Sigue a

Nissan LEAF 2013 Visia blanco 02

No hay muchos coches eléctricos a la venta en España, pero entre los que ya se pueden comprar, el Nissan LEAF ha sido el más vendido en el año 2012, aunque en términos absolutos el número de unidades vendidas sea muy bajo en comparación con lo que un coche compacto convencional se vende.

Era el año 2010 cuando Nissan lanzó su gran apuesta de futuro, un coche 100% eléctrico diseñado desde un primer momento como tal, que fuera un coche agradable de utilizar en el día a día, sin ruido ni humos, consumiendo aproximadamente la tercera parte de energía que un diésel o la cuarta parta que un gasolina: el Nissan LEAF.

Nissan LEAF 2010 azul 20 Nissan LEAF 2010

Y la apuesta era muy arriesgada, por la gran inversión que suponía y por las reticencias de un mercado que todavía hoy en día asocia coche eléctrico con un coche de juguete, con un carrito de golf o con un coche “que no es un coche de verdad”.

En la que algunos llamamos la tercera venida del coche eléctrico ha coincidido además, con muy mala fortuna, una grave crisis económica y financiera global, que desde luego no ha ayudado nada a popularizar este tipo de vehículos (ni a invertir dinero en infraestructuras de recarga, ni a tener dinero que poder gastar comprando coches, sean del tipo que sean).

En todo este tiempo, poco más de dos años, en tres mercados principales, Japón, Estados Unidos y Europa, Nissan ha vendido más de 55.000 unidades de Nissan LEAF. No han sido todas las que las previsiones iniciales esperaban vender, pero aún así son muchas, tanto como para poder decir que el Nissan LEAF es el coche eléctrico más vendido de la historia.

Nissan LEAF 2013 blanco 06

No hay coche perfecto

Esto es algo obvio, no hay coche perfecto, y si hay un coche que por cualidades roza la perfección, entonces casi seguro que su pega es el precio (o que te arruina cada vez que hay que pasar por la gasolinera). Y a un coche eléctrico le sucede lo mismo, tampoco es perfecto.

El Nissan LEAF ha demostrado ser un buen coche, lo digo con conocimiento de causa, ya que he tenido ocasión de conducirlo varias veces. Es muy cómodo, muy silencioso y tiene un rodar muy refinado, muy señorial, como si fuera un coche más grande y caro, y no un compacto que no llega a 4,5 m de largo.

No hay vibraciones de ningún tipo, no hay ruidos, no hay tirones, es impecablemente suave y progresivo y ni siquiera a alta velocidad en autopista es ruidoso, gracias a su cuidada y sofisticada aerodinámica, con un detalle que sin duda reconoce el esmero con el que los ingenieros trabajaron en el coche: los faros delanteros tienen un diseño “saltón” y un tanto extraño para desviar el flujo de aire a alta velocidad y que este no impacte contra los espejos retrovisores y no genere ruido.

Es además un coche bien acabado, razonablemente espacioso y con un interior acogedor, no exento además de la última tecnología como el sistema telemático Carwings con conexión a Internet, o los faros LED. Estas son la luces del Nissan LEAF (explicadas con más detalle).

Nissan LEAF faro LED aerodinámico

Pero es un coche eléctrico. Y como tal no puede evitar tener las pegas que estos coches todavía tienen. Es más costoso que un coche similar de combustión, aunque no es menos cierto que con un muy inferior coste de uso, si se hacen muchos kilómetros al año puede salir a cuenta.

Y su autonomía es limitada. Homologa 175 km, pero reales son algunos menos, y eso hace que no sea un coche para todo tipo de conductores, ni para hacer viajes largos, aunque seguro que sería un placer hacerlos, sino para aquellos que lo tengan como segundo coche para moverse por ciudad y alrededores.

No voy a pasar por alto su diseño, singular sin duda, pero que no gusta a todo el mundo. Yo le he cogido cariño con el tiempo, pero a muchos ha desanimado a considerarlo como opción a comprar. Estas son las sombras del Nissan LEAF (explicadas con más detalle, por si tienes curiosidad).

Nissan LEAF 2013 rojo 04

Nissan LEAF 2013, ir a mejor

Los cambios no siempre son inmediatos ni se producen cual revolución. En la realidad suelen llegar poco a poco. En 2013 Nissan lanza un Nissan LEAF puesto al día, un nuevo LEAF que no llega siquiera a poderse llamar restyling, porque su diseño apenas cambia. Pero sin embargo, aunque discretos, hay cambios.

Nissan tuvo en cuenta la opinión de los propietarios, los comentarios de quienes lo usan día a día, la opinión de los blogs y foros especializados y los datos de uso registrados por la plataforma Carwings, para intentar mejorar el coche, aunque sea paso a paso.

El Nissan LEAF 2013 es más ligero, más aerodinámico, acelera algo más rápidamente aunque siga teniendo 109 CV, se han reajustado la suspensión para ser más firme y la dirección para ser más directa, tiene algo de más espacio en las plazas traseras, tiene más maletero, se puede recargar más rápido, tiene más autonomía y según versiones (ahora habrá tres y no solo una) tiene más equipamiento. O al menos eso indica la marca, pero no os preocupéis, que en unos días lo comprobaremos.

Nissan LEAF 2013 maletero 02

Pero no es una revolución, cierto. Su autonomía homologada pasa de 175 a 199 km. A muchos les seguirá pareciendo poco, pero desde luego es una mejoría. Desde mi punto de vista, para lo que está pensado, y pudiendo hacer recargas rápidas si es necesario, se deja utilizar mucho más de lo que a priori uno piensa.

Las baterías no cambian. El nuevo Nissan LEAF 2013 es todavía más eficiente y consume menos energía, incluso cuando en invierno haya que utilizar la calefacción, que ahora será por bomba de calor que viene a consumir un 70% menos que la calefacción tradicional.

Y parece que será también algo más barato, por lo menos al haber una versión más básica, y con suerte porque ahora se fabrica en Europa, en el Reino Unido, y eso reduce los costes de transporte y evita los aranceles de la importación desde Japón. Incluso podría venderse con la opción de alquilar las baterías. Al menos eso es lo que podemos esperar.

En Motorpasión Futuro | Nissan LEAF:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios