Publicidad
Publicidad

Los coches de competición más bellos de la historia: Seat

Los coches de competición más bellos de la historia: Seat
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Finalmente llega el turno de una marca de casa, y es que aunque hoy en día sea propiedad de Volkswagen, Seat sigue con un sabor muy mediterráneo, muy "nuestro", lo que hace que en España siga siendo una marca popular. Seat tiene una larga historia en el automovilismo, aunque ha sido en las últimas dos décadas, cuando se ha desarrollado de verdad, destacando en varias competiciones, con sendos títulos del mundo tanto en los tramos como en los circuitos.

Seat Fórmula 1430 - Fórmula 1430

Seat Fórmla 1430

La Fórmula 1430, conocida inicialmente como Fórmula Nacional, fué una categoría de promoción inaugurada en 1970 con los Seat Fórmula 1430. En realidad, la marca española no fabricaba los chasis, y "solo" proporcionaba los motores, provenientes del 1430, y la caja de cambios del Seat 600. Entre los fabricantes de chasis, encontramos marcas como Cordoban, Etco, Hispacart, Javier, Lince, Macoi, Me-pre, Selex o Roan. La prueba inaugural, con 27 participantes, se disputó en el Circuito del Jarama.

La primera temporada se disputó entre el Jarama y el circuito de Montjuïc, en Barcelona, aunque también se viajó a Albi y Paul Ricard para tener alguna prueba fuera de España aunque pudiera seguir siendo asequible para los participantes. En la primera edición, una aplicación del reglamento de forma poco experta en varias ocasiones hizo que hubiera bastantes desacuerdos entre fabricantes de chasis y la organización del campeonato, aunque dichos problemas se fueron eliminando poco a poco.

La particularidad de los Fórmula 1430 es que eran coches especialmente pequeños. Para los pilotos, entrar y salir del coche era un auténtico desafío por la estrechez de la apertura del habitáculo. Además, la posición de pilotaje era mucho más tumbada de lo habitual en los coches de carreras de la época, y los brazos y piernas apenas iban flexionados para llegar al volante y pedales respectivamente. El coche, tan pequeño como era, también era ligero. Con los 75 caballos de potencia del motor original, un peso de 430kg hacía que el coche fuera ágil y tuviera respesta rápida.

Seat Ibiza - Varios

Seat Ibiza Kit Car

Cuando Seat volvió al mundial de rallyes en 1995 con el Seat Ibiza, lo hacía por primera vez desde el Rally de Montecarlo de 1977, donde Antonio Zanini obtuvo un podio con el Seat 124D Especial 1800. Estaba claro, por lo tanto, que el Ibiza no quería devolver el nombre Seat a los tramos para hacer el ridículo. En 1995 se consiguió ganar el Rally Acrópolis en la categoría de dos ruedas motrices. Animados por el éxito, Seat mandaría a su nuevo Ibiza Kit Car para la categoría de 2 litros del WRC en 1996.

Decisión acertada sin ninguna duda, puesto que Seat se convirtió en la primera marca en ganar el título en su debut, y repitió títulos en 1997 y 1998. La dominación de la marca de Martorell era evidente, con pilotos como Harri Rovanperä, Oriol Gómez y Toni Gardemeister al volante. Fueron años dorados para Seat, que vió como estaba en una zona preferencial en lo que se refiere al escaparate mundial en los rallyes, siempre con el color amarillo tradicional de competición en España.

El mejor resultado del Seat Ibiza en la clasificación general de un Rally llegó en el Safari de 1998, cuando Harri Rovanperä terminó en quinta posición. Un resultado especial por muchos motivos, aunque seguramente el principal fué el hecho de obtener una quinta posición en un terreno tan complicado y en un rally tan difícil como el de Kenya. Como curiosidad, ese rally vió el último podio de Ari Vatanen en el mundial de rallyes, a bordo de un Ford Escort WRC.

Seat Córdoba - Varios

Seat Córdoba WRC

Precisamente en 1998 debutó el coche que formaba parte del siguiente paso de Seat en el mundial de rallyes. Tras dos títulos en 1996 y 1997, con el de 1998 bien en carrilado, el Seat Córdoba debutó en el Rally 1000 Lagos, y marcó su primer punto en el RAC Rally de ese mismo año. En 1999 se consiguieron dos podios, en Nueva Zelanda y Gran Bretaña, lo que hacía pensar que el proyecto iba bien encaminado. Seat terminó en quinta posición del campeonato de marcas por delante de Peugeot y relativamente cerca de Ford.

El año 2000 tenía que ser el año del cambio para Seat, con una nueva evolución del Córdoba WRC, pero se encontraron con una temporada más complicada que la de 1999. Igualaron la quinta posición del año anterior, aunque con la mitad de puntos y el último podio en el Rally Safari, con Didier Auriol. Al finalizar la temporada, Seat anunció su retirada del mundial, en el que no ha competido desde entonces. A pesar de todo, los Córdoba WRC siguieron compitiendo en España, ganando tanto los campeonatos de asfalto como de tierra.

Más sorprendente quizás fué la participación del Córdoba en el Rally Dakar de 2002. Se trataba de un WRC que se preparó específicamente para la prueba africana. Con Fernando Gil al volante, llegó a ganar dos etapas y tras el cuarto día de rally iba en cuarta posición, aunque acabaría sufriendo problemas mecánicos que empañarían el buen inicio de la legendaria competición. Además, existió también una versión "silueta" que compitió en Francia.

Seat Cupra GT - Gran Turismo

Seat Cupra GT

El Seat Cupra GT se trata del vehículo más veloz fabricado por la marca española en toda su historia. Puesto que no hay otro vehículo que utilice un motor tan potente (daba 500 caballos), se utilizó un propulsor proveniente de Audi, aunque por lo demás el Cupra GT es totalmente Seat. Se presentó en el salón del automóvil de Barcelona en 2003, y se planteó como un coche que se fabricaría por petición expresa de los equipos que quisieran utilizarlo en competición.

A nivel estético, el Seat Cupra GT supone el punto de transición entre la imagen de Seat de los años 90 y la imagen actual de "Auto emoción" con las líneas curvadas tan características de la segunda generación del Seat León, así como de otros coches como el Seat Altea. Evidentemente, el Cupra GT era un coche pensado para competición, y ese fué su destino. Con Ginés Vivancos y Jordi Gené al volante, fué uno de los animadores del Campeonato de España de GT en 2004.

Fué una sola temporada en competición para un coche exótico a la par que caro y no especialmente competitivo, comparado con los Ferrari, Porsche y otros coches de GT del momento. Por ello, en 2005 ya no se vería de nuevo al Cupra GT en carreras. Fué una historia corta pero intensa, y dejó una intención clara. Seat quiere un superdeportivo, y aún tiene posibilidades de que en un futuro ese ADN pueda ser rescatado en forma de heredero espiritual.

Seat León - Turismo

Seat León WTCC Jordi Gené

El Seat León es el coche insignia de Seat en competición desde hace casi una década. En 2003 se estrenó como coche de carreras con las primeras copas Seat León en varios países de Europa. Unaas carreras populares tanto entre pilotos como aficionados y en la que participó Cora Schumacher (mujer de Ralf Schumacher) en Alemania. Las bases estaban sentadas y en 2005 se introdujo un León de segunda generación en el WTCC, en sustitución del Seat Toledo Cupra que había participado hasta el momento.

Los éxitos no llegaron de forma instantánea, pero poco a poco la situación de Seat fué mejorando hasta poder luchar habitualmente por ganar. Los títulos llegaron en 2008 y 2009. Con Yvan Muller primero y Gabriele Tarquini después, se vencieron tanto los títulos de pilotos como los de constructores durante dos años segidos y todo hacía pensar en una repetición del dominio del Seat Ibiza en su momento, pero a partir de 2010 y con la llegada del Chevrolet RML, Seat empezó a perder importancia, sobretodo tras retirarse como equipo oficial.

Paralelamente al WTCC, el Seat León de segunda generación fué utilizado también en su propia copa, a partir de la temporada 2006. También participaron en el BTCC y se creó la Seat León Eurocup, como categoría telonera del WTCC desde 2008 hasta 2010. Hoy en día Seat sigue compitiendo en el WTCC aunque sin presencia del equipo oficial. En 2012 Gabriele Tarquini consiguió la única victoria de la marca y terminó en cuarta posición del campeonato, con Seat terminando en la tercera posición entre los equipos.

Parece que estamos, en términos generales, de la época con más competición por parte de Seat en su historia. Además, con la presencia de Volkswagen como "casa madre" para la marca española, su futuro está asegurado y podrían perfectamente acabar participando en alguna que otra categoría en los próximos años. De momento, tocará centrarse en el WTCC, aunque con Chevrolet por delante y con un coche dominador, será difícil que puedan plantarles cara.

En Motorpasión F1 | Los coches de competición más bellos de la historia: Ferrari, McLaren, Lotus, Porsche, Lancia, Ford, Toyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, Renault, Alpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Menú

Lo nuevo en motorpasion

Ver más artículos