a las cabinas telefónicas (a este paso vamos a tener que explicarles a los más jóvenes que cuando no había móviles había teléfonos fijos prepago por toda la cuidad), aprovecha la infraestructura creada para la cabina, ahorrando costes y permitiendo la extensión de los ahora mismo escasos puntos de recarga.

Esperemos que con estos nuevos puntos se rompa el círculo vicioso que supone la falta de ventas de vehículos eléctricos como consecuencia de la falta de puntos de recarga y viceversa. Si ya tienes un vehículo eléctrico o simplemente queréis ver la primera cabina habilitada, está muy cerca de la sede de Telefónica, en la Ronda de la Comunicación. Para más señas, en las inmediaciones de la boca de metro del mismo nombre.

Enchufe

En Motorpasión | Coches eléctricos: ¿qué son y cómo funcionan?, Historia de los coches eléctricos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios