Sigue a Motorpasión

BMW y Toyota

No hay muchos detalles por el momento, pero entre los últimos acuerdos que han firmado BMW y Toyota —derivados de un marco de colaboración revelado en marzo de 2012 y ratificado en junio— se confirma el estudio de una plataforma conjunta para desarrollar un modelo deportivo.

Se tratará de un diseño de “tamaño medio” cuyo prototipo deberá estar listo al acabar 2013. Cada una de las empresas espera de la otra poder aprovechar “la tecnología y el conocimiento” que permitan que el nuevo deportivo saque las mejores cualidades de papá y mamá ambas firmas. Y la idea es que este sea el primer paso de una colaboración estable en el desarrollo de deportivos.

Aquí, más que pensar en un deportivo que se parezca a tal o a cual más las ruedas de aquel otro, todo parece indicar —más que nada, por cómo se plantean estos dos fabricantes el concepto colaboración— que trabajarán a nivel interno en plataformas y en la parte más industrial, más centrada en los procesos productivos. A priori no parece que vayamos a conocer un Toyobarumw.

Por otra parte, la alianza entre BMW y Toyota avanza en tecnologías de la pila de combustible, donde volcarán sus esfuerzos a partir de todo lo probado hasta la fecha por la nipona, que no es poco, para comercializar en 2020 un vehículo con una nueva pila de combustible, un depósito de hidrógeno, un motor y una batería específicas. Full equip.

También aliarán sus fuerzas en la reducción de masa de los vehículos, donde los deportivos que traigan al mundo abrirán un camino que podrán aprovechar ambas firmas por separado, y por supuesto en la nueva generación de baterías de litio que vienen trabajando desde marzo.

En Motorpasión | BMW y Toyota amplían su alianza más allá de las baterías
En Motorpasión Futuro | BMW construirá un prototipo de pila de hidrógeno en 2015 con tecnología de Toyota

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios